De vuelta a 2015: ¡Toma nota Ernesto!

Definitivamente, el camarada Presidente Maduro no se equivoca al denunciar al burocratismo como el enemigo más peligroso que amenaza a la Revolución Bolivariana. La acechanza imperialista estadounidense, incluida la amenaza de intervención militar, hecha pública por el encopetado de la Casa Blanca, lejos de amedrentar al pueblo cuna de los Libertadores y Libertadoras de la América, tan solo logró unirlo y fortalecerlo, precipitando con ello el nacimiento de la Asamblea Nacional Constituyente, ANC. Con ella, el poder real es devuelto al Soberano, al pueblo venezolano, que ahora ejerce su Gobierno de manera directa, sin cortapisas, en armonía con los poderes delegados o constituidos.

  El camarada Presidente Nicolás Maduro, ha derrotado –consecutivamente- en sus 4 años al frente de la Jefatura del Estado Bolivariano, todas las tentativas golpistas imperialistas de diversos signos y tonalidades de agresividad. En tan poco tiempo, el imperialismo concentró tanta o más energía negativa que la aplicada en 18 años contra nuestro Comandante Infinito Hugo Chávez Frías; lo cual, dice mucho de la capacidad política del camarada Nicolás como Estadista y máximo dirigente de la Revolución, hoy con alcance mundial gracias a las campañas mediáticas que la derecha internacional,  cada segundo, lanza para intentar desacreditarlo ante los pueblos del mundo. Lo absurdo de todo, es que después de derrotar mil demonios, tras cada victoria antiimperialista, las mismas se convierten en sal y agua al no poder catalizar y mantener cada eslabón victorioso convirtiéndolo en punto de quiebre de las acechanzas de los enemigos de la Patria. El diablo está en los detalles, siempre nos recordaba nuestro Comandante Infinito, Hugo Chávez Frías. Cuánta razón tenía, si apreciamos los tiempos presentes. El Gobierno Revolucionario del camarada Presidente Maduro, coloca sobre las cuerdas a la llamada guerra económica, impuesta por el imperialismo estadounidense y sus agentes de la oposiMUD-Fedecámaras-Consecomercio, con la puesta en práctica de los CLAP, permitiendo que los alimentos lleguen a la familia venezolana, en especial, aquella de modestos recursos económicos; avanzando ya, al término de cada quince días como viene ocurriendo en la ciudad capital. Asimismo, con el conjunto de medidas económicas anunciadas en días pasados, se orientaba a darle el zarpazo definitivo con la venta en otras monedas de nuestro principal producto de exportación: el petróleo. Bien se podía esperar, que el dólar cucuteño o de guerra con el que nos han hecho la vida imposible en estos últimos años, tendría sus días contados. La derrota definitiva de la guerra económica era previsible y de repente, por descuido de funcionarios acostumbrados al confort de las oficinas y el aire acondicionado, desconocedores de la realidad del pueblo como son, nos hemos devuelto a casi que la misma situación del año 2015.

  Si tiempo atrás eran los comercios los centros de la conspiración, ahora ésta se concentra en la banca, tanto pública como privada. Funcionarios inescrupulosos, delincuentes a fin de cuentas, dejan los bancos sin efectivo para causar molestia en el pueblo y lo sustraído, lo dirigen al comercio quien se dedica a revenderlo al 20-30 por ciento más del costo para el pueblo, que es cero si lo obtiene de la banca pues es de su propiedad y tan solo lo guarda en los bancos para mantenerlo a buen resguardo. Tiempos de “corralito” estamos viviendo, mientras a lo interno de las instituciones bancarias y telecajeros, el debate se acrecienta día a día. Unos, opositores, echándole la culpa a Maduro de sus calamidades por el efectivo y otros, chavistas, criticando al Gobierno, pues resulta inaceptable que la oposición repita la misma fórmula aplicada desde los comercios al pueblo, y ahora desde los bancos, y no se haya hecho nada para prevenir o minimizar la actual desestabilización desde la Sudeban y el BCV, ambos organismos, que estimábamos eran dirigidos por la Revolución, pero que los hechos nos demuestran  que tal pretensión no es real. Una quinta columna, se encuentra bien enquistada y dirigiendo  dichos organismos así como también más de un banco público.

