El gobierno y la ANC han decretado "el fin de la lucha de clases"

La Asamblea Nacional Constituyente ha traído al país la paz ¿A qué costo?, había que pronunciar el último decreto a favor de la Paz: el que dicta el fin de la lucha de clases en Venezuela. Ya se dictó el de promoción y defensa de las inversiones extranjeras y privadas, por eso ahora decide decretar otro que fuera definitorio de la paz. ¡Lo primero es la Paz! (la paz de los pendejos) y después la Democracia (la democracia de los adormilados).

Un estallido social ¿A quién favorece?

En otro momento, digamos que el 27 de febrero de 1989, un estallido social sería una señal clara de lucha de clases por definirse, pero hoy puede significar cualquier cosa. El capitalismo exacerba la paciencia de la población con la especulación, los precios, con el efectivo y existe la opinión casi consensual de que la culpa la tiene Maduro, pero además Chávez y el socialismo. Este es el precio que pagamos por el pacto con los capitalistas (¿ineptitud o cobardía?): que se calumnie a Chávez y al socialismo por lo que está pasando. El resultado de un sacudón social es impredecible, pero huele a fascismo por los dos lados. Si se acelera la crisis de gobierno y sale Maduro, por efectos de presión política, la represión a los manifestantes será cruenta. Si Maduro resiste la embestida la represión será igualmente cruenta. La primera, a los "chavistas", la segunda a los chavistas, sin comillas. Total, ¿qué es eso pal el capitalismo?... le da igual si hay democracia burguesa o fascismo.

Samán vs PSUV

Tuvo que salir Maduro a apabullar Samán con una cadena, hacerle el trabajo a Érica Farías ¿Y si gana Samán? La crisis de gobierno se acelera. El pacto con la burguesía ahora más que nunca le es necesario, necesitan gobernar, necesitan un Estado distinto al que prometen los militares. La Fuerza Armada sigue siendo un enigma a descifrar por la socialdemocracia… pero ¿Qué es eso pal capitalismo? Les da igual si hay democracia burguesa o fascismo. La única diferencia es el pacto social, pero los capitalistas lo inventaron y saben que se trata de una pantomima.

La clase media dice: "Cuando éramos felices y no lo sabíamos" (evocando tiempos adecos copeyanos)

Resulta que cuando era feliz la clase media, la mayoría del país tampoco lo sabía, porque paso trabajo, hambre y toda clase de necesidades. Hoy lo que ocurre es que la clase media, a la que se supone Maduro estimula con su "nuevo modelo económico", se ha empobrecido a los niveles de clase baja, mientras espera por la reactivación del aparato productivo, los créditos para los emprendedores y baje que el dólar... Lo que ocurre también es que, a fuerza de estimular el materialismo se ha ampliado la conciencia pequeñoburguesa a los niveles de la clase más baja, de ahí que solo esperamos que ocurra un estallido social y no la manifestación política de una lucha de clases: todos somos pequeñoburgueses.

Cuando no se queme un autobús o una grúa de la electricidad; no se saquee una oficina gubernamental, sino que se tome el control de las fábricas, de los mercados y del gobierno, podremos decir "huele a lucha de clases", "huele a conciencia de clases". Pero hasta ahora no debemos conformar con una crisis de signo todavía incierto.

Esto se lo debemos a la reacción, a las manipulaciones de los medios de difusión de la derecha, de los imperios. Pero sobre todo se lo debemos al manejo cómplice de los medios de difusión controlados por el gobierno, a las políticas de pactos del gobierno con la burguesía, a la poca claridad o definición política del gobierno, y al estímulo incesante a la vida cómoda y materialista, en dos palabras, a su conciencia pequeñoburguesa.

Elecciones narcóticas, que no es lo mismo que narco elecciones

Narco elecciones pudieran ser las elecciones en Colombia o en México, gana quien gane siempre gana un narco gobierno, porque son narco Estados. En Venezuela, donde se intentó hacer una revolución socialista, todavía las elecciones no han llegado a ese extremo de indecencia, todavía queda formación política y moral del legado de Chávez. Pero sí estamos en la previa, es decir, en la etapa donde las elecciones nos narcotiza de nuevo, como hace 20 años atrás, para que olvidemos que en la sociedad existe de forma velada o no una lucha de clases. Cuando es velada, bueno es velada, nadie se percata de ella tan fácilmente, pero cuando no es así, el gobierno se encarga de "igualar" a los extremos, en confundir la crítica revolucionaria con la crítica de la derecha, a ponerlos a todos en el mismo saco, para negar la existencia de una verdadera lucha de clases, sino de una oposición entre violentos y demócratas. Lejos queda Marx, la explotación del trabajo humano, la alienación y el fetiche de la mercancía, el control a través de los aparatos ideológicos, y un sinfín de etcéteras conceptuales, de análisis y estudios que confirman la existencia de una lucha perenne de clases, entre clases antagónicas… pero ¿Qué es eso pa ellos?, si ya se les olvidó que por creer en Marx y en la lucha de clases mataron a Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 558 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a255309.htmlCd0NV CAC = Y co = US