Mi palabra

Opiniones encontradas, sobre el fraude

"Algunos llaman razonamiento a encontrar argumentos

para seguir creyendo lo que creen"

Anónimo

En la puerta de una oficina de CANTV, habilitada para el cobro de los recibos, se prendió una discusión, sobre el resultado de las elecciones del 15 de octubre, en el cual, el chavismo, prácticamente pintó de rojo el mapa venezolano, al obtener 18 gobernaciones de las 23 posibles. Una señora, quien se identificó, como maestra, tratando de darle mayor consistencia a sus argumentos al tan cacareado fraude, empezó a lanzar palabras, sin ninguna prueba, repitiendo, como una verdadera lora. Al lado un señor, quien no ocultó su simpatía al chavismo, le respondió de manera pausada, y con mucho respeto: "Señora, ese cuento lo vengo escuchando, desde el mismo momento de llegar al poder, el comandante Chávez, a pesar de la modernización de manera electrónica, de los procesos electorales. Ni siquiera la revisión y auditoría con la presencia de la oposición, con observadores internacionales, ha servido para convencerlos, aún, cuando en algunos casos, han salido victoriosos ¿Qué me dice, cuando ganaron la asamblea nacional?"

El tiempo, fue transcurriendo en medio de la frustración de los usuarios, que no veían el momento, para pagar los recibos: no llegaban los empleados de la oficina. Al rato llegó la encargada, para terminar de encender la confrontación, por una razón muy sencilla: dejó las llaves de los candados. Eso motivo al señor, para pasar a la ofensiva, dirigiéndose directamente a la supuesta educadora: ¡Mire señora, esto es un sabotaje, al lado de una guerra económica, y el pueblo no es pendejo; se está dando cuenta, quienes están detrás de todo esto!

–No estoy hablando de sabotaje, ni de guerra económica, es del fraude del domingo–respondió la maestra. Los pocos que se quedaron para pagar, escuchaban muy atentos la discusión. ¡Nos robaron las elecciones! era lo único que se le ocurría a la mujer, algo encolerizada. ¿Señora, por qué dice que los robaron? la pregunta salió de una persona, de los pocos, que se quedaron esperando el regreso de la dueña del local, para ver si el sistema funcionaba. La respuesta no se hizo esperar, algo pasado de tono, motivando risas, en dos o tres de los presentes: ¡Todo lo tenían preparado, por eso se dejaron ganar en Zulia, Táchira, y Mérida, para después culpar a la oposición del contrabando! ¡Nueva Esparta, y Anzoátegui, se les escapó de las manos! Nuevamente se oyeron algunas risas, cargadas de burlas.

A medida que empezó a funcionar la taquilla, se fue apaciguando la disputa. La maestra, pagó el recibo, marchándose sin despedirse. Al momento se escuchó la voz, por parte de un señor con varios años encima, dirigida directamente a la ofuscada mujer: "la oposición, sigue creyendo, que el pueblo es pendejo, cuando los pendejos son ellos; quién va a creer lo que dijo, esa maestra; la oposición es experta haciendo trampas; conocen todas las mañas; nadie se los gana en hacer "marramuncias", lo demostraron en los años, cuando fueron gobierno; manejaban las elecciones, como les daba la gana, y ahora en cada elección se presentan, como unas víctimas. Lo lamentable, es que viejos, como yo, les hacen el juego a los eternos vagabundos"



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 306 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a254107.htmlCd0NV CAC = Y co = US