 La actual campaña desestabilizadora con el efectivo, persigue fines político-electorales, de eso no tenemos la menor duda, tan igual como 2015. Nada casual, que hayan vuelto los apagones en algunas regiones, el mal servicio de la telefonía y las comunicaciones en general, que los comerciantes aumenten exponencialmente los precios de sus mercaderías y hasta la falta de agua potable se acentúe en algunas comunidades. En fin, la perfecta campaña anti-gobierno montó la oposición en las propias narices de todo un pueblo, como si la violencia de abril-junio no hubiese pasado. Tan acertada ha sido esta campaña electoral opositora, que muy poco tiempo le queda al pueblo para voltear a ver cuáles o quiénes son los candidatos o candidatas, que está haciendo o no la ANC. El día a día, se le va buscando una agencia bancaria, en procura del efectivo para cancelar el pasaje o el escaso pan que llega a la comunidad. El pasado sábado arrancó la campaña como tal, y lo real es que no hay emoción popular por tal evento, nuevamente la atención popular se sustrae de lo político hacia lo cotidiano: procurar el efectivo, tal cual 2015. Por eso, no hay que tener una visión muy optimista de lo que pudiera ocurrir el 15 de octubre próximo. Pudieran ocurrir muchísimas sorpresas. El pueblo, pudiera enviar otro mensaje tan negativo como el enviado el 6D. No debiera sorprendernos. Hora ya, que la Revolución y su dirigencia tome conciencia de lo importante que es, no solo obtener una victoria antiimperialista, sino mantener esa plaza conquistada. Y, el camarada Presidente Maduro, debe tomar conciencia que quien no defiende una plaza conquistada, tan sencillo como que debe irse. Ser colocado bajo sospecha de todo el pueblo, pues su burocratismo es traición y como tal debe ser tratado. El pueblo, mientras, espera golpes duros a la banca pública y privada. Estatizar, todo aquello que deba ser estatizado para beneficio del pueblo, sin temores de ningún tipo. La prudencia, en tiempos como los que transitamos, es la mayor de las imprudencias. ¡Toma nota Ernesto!

Post Scriptum: El amigo del pueblo venezolano, el Presidente Putin, cumplió! El trigo llega a puertos venezolanos para garantizarle al pueblo su pan. Ya inician presiones de opinión, incluso de calle, las mafias molineras y sindicaleras. Estimamos, que el camarada ministro Freddy Bernal así como anunció el Plan Conejo, considere un Plan Panadero. Quién en su casa no dispone de una cocina con su respectivo horno? La llegada del trigo ruso a la casa del pueblo venezolano, debe servir también para que la familia aprenda hacer su propio pan y así liberarnos de las mafias panaderas, que secuestraron el pan del pueblo… Egoísmo puro: es lo que destila la burguesía y aquellos sectores sociales afectos a su propaganda sectaria. El solo anuncio del Plan Conejo, ha despertado una furibunda campaña de esos sectores que tan solo defienden la imposibilidad de que esas proteínas animales, por siempre ausentes de la dieta del pueblo venezolano, les lleguen y a precios accesibles. Tan solo defienden, que el conejo siga siendo un plato que tan solo pueda accederse en los restaurantes de lujo al este de la capital. Razón tenía Jesús el de Nazareth: un Camello podrá pasar por el ojuelo de una aguja, más nunca podrá hacerlo un ricachón de éstos, mucho menos si se dice llamar “venezolano”… Seguimos insistiendo, el Plan Precios Acordados que va a ritmo de morrocoy, no tiene futuro si a los bachaqueros no les llega la mano dura de la Justicia. Si el bachaquerismo no se declara Delito de Lesa Patria, y se castiga con penas de 20 a 30 años de prisión, incluidos policías que les prestan protección por unas pocas monedas… Ya pagarían el milloncito de dólares los exportadores? El pueblo debe mantenerse atento a ello, inaceptable esa situación. Cuál no sería la fanfarria mediática si el caso fuese al revés… Al camarada Tarek que ha colocado, en el poco tiempo que tiene al frente del Ministerio Público, en una Institución con mayúscula, respetable. Poco a poco, su labor de adecentamiento de esa cloaca en que lo convirtió Luisa Marvelia, su esposo y una manada de delincuentes que se hacían pasar por “fiscales”, va quedando en el pasado vergonzoso de esa institución. Como sugerencia, nos permitimos exhortarlo a iniciar averiguaciones sobre recursos otorgados por instituciones públicas a organizaciones “comunales”, supuestos líderes y colectivos, para desarrollar supuestos proyectos para beneficio de comunidades, como siembra en invernaderos, autoconstrucción, cría de animales y otros. Muchos de los cuales, ahora se tongonean en sus comunidades derrochando riquezas que deberían  demostrar su procedencia. Muchas sorpresas se encontrarían y develarían…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 723 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a252701.htmlCd0NV CAC = Y co = US