Preparémonos para lo peor: Satanás seguirá creando terror (II)

"El problema que enfrenta el mundo hoy es un problema espiritual. Sus ideas sobre la espiritualidad los están matando.

Siguen tratando de resolver el problema mundial como si fuera político, económico o incluso militar, y no es ninguno de ellos. El problema es espiritual. Y ése es el único problema que los seres humanos parecen no saber cómo resolver"

Neale D. Walsch, "Las nuevas revelaciones: Conversaciones con Dios"

UNA ACLARATORIA, TAL VEZ, INNECESARIA

No tengo, desde hace muchos años, acceso a señal, por cables o satelital, que me permita conexión con canales e importantes televisoras del extranjero. Eso me limita y, a la vez, me obliga a concentrarme y poner atención a los canales nacionales y regionales. La mayoría de las veces estoy "pegado" al canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), que ha mejorado sustancialmente y es uno de los más importantes avances de este proceso a pesar de sus sesgos y parcialidad política.

Me gusta, para tener una visión de totalidad, ver además los canales asociados a la oposición: Televen, Venevisión y la televisora regional del Táchira (TRT) y, por supuesto, disfruto también de TVES y VIVE TV.

NADA ES CASUAL O LAS CAUSALIDADES TAMBIÉN EXISTEN

El 15/09/2017, por "casualidad" decidí escuchar, en el canal televisivo Venevisión, al Pastor de la Iglesia Cristiana, Javier Bertucci, en su Programa: "El Evangelio cambia", en el que suele tener su predicación matutina. Me gusta, para tener una visión integral y de totalidad, ver y escuchar las palabras del padre Numa, en VTV o TVES; las del Rabino Pynchas Brener, en su programa dominical: "Café con Fe", en Televen; y aunque no soy evangélico disfruto, esporádicamente, las predicaciones de pastores o apóstoles evangélicos en cualquiera de estas televisoras.

UNAS SUGERENCIAS ANTES DE ENTRAR EN DETALLES

Por cierto, que bueno sería darle también espacio, en las mismas, a otras corrientes religiosas vinculadas al budismo, el taoísmo, el islamismo o filosofías orientales y técnicas o artes espirituales como las de Mahikari.

Sería interesante conocer no sólo lo que dice la Biblia, como libro sagrado y escrito santo, sino también lo que dice el Corán, los Vedas, el Talmud, el Libro del Mormón, el Bhagavad-Gita, el Lun-yü, el Pali Canon, el Tao-te Ching, el Hadith, el Upanishad, el I Ching, el Adi Granth, el Mahabharata, los Yoga Sutras, el Mathnawi, el Kojiki, la Torá, Le Goscigen e incluso, los libros o enseñanzas sagradas de nuestros antepasados indígenas, Aztecas y Mayas, como el Popol Vuh y el de tantas etnias y comunidades de nuestros pueblos originarios y ancestrales.

Como dice Neale Donald Walsch, en su libro: "Las nuevas revelaciones" en su conversación con Dios éste le dijo que el gran problema que tenemos es que TOD@S QUEREMOS TENER LA RAZÓN y esa arrogancia espiritual, "por la cual los seres humanos parecen dispuestos a entregarlo todo", no nos permite escucharnos pro-activa y empáticamente. Por eso, intentemos practicar una escucha activa, flexible e integral, que nos permita aguzar el oído y procesar lo que dice la otredad. Los y las otr@s también tienen parte de la verdad, como totalidad. Ya lo hemos dicho antes, ante una realidad hay siempre, al menos, tres perspectivas de la realidad. El pensamiento único nos ha hecho mucho daño y la dicotomía también.

Dicho esto, quiero comentar la predicación que escuché a Bertucci y me puso a reflexionar sobre el destino de Venezuela y el mundo.

EL PASTOR EVANGÉLICO JAVIER BERTUCCI LO ANTICIPÓ:

Ese día, le escuché decir lo siguiente, palabras más palabras menos, al pastor Javier Bertucci e inmediatamente tomé nota de lo que recordé y ahora lo comparto con ustedes con algunos ajustes complementarios:

Es necesario hacer una recomposición social atendiendo al área espiritual. Hay que sembrar valores en la sociedad. Hay que sembrar valores para hacer retroceder la maldad…El ayuno, la oración y la predicación…son algunas de nuestras herramientas.

Mantengamos la esperanza que lo mejor está por llegar y, a la vez, preparémonos para lo peor, pues todo pasa. Lo que está pasando pasará. Cuando esto termine estemos en pie. El asunto es que después de haber pasado procesos difíciles en la vida, al final, nos mantendremos en pie.

En Venezuela, estamos siendo estructurados para ser modelos o ejemplos para otros países y luego podremos ayudarlos en la misma línea… Después que este país ha pasado por la desunión y la discordia llegaremos a un punto de unión y encuentro fraterno…apliquemos los valores de Jesús en nuestra vida: justicia social, equidad, solidaridad, cooperación, apego a la verdad y la honestidad, ayuda al prójimo y defensa del oprimido, entre otros tantos valores que deben ser rescatados y aplicados como verdaderos cristianos que decimos ser.

Esto que está pasando va a pasar. Vamos a salir bien parados de esta situación difícil por la que hemos pasado: ¡Todo pasa!

El día bueno es bueno, pero el día peor es mejor. En los días buenos nos reímos, del día bueno me queda un buen recuerdo…el día malo me deja carácter y formación. En la medida que pasemos días malos el carácter se fortalece…mientras más días malos pasemos mejor. Tendremos más carácter y formación…es una preparación para los días buenos que vendrán para nuestras vidas…

Estas declaraciones aterran al diablo y alejan a Satanás…porque a este le gusta que nos atemoricemos y le gusta podernos asustar…

El método de Satanás es meternos miedo (como el de Trump y el gobierno norteamericano: medidas económicas y legales, intervención armada, bloqueos, amenazas…que pretenden atemorizarnos) por eso debemos estar preparados para lo peor que pudiera pasar. Trabajemos y formemos nuestro carácter, a partir de la experiencia difícil que ahora vivimos, para disfrutar mejor lo que está por venir.

Con el tiempo pasaremos de ser un gatico a convertirnos en un León…Estamos hablando de carácter y de formación…Cuando tenemos carácter y formación eso nos da templanza y estabilidad…

El milagro está en camino…No perdamos las esperanzas…

Finalmente, sentenció: "Vienen días de gloria para nuestro país"

¿A QUIÉN IBA DIRIGIDO ESE MENSAJE Y CON QUÉ INTENCIÓN?

Desconozco en qué estaba pensando Javier Bertucci, cuando expresaba estas y otras importantes ideas que no puedo recordar ahora (sería bueno y así lo sugiero buscar ese programa y disfrutarlo completo), supongo e imagino que era un mensaje "imparcial", aunque por el canal televisivo en el que se presenta el programa, debía estar dirigido a cristianos de oposición que viven angustiados y desesperados por saber cuándo se va el Presidente Maduro y termina, de una vez y para siempre, esta pesadilla, como lo he escuchado decir, muchísimas veces, en las colas de los bancos y en las busetas, tanto en el Táchira como en el Zulia.

¿DE QUÉ LADO ESTARÍA JESÚS EL HIJO DE DIOS?

Por cierto, no termino de entender, o no quiero entender, como hay cristianos –católicos, judíos o evangélicos– que ven a Maduro y antes veían a Chávez, como el Diablo, Satanás o la representación del Mal y, ayer, veían a Busch y, hoy a Trump, como la representación del Bien. Y de igual manera, ven al Socialismo y al Comunismo, como la representación del Mal y al Capitalismo, como la representación del Bien, mientras que otr@s, me incluyo, vemos o pensamos, todo lo contrario.

¿Quién tiene la verdad en sus manos? ¿El mensaje de Bertucci estaba dirigido a los Chavistas, a los opositores que no paran de sufrir o a todo el pueblo de Venezuela, sea de un lado u otro? No lo sé. Lo que sí me parece interesante y comparto la idea central de su predicación es en la necesidad de: educar en valores, fortalecer el carácter, apreciar la actual crisis como una gran oportunidad, estar preparados para lo peor, trabajar para lograr lo mejor y tener fe de que, como ave fénix, renaceremos de las cenizas para levantar el vuelo y vivir, próximamente, dios mediante, días de gloria como lo anunció en su predicación, ese día, Javier Bertucci.

Ojalá, tenemos fe, se cumpla pronto su "profecía" y que logremos derrotar al mal que parece estarse preparando, dentro y fuera del país, para crear caos, conflictos, destrucción, terror y guerra: ese es su método.

¿Quién representará hoy el Mal: Trump, Rajoy, Temer, Macri, Kuczynski… o acaso es: Kim Jong-Un , Putin, Hu Jintao, Evo Morales, Sánchez Cerén, Nicolás Maduro…? ¿A favor de quiénes estaría Jesucristo si viniera de nuevo o estuviera entre nosotros? ¿Con quién está Dios, Alá, Adonai, Elohim, Dios Su, Hari, Jehová, Krishna, Rama, Visnú, Yahwey…? ¿A favor de qué estarían: la Guerra o la Paz, la Infelicidad o la Felicidad, la Injusticia Social o a la Justicia Social, el Capitalismo o el Socialismo, El Imperio o sus colonias, de los Ricos o de los Pobres, a favor del Temor o del Amor? ¿Acaso Dios no se mete en problemas terrenales? ¿Y los ET?

De modo que, preparémonos para lo peor, pues, Satanás seguirá creando terror, pero si resistimos y perseveramos, finalmente, venceremos y podremos ayudar a otros pueblos a hacerlo como lo han hecho quienes como Corea del Norte y Cuba, han resistido a pesar de sus dificultades.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1885 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a252933.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO