Diosdado mete la pata y hasta el fondo

Es tanto la alegría que embarga a la dirigencia del PSUV, que sacan un tiempo para mamarses gallos entre ellos. Es una manera de relajarse, después de haber logrado superar a la MUD, que a decir verdad, es tan mala, que se la pone facilito al PSUV.

Si alguien no sintiera muy de cerca el odio que le tiene la MUD al PSUV, concluiría que los partidos de la MUD son todos como el frente oligárquico ranció del PSUV. Una fracción del PSUV, que se ubica más a la derecha y hace justamente lo mismo que la militancia inscrita en el PSUV. Hace el trabajo para que la dirigencia del PSUV gane.

A pesar de lo bien que le va al PSUV, Diosdado acaba de prometer una revisión. La revisión según la explicación o exposición de motivos que ofreció Diosdado Cabello, procede "porque pudimos haber ganado mejor". Agrega Cabello, que ahora "vamos escuchar al pueblo". Se peló Diosdado, como dicen los abogados que se dejan llamar doctor: Confesión de parte relevo de pruebas

Entre haber podido ganar mejor ahora en las regionales y haber perdido peor en las parlamentarias del 2015, hay una mentira o una mamadita de gallo sabrosona, que por supuesto se hace irónico con eso de "vamos a escuchar al pueblo".

¿En qué cabeza cabe, que un partido que es capaz de hacer e imponer todo lo que le da la gana sin ningún tipo de problemas, se le ocurra este tremendo desliz de proponer una revisión, justo cuando sale de una victoria que se celebra por lo grande?

Diría mi amigo, camarada y compadre Eustoquio Brito, que esa gracia no era capaz de pasarle por la mente a Nango el guardiero. Nango, me cuenta mi compadre Eustoquio, era un margariteño de la Guardia, que se le ocurría cada locura. Cuando a un margariteño se le ocurre una cosa loca, se le dice para acabar con esa ocurrencia o idea loca: eso no se le ocurre ni a Nango el guardiero.

Ya la dirigencia del PSUV lo que debe estar fabricando es la lista de los alcaldes, alcaldesas 90-60-90, diputados y concejales, que postularán para la próximas elecciones. Aprovechar esta victoria para hacer, lo que el PSUV hace muy bien: Imponer sin escuchar. Aunque no es oficial, ya hay la propuesta de una pronta elección para elegir las autoridades locales, que pudiera ser este mismo año.

Diosdado, así como el que no quiere la cosa, debería decir que eso fue un vació mental que tuvo producto de los resultados del 15 de octubre y que no hay nada que revisar. Hay unos pocos que deciden y manda y una mayoría que obedece. ¿No es perfecto eso? ¿Para qué revisar?

Ese escuchar al pueblo, en el mejor de los casos es meterlo en el poliedro y darle una coctel de discursos para mantenerlos mansos, porque así es fácil arrearlo, como dijo Alí Primera.

Si revisan la edición de algunos medios escritos de este martes 17 de octubre, se encontraran con esta metida de pata que se le fue a Diosdado. No es que me la gana de suponer o creer esto, es que no debemos olvidar la primera "R", luego la segunda "R", después la "R". Antes o después, lo que se llamó "revolución dentro de la revolución". Si continuó recordado, saldrá un libro y no un artículo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4503 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: