Al Constituyente Pedro le sale Manual de Carreño

El jueves 7 de septiembre, hacen exactamente 54 días, se presentó el Jefe del Estado, camarada Nicolás Maduro, ante las y los constituyentistas electos por el pueblo para saludar en ellas y ellos, su célebre obra, propuesta a comienzos de mayo, y responderle al pueblo ante su más angustiante problema de actualidad: la economía. Se sentía seguro y victorioso, no era para menos. Su llamado a la participación protagónica y democrática al pueblo venezolano, fue atendido por un poco más de 8 millones de venezolanas y venezolanos de distinto signo político, patriotas todas y todos, quienes atendieron su llamado, como si del clarín de la Patria se tratase. Un Presidente, seguro y convincente, escucharon ese día venezolanos y venezolanas. Un Estadista, en el sentido amplio de la palabra. Se concentró, el camarada Presidente Maduro, en los temas de la economía, y como bien expresó: "traigo mucho trabajo", expresando el mismo, en la propuesta de ocho leyes, todas de estricta índole económica. De allí, que tras entregar una a una sus propuestas de Ley, el camarada Presidente se dirigiera en tono personal al camarada Presidente de la Comisión de Economía de la ANC, Eduardo Piñate, exigiéndole "máxima celeridad" en el debate y aprobación de las mismas. Al finalizar su presentación y entrega de las propuestas de Ley, el camarada Presidente Maduro, solicitó una exigencia especial a la ANC: abrir una investigación especial sobre el destino de los más de 1 mil millones de dólares que debían ingresar al Fisco Nacional por concepto de exportación, en divisas externas, y no han ingresado. Maduro, reflejaba su molestia con empresarios nacionales que recibieron un apoyo sustancial de parte del Gobierno Nacional para exportar sus productos y, llegada la hora de pagar las regalías e impuestos, sencillamente se han hecho los "suizos". Como si de un regalo especial se tratase, olvidándose, que el rentismo comienza a ser cosa del pasado. Pues bien, justicia es lo solicitado por el camarada Presidente a la ANC. Dos palabras, fueron las recurrentes –casi a gritos- en su intervención: ¡Pido apoyo! ¡Pido auxilio a la ANC!

El evento, fue transmitido en cadena nacional de radio y televisión. Entre los asistentes, en las primeras filas destaca la figura del Consttte. Pedro Carreño, a su lado el Edecán Presidencial y también Consttte. Escalona. En las imágenes de televisión, en más de una ocasión sonrientes ambos. Importante resaltar, esa imagen jocosa y alegre del Constte. Pedro Carreño, pues hechos posteriores desmeritan esas alegrías del pasado jueves 7 de septiembre, hace ya 54 días atrás. Algo así, como 2 meses atrás. Muchísimo tiempo, ha transcurrido desde entonces, el suficiente para que nuestro pueblo se le haya colmado la paciencia al apreciar que la ANC no ha aprobado un sola Ley, de las presentadas por el camarada Presidente Maduro aquel día. Tampoco se ha informado, sobre apertura alguna de investigación de la denuncia presentada por el Jefe del Estado, aquel jueves 7. Si pagaron o no, sus obligaciones con el Fisco Nacional, los empresarios exportadores. 1 mil millones de dólares, no es una tontería como para regalarles a esos empresarios maulas, mucha falta hace en época de escasez de divisas ese millardito. Días antes, en el programa de VTV, Encendidos, el Constte. Carreño se presentaba en dicho programa, en la edición del día 4 de septiembre y manifestaba a los usuarios de dicho programa: "Sí creo que en lo concreto podemos avanzar con algunas actividades para que el pueblo venezolano pueda recibir, de manera sustantiva, el impacto de que llegó la Asamblea Nacional Constituyente para resolver el problema económico". Entrevista recogida por la Agencia Venezolana de Noticias, y retransmitida por el diario Panorama, en su edición del día 05-09-2017.

52 días después, el jueves 26 de octubre, el Constte. Pedro Carreño se presenta nuevamente ante Francisco Solórzano (Frasso) y su bella acompañante, la comunicadora Ana Rosa Ocando. La economía, continua en la agenda de la entrevista, y Frasso, preocupado como está, al igual que todo el pueblo venezolano, se permite manifestarle al Consttte. Carreño la preocupación general del país todo ante el problema de los precios, preguntándole literalmente, mientras sale del aire a comerciales: "La gente pide a gritos soluciones en materia económica […] Ya dimos Constituyente, ya dimos gobernaciones, ya tenemos un aspecto importantísimo del cuadro político nacional. Empezará la Constituyente a discutir las decisiones que tiene que ver para acabar con esta alto costo de la vida?" Pronunciaba su pregunta Frasso, de manera armónica y pausada, en gestualidad más bien grata y de amplio respeto hacia su entrevistado, quien a medida que Frasso avanzaba en su gestualidad iba cambiando la tonalidad de su rostro que, poco a poco, parecía encenderse en llamarada.

Al regreso de comerciales, retoma Frasso -pausadamente el interrogante planteado- y toma la palabra el Consttte. Pedro Carreño, para manifestar con su encendido verbo, palabras en defensa a ultranza de la labor de la ANC. Desbocándose en ello, concluye negando toda crítica sobre la base absurda de quién lo hace está sujeto a ser tildado de traidor: "el endilgarle a la Asamblea Nacional Constituyente la responsabilidad directa de la situación generada por la inflación inducida y el desabastecimiento programado (...) endilgarle todo ello a la Constituyente es para que digan que la Constituyente es un fracaso. (…) ¡Mosca con eso! Si lo hacen de manera deliberada, eso es traición a la Patria. Y si lo hacen creyendo o de buena fe, son unos tontos útiles porque con estas acciones lo que ayudan es a los planes de la derecha reaccionaria". Frasso, intenta detenerlo en su alocución al Consttte. Carreño, quien entonces alza la voz imponiéndose hasta que Frasso, como buen comunicador que es, acude a Chávez y su apreciación de la crítica y la autocrítica, intentando con ello, que el Consttte. Carreño entrara en razón, no logrando su objetivo. El diálogo entonces, se convirtió en un monólogo que nos hizo recordar las nociones de ciudadanía y buena urbanidad de otro Carreño, Manuel Antonio Carreño, se llamaba ese ilustre venezolano quien escribió a mediados del siglo XVIII venezolano, para la posteridad, su bien leído y ampliamente difundido "Manual de Urbanidad y Buenas Maneras", conocido en la posteridad como el "Manual de Carreño". Recomendaba, el otro Carreño, en su famoso Manual de Urbanidad, que: "Jamás deja de ser molesta y fastidiosa la conversación del que habla con exceso. Los que llegan a adquirir este hábito concluyen por hacerse intolerables en sociedad, y todos evitan encontrarse con ellos". No se equivocaba en su Manual, el ilustre educador que fue Manuel Antonio Carreño, hecho que motivó a la bella acompañante de entrevista del camarada Frasso, la comunicadora Ana Rosa Ocando, a intervenir y bajar la presión que sobre Frasso ejercía el intolerable Consttte. Pedro Carreño, quien manifestó ese día cuán alejado está de las normas de urbanidad que deben regir la convivencia democrática entre los venezolanos y venezolanas. Recomendaba, el otro Carreño en su Manual, para el buen trato a la mujer: "La afabilidad y la dulzura son en todas ocasiones, el más poderoso atractivo de la conversación; pero cuando hablamos con señoras, vienen a ser deberes estrictos, de los que no debemos apartarnos nunca".

Manuel Antonio Carreño, fue sobrino de Simón Rodríguez. Fue pedagogo y padre de la reconocida pianista Teresa Carreño. El libro, trajo pie de imprenta en 1853, aunque en realidad comenzó a circular en mayo 1854. Con su Manual, Carreño aspiraba consolidar principios básicos de ciudadanía. El impacto de la obra, en la vida intelectual caraqueña fue tal, que el 14 de marzo de 1855 el Congreso Nacional acordó recomendar su uso. Caracas, tenía aproximadamente 35.000 habitantes, y el país se sacudía por la conflictividad social. Uno de esos eventos, ocurre el 16 de marzo de 1854, cuando se promulga el Decreto de abolición de la esclavitud, luego de una serie de violentas discusiones y enfrentamientos entre los sectores políticos de la vida caraqueña de entonces. Era presidente de la República, José Tadeo Monagas. Sublevaciones y rebeliones eran una constante en la pugnacidad política de aquellos años. La Caracas de entonces, es una ciudad rural. El Manual, es escrito para las clases altas de aquella Venezuela, de mediados del siglo XVIII. Carreño, destina un aparte especial al tema de la conversación, el diálogo entre las personas, recomendándonos tener como norma: "La conversación es el alma y alimento de toda sociedad, por cuanto sin ella careceríamos del medio más pronto de transmitir ideas, y de hacer más agradable y útil el trato con nuestros semejantes…" Nadie como el Presidente Maduro, ha enaltecido más el diálogo en los tiempos que transitamos. Importante, tomar nota de las recomendaciones de Manuel Carreño para enaltecer el debate en sociedad y procurar en ello, la construcción del Hombre, la Mujer, nuevos. Como era de esperarse, la derecha hizo fiesta con el Consttte. Pedro Carreño y su disparatado e intolerante discurso incendiario. Saber escuchar al otro, y más cuando ese otro es el Pueblo, es fundamental aprendan quienes se proclaman del Chavismo como nueva guía de conducirnos en la Venezuela Bolivariana del futuro que estamos construyendo. Si bien, el Manual data de mucho tiempo atrás, muchas de sus recomendaciones tienen mucha actualidad. Sobre todo, si del Consttte. Pedro Carreño hablamos, pues entre Revolución y Educación, no hay, no debe haber, contradicción alguna posible…

Caracas, 31-10-2017



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1811 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a254630.htmlCd0NV CAC = Y co = US