El Maravilloso Padre Río Orinoco, de Venezuela

Este portento de la naturaleza sólo se ve en Venezuela. El Río Orinoco es uno de los ríos más largos de América, tiene un recorrido de 2 mil 140 km. Es el tercer río más caudaloso del mundo, después del Amazonas en Brasil y el Congo en África, con un caudal promedio de unos 33 mil m³/s. El nombre del río es de origen Otomaco, indígenas que lo llamaron Orinucu. El Río Orinoco nace en el cerro Delgado Chalbaud, en la serranía de Parima, ubicado al sur del estado Amazonas, donde, a partir de la confluencia del Guaviare, forma frontera con Colombia hasta su confluencia con el Río Meta, a partir del cual separa a los estados Apure, Guárico, Anzoátegui y Monagas, a la izquierda del estado Bolívar. Cuando comienza el Delta del Orinoco se abre y forma el estado Delta Amacuro, ubicado entre Monagas a la izquierda del Caño Manamo y, por el lado derecho, el estado Bolívar y la Guayana Esequiba, aunque en este último sector sólo podríamos considerarlo válido si se toma al Río Amacuro, que es el que forma frontera como un afluente del Orinoco.

La cuenca del Orinoco tiene una superficie de casi 989 mil km² de los cuales 643.480 km², es decir, más del 65% quedan en territorio venezolano; mientras que el 35% restante queda en territorio colombiano. Su curso dibuja un gran arco, primero hacia el noroeste y luego hacia el oeste, hasta la triple confluencia con el Río Guaviare y el Río Atabapo, y luego al norte a lo largo de la frontera venezolana con Colombia; hasta la confluencia con el Río Meta. A partir de la confluencia con el Río Apure toma la dirección este-noreste hacia el océano Atlántico, recorriendo [1]un total de 2 mil 140 km., el Orinoco-Guaviare tendría más de 2.800 km de longitud. En Venezuela el Río Orinoco se extiende por 17 de sus 23 estados: Amazonas, Bolívar, Apure, Táchira, Mérida, Trujillo, Barinas, Portuguesa, Lara, Yaracuy, Cojedes, Carabobo, Aragua, Guárico, Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro; y en Colombia por 11 de sus 32 departamentos, Meta, Guaviare, Vaupés, Guainía, Vichada, Boyacá, Cundinamarca, Casanare, Arauca, Santander y Norte de Santander. El Río Orinoco es navegable en, prácticamente, toda su extensión, permitiendo el tráfico de barcos oceánicos hasta Ciudad Bolívar, donde se encuentra el Puente de Angostura a 435 km de la desembocadura. El río Casiquiare forma un canal natural entre el Orinoco y el Amazonas, éste inicia como un brazo del Orinoco, brazo del Casiquiare, y desemboca en el Río Negro; afluente del Río Amazonas. El Río Orinoco también recibe las aguas del Río Guaviare, que es uno de los principales tributarios y el más austral. Si el nacimiento del Guaviare se tomara como el nacimiento del Orinoco, la longitud oficial de éste sería 2 mil 800 kms. El Río Orinoco y el Río Caroní en Venezuela representan la más grande fuente de vida.

El Río Caroní no es tan amplio y caudaloso como el Río Orinoco, pero sigue siendo uno de los principales ríos del país, es el segundo de mayor caudal y alcanza los 952 km de longitud. El espectáculo visual que nos brinda, a locales y extranjeros, la confluencia de ambos ríos es algo portentoso. El Fenómeno tiene lugar en Ciudad Guayana, Estado Bolívar, específicamente entre las ciudades de Puerto Ordaz y San Félix, dicho espectáculo se puede observar por uno de los puentes que unen a estas dos ciudades, el puente Angosturita. Cabe destacar que la razón por la cual la confluencia de estos ríos suele parecerse al agua y al aceite, esto por la composición química de cada río. Para quién no lo haya visto nunca, este puede resultar un fenómeno increíble, muy raro ocurre en algunas partes del mundo en mares o en los ríos. Aguas que se encuentran pero que aparentemente no se mezclan. Este fenómeno lo tenemos aquí mismo en Venezuela, justo donde se encuentran el Rio Orinoco y el Caroní. La composición propia de cada río es la que hace posible la diferenciación entre el color de las aguas cuando se juntan y el magnífico y llamativo espectáculo. El Orinoco nace en el Cerro Delgado Chalbaud del estado Amazonas y a lo largo de su recorrido va acumulando sedimentos provenientes de otros ríos que se encuentran en su cauce y ese es el origen de su coloración amarillenta. Por su parte el Río Caroní es de color oscuro porque contiene altas concentraciones de ácidos orgánicos, producto de la descomposición de la hojarasca que viene de todo lo que es el Escudo Guayanés y la Amazonia. Al final el Orinoco termina imponiendo su color porque tiene un cauce mucho más grande que el del Caroní. En Brasil, específicamente en Manaos la capital del estado Amazonas, allí se produce uno de los fenómenos naturales más bellos de Brasil, la confluencia del Río Negro y el Río Salimoes, este último de un color marrón claro; ya que sus aguas son arcillosas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1105 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a255010.htmlCd0NV CAC = Y co = US