Mi palabra

¡Usureros, y acaparadores la escoria!

"Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo;

no sea que te chamusques a ti mismo."

William Shakespeare

La oposición, con la colaboración de muchos comerciantes usureros, han utilizado cualquier cosa –hasta excremento humano– para acabar con el proyecto bolivariano. Primero arremetieron contra el Comandante Chávez, y ahora con Nicolás Maduro. Han pasado por el golpe de estado, las guarimbas, hasta meternos en una guerra económica, con una inflación criminal, orientada por el dólar fantasma (dólar Today) el cual va dejando huellas, a tal punto que los aumentos de salarios, puestos en práctica por el gobierno, de la noche a la mañana, se los arrebataron a los trabajadores, sin poder hacer, absolutamente nada. El ejemplo más sencillo, lo conseguimos en las pensiones, y jubilaciones, convertirlas en un cartón de huevos, y un kilo de queso, y cuidado, si la operación aritmética se encuentra más desvalorizada.

A todo esto, tenemos que agregarle la acción criminal de los acaparadores, quienes, no tienen, ni siquiera una mirada de paz con la miseria, porque la mentalidad de estos parásitos de la sociedad, gira en torno al dinero; todo lo que agarran le incrementan el valor, para su beneficio propio sin importarles a quienes están perjudicando; utilizan el tiempo, como un aliado en sus fechorías, y por eso, muchas veces algunos productos alimenticios incautados se encuentran vencidos, como sucedió en días pasados con un lote de sardinas en mal estado.

Con toda razón una abogada, con muchos años en la profesión, le escuche decir muy contrariada: ¿Cuándo van a castigar a los usureros, y acaparadores? La mujer se encontraba en una conversación, donde el tema principal, era la inflación asfixiante, los usureros, y los acaparadores, unos verdaderos criminales de guerra. Estos agentes trasmisores de la anarquía económica, han demostrado habilidad, y capacidad para evadir la justicia, y cuando son aprendidos, aparece una mano poderosa cargada de dinero, para echar por tierra, cualquier evidencia de los hechos.

En medio de esta grave situación económica del país, el cual cada día golpea, incluso a muchos culpables, enemigos enfermizos del gobierno, en complicidad con algunos infiltrados, y para hacer más compleja la situación, apoyados por algunos miembros de seguridad del estado, acostumbrados a la "mantequilla", quienes se benefician del acaparamiento de importantes rublos de la alimentación, y las medicinas. Las informaciones en los principales diarios del país, sobre las incautaciones de productos a nadie sorprenden, pero permite conocer, de donde viene la escasez. Los usureros, y acaparadores actúan descaradamente sin importarles el daño a la población. El único interés es abultar sus cuentas bancarias, y en ese camino, han ido descomponiendo a la sociedad, creando un canibalismo muy preocupante, el cual se comprueba, cuando escuchamos: ¡Nos estamos comiendo nosotros mismos!

Sin embargo, el sadismo en las personas, que adversan al gobierno, muchas veces, como dicen en las barriadas se pasa de la raya. Pongo, como ejemplo un correo, que me hicieron llegar, con algunos errores ortográficos, y una pésima redacción, cargado de un odio visceral, propio de un guarimbero al estilo de Freddy Guevara: "No saben lo feliz que estoy de que muchas familias venezolanas no tendran esta navidad en su mesa el delicioso pan de jamon, ni hallacas y tampoco podrán dsfrutar de un buen vino sagrada familia jejejeje se lo merecen por votar por MADURO jejejeje".

Pensar de esa manera, es regocijarse con las penurias de la población, algo parecido a las actuaciones de algunos dirigentes de la caja de sorpresas: la MUD, entre ellos: Julio Borges, Ramos Allup, y el fugitivo de Antonio Ledezma, quienes, en su obsesión por asaltar el poder, han pedido en reiteradas oportunidades, sanciones drásticas para nuestro país: embargo comercial, para seguir inflando las usuras, y acaparamiento, en su empeño de quebrar la resistencia moral del pueblo. Sin embargo, como dice el refrán: "En guerra avisada, no muere soldado, y si mueres es por descuidado" y parece que es cierto, porque cada día, el pueblo en medio de las dificultades les patea el trasero a los enemigos de la patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 551 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a256409.htmlCd0NV CAC = Y co = US