¿Sólo nos queda sangre, sudor y lágrimas?

Estoy escribiendo estas líneas al inicio de la semana más difícil de este ya fatídico año 2017, coincide este lunes con el natalicio del Libertador Simón Bolívar para mostrarnos las ironías de nuestra historia. Se ha despejado la duda que ha tenido desvelado a más de un ciudadano en nuestro afligido país: los puentes del diálogo democrático y de paz para superar la crisis están rotos, al parecer, sólo nos queda lo que en su oportunidad Churchill ofreció a los ingleses en vísperas de la segunda guerra mundial, "sangre, sudor y lágrimas".

Es imposible concebir un liderazgo político tan irresponsable como los que están en el gobierno y las disimiles fracciones que apenas coexisten en la MUD. Decidieron que los venezolanos debemos resolver la peor crisis económica y política de nuestra historia reciente mediante el enfrentamiento suicida de dos fuerzas que se perciben y presentan como enemigos. Esta semana es crucial, aunque estoy claro que el país no deja de existir el 30 de julio, amaneceremos un día después de la elección de una Asamblea Nacional Constituyente con mayores desencuentros y divisiones entre los venezolanos.

Leo hoy 24 de julio dos noticias estremecedoras.

Primera: Guevara (Vicepresidente de la Asamblea Nacional) anuncia las acciones finales de esta semana para derrocar al gobierno, es decir, advierte que tendremos una huelga general de 48 horas (miércoles y jueves), la "toma de Caracas" el viernes y la marcha hacia un destino que todos conocemos pero que no menciona, a saber, la toma de Miraflores. En el ínterin comunica un "boicot cívico a las elecciones" pautadas. Esta semana la MUD se juega su destino político, si logra sus objetivos tendremos un gobierno de unidad nacional y tal vez elecciones en poco tiempo. Ello significa el derrocamiento del gobierno de Maduro.

Por el otro lado, el Presidente Maduro repitió una vez más que la elección de la Constituyente del 30-J va "contra viento y marea". En paralelo, también anunció que a los 33 magistrados nombrados por la Asamblea Nacional los detendrán, les congelarán las cuentas bancarias y se les confiscarán sus bienes. Ya tienen a uno incomunicado en El Helicoide. Desde su trinchera verde, Padrino López, Ministro de Defensa, informa que estarán en más de 14.500 centros de votación con un despliegue de más de cien mil soldados. Diosdado Cabello asimismo gritó en medio de acto político que "no existen conversaciones con la MUD" y que no hay nada que dialogar.

Como si fuera poco, esta semana se inicia también con la amenaza del gobierno norteamericano de aplicar sanciones económicas a la actividad petrolera y a las importaciones venezolanas en caso de que se realicen las elecciones del 30-J. En un país que consume más del 50% de los alimentos traídos del exterior ello son anuncios desdichados, aunque la experiencia cubana demuestra que este tipo de sanciones no favorecen al pueblo y brindan excusas a los gobiernos para justificar sus ineficiencias.

Muchos venezolanos de buena voluntad han expresado su deseo de que prospere la paz, el diálogo y el entendimiento político entre dirigentes irresponsables que nos conducen a enfrentamientos estériles. Allí están las declaraciones del Monseñor Urosa, del diputado Carvajal del Psuv y de Luis Vicente León articulista de oposición. Pero nadie los oye y menos aplican sus recomendaciones, salvo los venezolanos que todavía creemos en soluciones de paz a última hora.

En fin, está semana poco honrosa para el país vaticina sangre, sudor y lágrimas. Ojalá el liderazgo político del Psuv y la MUD rectifiquen. Estamos a tiempo.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1056 veces.



Nelson Suárez

Docente/Investigador Independiente (Literaratura, Ciencia, Tecnología y Sociedad)

 suarez.nelson2@gmail.com

Visite el perfil de Nelson Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Suárez

Nelson Suárez

Más artículos de este autor