Lo que nos enseñaron las llamas

Los ricos no nacen de un repollo, históricamente han utilizado la guerras para controlar, dominar y establecer su hegemonía, ha sido así desde el inicio de dominación del hombre por el hombre.

En el mundo y en la presente coyuntura las corporaciones globales buscan la "Paz Social" apoyados en un nuevo modelo de guerra, ahora con Ejércitos Privados conformados por grupos irregulares quienes no se rigen por la normativa internacional; fuerza móvil entrenada para la guerra asimétrica y capacitada para acciones relámpago con el objetivo de controlar a la población mediante acciones mediáticas y de terror. Este accionar es una estrategia de dominación corporativa globalizada con el objetivo del dominio de la mente del hombre.

Utilizada en varias partes del mundo donde estas corporaciones han decido actuar a favor de sus intereses económicos apoyados en grupos irregulares como: Al Qaida creada por EE.UU, quienes actuaron en Afganistán, Mali, Yemen; Boko Haram operaron en Nigeria, Camerún, Chad, Níger y Malí; Ejército de Resistencia del Señor se desenvolvieron Centro-África y en Sudán del Sur; Al-Shabab intervinieron en Somalia; Abu Sayyab intervinieron en Filipinas; ISIS creada EE.UU y Gran Bretaña se desplegaron en Irak Libia, Siria; Paramilitares en Colombia creada por EE.UU. actúan en Colombia; en Venezuela los "Guarimberos", fuerza irregular disfrazados de civiles, con practicas especializadas, violentas y organizadas para nada espontaneas, altamente fascistas acompañados por: las corporaciones mediáticas y por diplomáticos internacionales, con el claro objetivo de provocar una guerra que le asegure a la clase dominante la hegemonía sobre los recursos naturales ya escaseándose en el mundo y tan abundante en nuestro territorio; acción corporativa que nos indica claramente que estos ataques contra el pueblo venezolano es de origen trasnacional.

La clara y oportuna convocatoria a la constituyente realizada por Maduro, sin duda alguna con el consciente sentido de mantener la paz en Venezuela desató reacciones llenas en llamas desde la oposición enceguecida por asumir el poder político que les asegure ¡otra vez! vivir de la renta petrolera; quemaron todo lo que se les atravesó, eso sí asegurándose primero, si lo que, quemaban favorecía a los excluidos, llamados por ellos "el perraje" "los tierruos" así quemaron: Infinidad de transporte público, transportes de alimentos, camiones de agua, ambulancias, camiones de la telefonía nacional, gandolas transporte de alimentos , de CANTV, centros de salud, kínder, Universidades públicas UBV, centros de llenado de gas popular, centros de acopio de alimentos y…QUEMARON y asesinaron PERSONAS porque parecían CHAVISTAS; estas llamas gritaron quemamos a los pobres, quemamos porque lo usan los pobres, quemamos porque no queremos a los pobres, quemamos porque tenemos el derecho de eliminar a los pobres, quemamos porque odiamos a los pobres; esas llamas mandaron estos mensajes, determinando el carácter de clase de quienes dirigían estas acciones terroristas estas llamas convirtieron el proceso constituyente en un espacio de lucha de clases, en el cual por un lado la clase piro maníaca opositora que defiende intereses del gran capital trasnacional se opone a la constituyente por ser un espacio en el cual el pueblo deberá fortalecer los derechos de la clase trabajadora, pero también deberá dejar establecido las garantías de un país soberano que no da lugar para ser de nuevo colonia de un país invasor; el carácter de clase templada por las llamas opositoras enriqueció la decisión soberana de un pueblo a no rendirse y concluyeron como pueblo a continuar defendiendo un proceso popular de paz armonía en el cual todo el pueblo goza de derechos, proceso antiimperialista que se opone a la privatización de recursos naturales y de los servicios; a que se instalen bases militares extranjeras en Venezuela; al dominio geopolítico sobre los alimentos; al desarrollo de una sociedad de mercado, neoliberal; para ratificar esta posición, y fundamentalmente para preservar la paz el vivir con dignidad, el pueblo salió este 16 de julio en un primer campanazo, y saldrá el día 30 a defender los principios que le garanticen su buen vivir, continuando como pueblo acompañando a un proceso por lograr el respeto por la Soberanía y la Integridad Territorial y por la coexistencia pacífica entre diferentes visiones a lo interno y con la relación con otros Estados.

A un plan obedece nuestro enemigo; de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos. por eso obedecemos nosotros a otro plan: Enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra Plan.

Jose Martí

martaortega4@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 650 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: