¡Sorpresas te da la vida!

La MUD y lo que el PSUV debería tener y no tiene


En 21 estados del país, 63 figuras de la MUD competirán por obtener la candidatura en cada uno de esos estados para ser abanderados de la derecha en las próximas elecciones a gobernadores. (http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/politica/63-candidatos-se-mediran-las-primarias-la-mud/ )

Se dirá y con razón, que la MUD es un coctel opciones políticas de derecha con intereses personales distintos. Se dirá también, que no hay liderazgo con peso específico y que frente a esa debilidad no puede construirse consensos. Todo eso puede ser verdad, pero marca una situación que por necesidad debe desarrollar la MUD, que el PSUV debería tener como una práctica rutinaria y no la tiene.

A ver; se nos ha dicho millones de veces como en una cartilla, que la MUD juega a la democracia representativa. Esto es cierto; la MUD tiene está opción de la representatividad metida en el alma y no sale de ahí. Esto es cierto, como cierto es también, que el PSUV viene pegando gritos hasta empalagarnos, que el protagonismo y la participación son su carta de presentación. Esto es verdad demagógicamente hablando. La realidad es que algo peor. La teoría de la representatividad viene comiéndose al PSUV.

Nada más natural en la vida o desarrollo de proceso políticos dentro del PSUV, que haya espacio para el debate de ideas, de liderazgos y de proyectos. Nada más natural al protagonismo y la participación, que los liderazgos del PSUV y del llamado Gran Polo Patriótico (QEPD) se sometan al juicio del poder popular y de la gente. Nada más natural al protagonismo y la participación, que los militantes con independencia de criterios sean capaces de escoger entre distintas opciones, aquellos liderazgos con sus respectivos proyectos de estados y municipios que se observen más cerca del ideal bolivariano.

Siendo naturalmente así, no lo es, no lo ha sido y no lo será. El protagonismo y la participación que el PSUV pregona son piezas de una careta sin uso. Esta careta, el PSUV no ha tenido la necesidad de ponérsela. Simplemente nos embriaga con esas dos palabritas y sus partidarios agarran tremenda borracheras. Nada más.

El PSUV ha impuesto un chantaje. Son ellos o es la derecha. No importa los costos que ello tenga para el futuro del proceso revolucionario porque esas borracheras pueden ir dejando sus ratones morales y éticos.

Acorde con las orientaciones del modelo representativo, la MUD se ve obligado a desdoblarse un poco y toma unas primarias para dirimir los intereses personales de cada grupo. El PSUV también se desdobla y bastante. Al final, resulta que el PSUV es mucho más solidario con el modelo de representatividad, que la propia MUD. Más de 18 años cargando con el modelo “democrático” representativo.

El PSUV ha debido tener la práctica de las primarias para que la militancia pueda seleccionar, cuáles de los proyectos estadales y municipales que formulan sus líderes está más cerca de la propuesta bolivariana. Nada más lejos de la realidad. Ni líderes ni proyectos estadales y municipales, sólo cabe el dedo desde Caracas, lo cual pone también como otra mentira más, eso que una vez se llamó desarrollo endógeno. No hay desarrollo endógeno, sin liderazgos endógenos.

Amarantaroja063@gmail.com

@La_DagaRoja



Esta nota ha sido leída aproximadamente 992 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a251498.htmlCd0NV CAC = Y co = US