Que la tortilla se vuelva

Al impulsar la inclusión del Capítulo relativo a la Asamblea Nacional Constituyente en la Constitución del 99, el comandante Chávez confió en que una vez convocados, los voceros del pueblo aprovecharían su inmenso poder para facilitar "la transición hacia el socialismo y la radicalización de la democracia participativa y protagónica".

Voltear la tortilla nunca es fácil, menos aun siendo objeto todo tipo de ataques por parte del imperio capital- sionista más poderoso del mundo. Pero en eso está un pueblo cada vez más consciente del papel histórico que le toca jugar en la conducción del proceso bolivariano; en la administración y reproducción adecuada de nuestra riqueza material y en la recuperación, engrandecimiento y difusión de nuestra riqueza cultural. Recursos que hasta fines del siglo pasado estuvieron a cargo de nuestra seudo burguesía y gobernantes a su servicio, quienes con la excusa de sacar al país del "subdesarrollo" lograron envilecer nuestra cultura y apropiarse de la mayor tajada posible de los beneficios materiales dejados por sus amos en nuestro país.

Seudo burguesía y gobernantes que, como era previsible, no desarrollaron nada, ni lograron satisfacer las expectativas y necesidades de la población, no sólo por sus ambiciones y su ceguera política sino por la imposibilidad del sistema capitalista, en cualquiera de sus manifestaciones, de satisfacer las necesidades contradictorias de la minoría explotadora y la mayoría explotada y marginada de la población. Resultado: el fracaso económico, social y político del proyecto de país soportado por los primeros y el traspaso a contrapelo del poder político a lo que hoy conocemos como el chavismo, liderado por los segundos.

El gobierno de Chávez y ahora el de Maduro, han logrado durante estos años y en circunstancias bastante difíciles ir consolidando las bases nacionales y las relaciones internacionales indispensables para facilitar la transformación de esa mayoría en Poder Popular orgánico capaz de ir asumiendo la conducción del país y concretar el proyecto socialista bolivariano.

Toca entonces a la Asamblea vocera del Poder Popular, además de tomar o sugerir medidas para resolver problemas inmediatos, debe definir el marco jurídico requerido para dar vuelta a la tortilla. Para agilizar la salida de Venezuela de las redes capitalistas y avanzar con paso firme hacia el socialismo, único sistema capaz de proveer la mayor suma de felicidad posible a todos los venezolanos. Y toca hacerlo, mientras sea viable, en democracia y dando espacio a empresarios y opositores dispuestos a respetar nuestra Constitución, nuestra institucionalidad y la propiedad colectiva de nuestro territorio y recursos

Oportunidades como esta para voltear la tortilla, pocas… se lo deben (debemos) al Comandante y a las generaciones por venir…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1138 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a252030.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO