Marea Socialista, su Editorial 23 y la llaga

Una vez más y con los argumentos necesarios, Marea Socialista coloca frente a las organizaciones de izquierdas y revolucionarias su visión de la situación que viene confrontando el país.

En este nuevo editorial (#23) Marea Socialista no lo expresa así, pero de la lectura del editorial se desprende que el modelo polarizado está en franca crisis.

Una opinión muy personal; la MUD llego donde quería (polarización) y el PSUV alimentó ese modelo, porque de esa manera justificaba el abandono a Chávez. Un recursos para legitimar el abandono a las propuestas de Chávez. Los llamados motores económicos están muy insípidos.

Intento en el mismo orden del documento presentado por Marea Socialista e identificado con el título: "Leopoldo, Constituyente y Plebiscito: Pacto, guerra civil o vuelta a la Constitución del ’99" (Editorial 23)[i], exponer algunas situaciones. Aunque la situación y confrontación es realmente crítica, no cabe calificarla de "choque de trenes". Más bien creo que son dos Volkswagen, que amenazan con llevarnos a un punto donde el carrito de la burguesía pudiera estar ganando el choque porque el levantamiento del choque opera para que el proyecto bolivariano pague los daños.

La situación con Leopoldo, como bien lo define Marea Socialista pero con otras palabras, es una especie gel (vaselina) para intentar suavizar la temperatura. Marea sostiene que esta medida no es garantía de mucho. Dice Marea, "aunque imposible de descartar, es todavía incierto que desde este punto se avance a un dialogo sincero entre esas cúpulas.

Un ejemplo de esta remota posibilidad es que la constituyente y el plebiscito son parte de del modelo polarizado elaborado por las dos minorías. Si/No. Hay muchas cosas que tiene esta constitución que pudieron hacerse y no se hicieron. ¿Para qué sirven por ejemplo las llamadas leyes del poder popular?

Dice Marea Refiriéndose concretamente al plebiscito:

"Más allá de la validez constitucional o no del plebiscito, es necesario decir que las preguntas que en él se colocan, develan el objetivo de fondo de la consulta que la MUD planea para el 16 de julio: La articulación de ellas representan un llamado a una división mayor de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, buscando que un sector de ellas sostenga a un gobierno de falsa "unidad nacional" y a los poderes "renovados" que serían autorizados en ese plebiscito" (Subrayado mío)

Ambas "soluciones" (constituyente y plebiscito) sólo son estrategias para "nutrir" a la polarización. A través de una supuesta movilización y participación; Marea Socialista es de la idea, que detrás de estas dos "soluciones" se fortalece una gallera que no es el país y donde más o menos 50 personas entre PSUV/MUD le dan su "tati-quieto" a la democracia representativa y protagónica, que viene resultando una especie de híbrido que ni es representativa ni es protagónica.

Detrás de este choque de Volkswagen se encuentra el punto que las cúpula empujan para ver cómo cada actor gana de ese choque de Volkswagen. Dice Marea Socialista lo siguiente:

Marea, en este siguiente texto nos coloca frente a la llaga, que nos cuesta ver porque la polarización impide verlo.

"Pero ¿por qué tiene fuerza la irracionalidad hacia la que nos deslizamos? ¿Cuál es la razón de fondo que explica que pareciera que no hay alternativas a esta locura? Arriesgaremos una hipótesis frente a tanta incertidumbre: en nuestra opinión, lo decisivo son las fuerzas externas, es decir el papel de las grandes corporaciones, el capital financiero y los gobiernos imperiales y mafiosos. Este papel implica la disputa por el control sobre Venezuela y sus recursos naturales en los próximos 100 años, definiendo cuál de estas dos cúpulas conducirán el Estado y administrarán la renta para beneficio propio y sobre todo de sus mandantes externos. Ambos, a pesar de sus diferencias, son funcionales al capital financiero internacional y las grandes corporaciones extractivistas del mundo (….) Son dos bandas que se enfrentan por el control de la administración de los negocios, de la misma manera mafiosa y dependiente. Dos bandas a las que le son ajenas todas las necesidades populares. (las negritas no son mías, pero el subrayado sí).

Este es el punto, que la izquierda Venezolana y de América latina debería debatir. Por supuesto; el PSUV está convencido que tirar un pedacito de la torta de la renta al pueblo es fundamental. Eso no piensa ni lo fijaría la MUD. La Izquierda toda o casi toda se ha sentido satisfecha con la partecita de la torta que llega al pueblo y frente a la inflación sigue muy muda.

Amarantaroja063@gmail.com

@La_DagaRoja

 

 

 

 

REFERENCIA

[i] https://www.aporrea.org/actualidad/n311237.html

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1068 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a249206.htmlCd0NV CAC = Y co = US