Paradoja: Generación de oro Vs migrantes

Venezuela es y seguirá siendo el diamante de la corona; un laboratorio político donde el imperio norteamericano experimentará de todo, y se usará a fondo en sus propósitos. Venezuela es el país más rico del continente, con una posición geo estratégica envidiable, y un modelo político que atrae la atención de otros pueblos. Pudiera ser que lo que pasa en Venezuela, se extienda por todo el continente.

La fecunda malevolencia para los propósitos más terribles y bastardos, debemos esperarlos de este nuestro peor enemigo histórico. Qué pena, casi gratis, les concedemos energía fósil a más de cincuenta mil norteamericanos, en ciudades de los Estados Unidos, y 5 millones de dólares se les dará, para ayudarlos por las terribles perdidas telúricas, y hasta ahora no hemos visto ninguna solidaridad con nuestro país, frente a las agresiones que nos causa su gobierno. El insensible e inhumano capitalismo. El sujeto es su copia.

Es cierto que las estadísticas pueden servir para advertir y para manipular. Nos quedaremos con las de advertir. Por culpa de Chávez y Maduro, hemos logrado conquistas sociales, económicas y políticas, que desearían los pobres de América Latina, los Estados Unidos, Europa y otras regiones. Sin embargo, los números indican que más de 550.000 millones de dólares que se han invertido en lo social en los últimos diez y ocho años en Venezuela, más de la mitad de esta astronómica cifra, está en efectivo en los bancos de USA, Europa y paraísos fiscales. Los resultados no se corresponden con semejantes inversiones. De el "ta´ barato deme dos", hemos pasado al "no hay".

Las crisis forman parte de las sociedades divididas en clases; el desarrollo de estas contradicciones se manifiesta en crisis. Además de esta verdad, la nuestra es una crisis estimulada por el capital foráneo (hacer chirriar la economía), con la completa participación de la burguesía criolla eternamente parásita y apátrida. Todo lo hay, pero cuesta "un ojo de la cara". Nuestro gobierno insiste en cohabitar con el capital, en un complejo modelo de un "socialismo de mercado", imitando el modelo chino. No puede así: "mandar obedeciendo"(al pueblo) que será el afectado.

La crisis del capitalismo es universal y estructural, y formamos parte de ella. No admitir nuestras equivocaciones, impide su solución. Quienes se han quedado con el lomito petrolero, son los mismos que hoy tratan de acorralar al gobierno y llamar a su amo para una aventura militar en nuestra patria. Son los mismos que "dialogan" con el gobierno. Por supuesto nuevamente pedirán más de los "verdes". Que se los darán.

Oficialmente se afirma que la Venezuela rentista feneció, pero de inmediato se abre la Venezuela minera, nuevamente mermando nuestra soberanía. Sin socialismo no habrá Venezuela productiva (producción socializada). Por decreto no se puede eliminar o cambiar algo tan profundo y estructural, como LA CULTURA (costumbres, hábitos, creencias, lenguaje, mitos, símbolos) que nos hacen obedientes adoradores del mercado.

"El Moro de Tréveris" nos advirtió que el capitalismo como sistema se REPRODUCE EN TODAS LAS INSTANCIAS DE NUESTRAS VIDAS. Inoculados por estos intereses, tenemos estas conductas. He aquí los rasgos más sobresalientes de nuestra historia en los últimos cien años. El Che clamó por algo muy difícil: cambiar el comportamiento humano, para tener: "El hombre y la mujer nueva". Sin este cambio no habrá revolución. Nuestra crisis NO es solo económica, ES FUNDAMENTALMENTE CULTURAL. Error teórico que tienen que producir prácticas erráticas. Los errores práctico se paga caro, los teórico pueden ser la muerte del proyecto.

Algunas estadísticas aproximadas nos alumbran el camino, pero no despejan completamente la ruta. Tenemos unos 12 millones de estudiantes, en todos los niveles educativos públicos. Ocupamos el segundo lugar en matrícula universitaria en el continente y la 5° en el mundo. Más de 40 Universidades completamente financiadas por el Estado. Miles de escuelas y liceos cuentan con servicios de alimentación, servicios médicos y deportivos. Las Universidades proveen a sus alumnos de buenas bibliotecas, servicios de comunicaciones y comedores apropiados, siempre gratis, o a precios risibles. Los profesores universitarios de acuerdo a nuestro escalafón, recibimos a tiempo nuestro salario. Anualmente se hacen olimpiadas deportivas nacionales, en todos los niveles educativos. Los departamentos culturales están presentes. Todos los años se mejoran edificaciones educativas y se crean nuevas. El presupuesto para la educación aumenta a pesar de la crisis, superando los estándares internacionales.

Más del 55% de nuestra población es menor de 26 años. Nos encontramos con paradojas: la mayoría de los graduandos en universidades públicas prontamente se van a trabajar a empresas privadas. En los últimos cuatro años ha descendido la calidad y la cantidad de estudios y estudiantes. Se nota un recrudecimiento de la desnutrición en los alumnos, las tallas de sus uniformes han bajado de número. Se nota un tedio, un aburrimiento, un desplazamiento de la lectura por el internet, usado torpemente, y en algunas indeseables ocasiones, por una despolitización del estudiante. El simplismo, el reduccionismo, el inmediatismo, y el interés por el dinero, están destruyendo lo que todo verdadero maestro añora: la formación del alumno. "Moral y luces". ¿Dónde va a parar esta colosal inversión en educación? El 62% del presupuesto nacional es inversión social. Deberíamos vivir mejor. ¿Qué ha pasado? ¿Qué está pasando?

Billones de Bolívares, millones de estudiantes y miles de profesores, para preocupantes resultados. La realidad nos topa con otra verdad. Nuestros centros penitenciarios, están lleno de jóvenes pobres, que más que pagar el delito, pagan por su pobreza. La edad promedio de quienes delinquen está entre 16 y 26 años. El mismo promedio de edad de los estudiantes, pero el delito le está ganando la carrera al estudio.

Nuestra Constitución señala las responsabilidades sociales del Estado, pero se equivoca cuando pone primero lo social y después a la justicia. Sin lo segundo no hay lo primero. El asunto es sistémico, no meramente institucional. Niñas preñadas a los 13 años y carajitos delincuentes a los 16 nos advierte que "algo huele mal en Dinamarca".

Ante todo este laberinto social kafkiano destructivo, nos encontramos con otro, que día a días se viene haciendo de más público manifiesto: El éxodo de jóvenes, en su mayoría profesionales, que se marchan a buscar trabajo en otro país. ¿Si aquí hay todas las oportunidades para estudiar, por qué prefieren el delito o el auto exilio? Antes de Chávez, los jóvenes venezolanos tenían menos oportunidades de estudio y de trabajo y una brutal represión. "Disparen primero y averigüen después" (Más de 8000 muertos, casi todos jóvenes) ordenó el Presidente R Betancourt. Sería bueno que nuestros jóvenes le preguntaran al Sr "nido de paloma" ¿cómo era la juventud cuando él era joven?

El tema es complejo y tiene que ver con la complejidad de las ciencias sociales, y el carácter profundamente estructural de estos problemas. El capitalismo gesta, construye e impulsa todas estas contradicciones. Su naturaleza y lógica lo condena a ser antisocial, inhumano, excluyente. Ochenta años de incitación al consumismo sin miramiento, producen los efectos erosionantes sociales que tenemos hoy. A una doble vía hemos sido sometidos: a producir petróleo para exportar y a ser importadores natos de cuanta basura produce el capital; así, lo recibido por ventas petroleras, se vuelve a su punto de origen; es el Valor Retornado del Petróleo, dejándonos con pozos petroleros vacíos y voracidad patológica consumista… mentes colonizadas… y… NOS JODIERON… Colonizados, ideologizados y alienados, nos comportamos como los amos del capital quieren… El gobierno con su manirotismo, estimula esta sed de dinero y consumismo en los jóvenes. Esta no es la vía. El dinero no educa políticamente, puede corromper. ¿Seguiremos con la misma CULTURA RENTISTA… O construimos una CULTURA REVOLUCIONARIA?

Un nuevo proceso desconocido en nuestra historia, es la migración de nuestros jóvenes. Hemos sido un país receptor de inmigrantes por millones. ¿Cuántos profesionales jóvenes, venezolanos, formados en universidades públicas, se nos están marchando para otros países? Más insólito aún, la mayoría se van para países que tienen más problemas que los nuestros. ¿Qué labores asumirán allá?

Se puede argumentar los desabastecimientos y la hiperinflación constante y ascendiente en todos los productos. El salario mínimo, o precario, no permite vivir decentemente. Para una persona o pareja profesional le es muy difícil hoy, tener viviendo o medios propios. Acotemos también el papel de los medios opositores que al soliviantar permanentemente contra el gobierno, han creado una matriz de odio contra todo lo que esté vinculado al gobierno o "al chavismo". No olvidemos que en Venezuela el principal empleador es el gobierno. Impactados por la receta gebbeliana, la mentira ha hecho mella, y "él o ella, no le van a trabajar al chavismo que odian". Prefieren limpiar pocetas, alcantarillas, cocinas, ser buhoneros, antes que trabajarle al régimen. Los derechos humanos que aquí tienen, no los tendrán donde van. No comprenden todos los logros que hemos alcanzado. Los necesitamos para conquistar más logros necesarios. DESCOLONIZAR SUS MENTES ES EL PUNTO DE PARTIDA INCLUSIVO.

Todas las semanas se repite el cuento: el hijo o los hijos de…. se fueron para… Dicen que luego vendrán por sus padres. ¿Pensarán así los familiares de más de 5 millones de colombianos, millones de haitianos, dominicanos, peruanos, ecuatorianos, panameños, italianos, españoles, portugueses, etc, etc, que tenemos en nuestro país? ¿Por qué se vinieron y siguen viniéndose a vivir en Venezuela? ¿Cómo andan las estadísticas en otros países? Europa y los Estados Unidos, deben más de lo que producen. Todos los factores anuncian crisis más severas en el mundo en los próximos años. El dólar ya no aguanta su caída progresiva. Europa se tambalea. China crece pero ¿NO TIENE MATERIAS PRIMAS?

De algo si estoy seguro, nuestros jóvenes en los últimos años por culpa de Chávez y Maduro, nos han traído al país preseas deportivas mundiales, de esto todos los venezolanos estamos orgullosos, pero en serio y en severo rigor histórico, ésta no es nuestra generación de ORO. GENERACIÓN DE ORO, TITANIO, PLATINO, URANEO, AGUIFEROS, LA DE NUESTRO LIBERTADORES, QUE ANTES DE 30 AÑOS DE EDAD PROMEDIO, YA HABIAN DERROTADO A UN IMPERIO Y LIBERADO UN CONTINENTE. Hasta el próximo sábado.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1123 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: