Desde mi corazón

Maduro: humildad y firmeza

Camarada Nicolás, el pueblo es noble y valiente, formado en la reciedumbre, templanza  e ideario bolivariano-chavizta, razón por la cual ha resistido las brutales embestidas de la burguesía a través de su maquinaria de guerra, destrucción y muerte, como lo es el imperialismo gringo y sus terroristas operadores locales.   Ese es el mismo pueblo del 23 de Enero 58, del 27 de Febrero 89, de Diciembre 98, de la 1ra Constituyente, del 12 y 13 de Abril 2002, de la huelga general 2002-03, del revocatorio-afirmatorio, de los más de 15 triunfos electorales de la revolución bolivariana hasta la fecha; pero igualmente, ese es el mismo pueblo que clama igualdad en lo económico, político y social; justicia, sin otra valoración que el cumplimiento ético de nuestra normativa jurídico-social; justa y equitativa distribución de nuestras riquezas, en el desarrollo de un escenario de propiedad social sobre los medios de producción; destrucción del viejo, explotador, burocrático y corrupto estado burgués e impulso definitivo del estado popular y revolucionario, donde impere la democracia participativa y protagónica como forma de gobierno, con un sólido Poder Popular, rumbo al socialismo como forma de vida, y dónde se persiga de manera implacable la corrupción, el burocratismo y toda forma de desviación o vanidad capitalista.  Mismo pueblo que el 6D15 lanzó un grito de reclamo y alerta frente a desviaciones presentes en la conducción del proceso y que el 30J apostó a la rectificación, golpe de timón y tiempos de máxima felicidad colectiva.  Ojo, ese pueblo espera no ser engañado, timado y defraudado con discursos chavistas y ejecutorias capitalistas; no quiere que lo manipulen desde la derecha, pero tampoco desde una izquierda oportunista, conciliadora y reformista.  Aspira que los infiltrados verdi-blanco, no sigan siendo factor preponderante en la conducción del PSUV y éste se convierta definitivamente en la vanguardia honesta, humilde, comprometida, revolucionaria y chavizta, prefiguración de la sociedad que queremos, en Chávez, construir.      Camarada, no ceda a la tentación caudillista, sea un humilde conductor, digno heredero del legado de Chávez y tendrá ese aguerrido pueblo de su lado; hágalo con humildad y firmeza, por la paz, la prosperidad y el Socialismo..!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 521 veces.



Rubén Mendoza

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rubén Mendoza

Rubén Mendoza

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a251853.htmlCd0NV CAC = Y co = US