¿Acaso Venezuela será de nuevo invadida? (I)

José Cipriano Castro Ruiz nace en Capacho Viejo, Táchira, Venezuela, el 11 de octubre de 1858 y muere en Santurce, Puerto Rico el 4 de diciembre de 1924. Cipriano Castro fue un militar y político venezolano que se convirtió en jefe de Estado entre 1899 y 1908, primer presidente de facto tras el triunfo de una guerra civil, y desde 1901 como presidente constitucional. Castro, en el ejercicio de la presidencia de Venezuela, es amenazado por algunas potencias extranjeras que reclaman una inmediata cancelación de las deudas con ellas pendientes, días después del reclamo del pago de estas deudas se crea la crisis de 1902, con ocasión del bloqueo marítimo de las costas venezolanas en el mes diciembre, es decir, dentro de algunos días se cumplirá 112 años de que la planta del extranjero en forma violenta pisa el suelo de este país. Sin embargo este bloqueo es levantado a partir del 13 de febrero de 1903, en virtud del protocolo firmado esa fecha en Washington D.C., ya que Estados Unidos estuvo como mediador en el conflicto y logra acordarse con las naciones invasoras, según tal Protocolo se acuerda que Venezuela pagaría lo adeudado poco a poco, para lo cual dispondría del 30% de sus ingresos aduanales.


El bloqueo naval a nuestras costas venezolanas, o atropello del imperialismo, se produce por parte de los ingleses, alemanes e italianos, esta agresión llevada a cabo por el cobro compulsivo de abultadas deudas morosas pendientes, y que sobre las cuales el gobierno venezolano mantenía objeciones doctrinarias sustentadas en principios de derecho internacional. Fue el 9 de diciembre de 1902, cuando 15 unidades de la armada inglesa y alemana, actuando en operación conjunta atacan el puerto de La Guaira y sus tropas desembarcan en sus muelles y se apoderan de ellos. La pequeña flota de guerra venezolana no opuso ninguna resistencia por no estar suficientemente equipadas bélicamente y a la altura de las circunstancias. La flota venezolana estaba compuesta por naves de procedencia civil, y varias armadas con pequeños cañones y también pequeños lanzatorpedos. En total eran diez cañoneras en servicio con los nombres de: Bolívar, Miranda, Monagas, Federación, Augusto, Ossum, Totumo, General Crespo, Margarita y Restaurador, tales buques fueron apresados por los alemanes, a esta pequeña flota se le sumaban el transporte Zamora y el remolcador Zumbador. Las cañoneras Totumo y General Crespo fueron remolcadas a mar abierto por los ingleses y hundidas el día 10 diciembre, además que en rápido desplazamiento naval, el mismo día 10, dos buques alemanes apresan un vapor de guerra venezolano en Guanta, éste es incorporado a su propia flota y obligado a navegar con la bandera británica izada en lo más alto.

El 22 de diciembre de 1902 el vicealmirante inglés Archibald Lucas Douglas, comandante de la armada conjunta, en esta ocasión a nombre del imperio británico, hace publicar en el diario El Heraldo de La Guaira la siguiente disposición: "Por la presente se notifica que un bloqueo ha sido declarado para los puertos de La Guaira, Carenero, Guanta, Cumaná, Carúpano y las bocas del Orinoco, y se hará efectivo desde y después del 20 de diciembre..." Este comunicado sólo se refería a La Guaira y a las costas situadas al este de dicho puerto, porque las costas occidentales quedaron a cargo de los alemanes, quienes se dirigen con preferencia hacia el Castillo de San Carlos y en un escrito declaran: "Según ordenanzas de Su Majestad el Emperador de Alemania declaro por la presente el bloqueo de los puertos venezolanos de Puerto Cabello y Maracaibo" El bloqueo para Puerto Cabello empezó el 22 de diciembre y el de Maracaibo el 24 de diciembre. El sábado 17 de enero de 1903, el cañonero Panther apoyado por el crucero ligero Falke, ambos de bandera alemana, persiguen a una goleta mercante que había burlado el bloqueo e intenta pasar por la barra del Lago de Maracaibo, el Panther al no conocer la barra del lago de Maracaibo encalla cerca del Castillo de San Carlos, quedando a tiro de los cañones de la fortaleza zuliana. Es entonces que empezó un duelo de artillería entre los buques invasores y el Castillo. Los artilleros venezolanos Manuel Quevedo y Carlos José Cárdenas con un cañón Krupp de 80mm, logran impactar al Panther, averiándolo de consideración. En esta acción de ataque resultan heridos, en el Castillo San Carlos, seis valientes soldados que no quisieron abandonar su sitio de combate, aunque se había ordenado se resguardaran, demostrando un arrojo digno de la estirpe de los libertadores de la patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 598 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a255258.htmlCd0NV CAC = Y co = US