América Latina ante el Paredón

Simón Bolívar frente al Imperialismo Yanqui

Bolívar no quería a los gringos y hoy; 234 años de su nacimiento; Bolívar está más vivo que nunca. Hoy cuando los tiempos de cambios han sonado en nuestra América; la América India; ya no es como lo fue en el pasado, el patio trasero del imperio yanqui. El pensamiento del Libertador, su obra y su vigencia, estuvo secuestrado por quienes pretendieron ocultar su legado.

Simón es el hijo más grande que pueblo alguno haya tenido. Su ideal y obra mantienen una clara vigencia. Bolívar tuvo una visión cargada de humanismo, solidaridad y apoyo a la libertad de los pueblos.

Conocer al Libertador es encontrarnos con nosotros mismos, con la identidad cultural de nuestra América, con la política, ideología, idiosincrasia, historia, valores, pensamiento nacionalista e internacionalista.

El caraqueño fue una persona excepcional, digna de gran admiración y respeto por su gran capacidad de entrega.

Las ideas del quijote latinoamericano; el alma de su acción es sin lugar a duda profundamente democrática y solamente esta doctrina política se apega a su propósito de libertad e integración latinoamericana, cualquier otra idea es antagónica con el pensamiento bolivariano.

Simón manifestaba en todos sus escritos que la autoridad proviene del pueblo, esa verdadera democracia tiene un contenido de equidad y justicia social que se resume en aquella frase que decía:

"El sistema de gobierno más perfecto, es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política"…

En la época de Bolívar y en nuestros tiempos, para rivalizar con la mayor suma de felicidad de los pueblos, surgió el imperio norteamericano para defenestrar esa consigna, ya que como lo dijo Lenin con su libro El imperialismo, fase superior del capitalismo.

El Libertador Simón Bolívar fue enemigo de cualquier tipo de dominación extranjera en contra de la autodeterminación de los pueblos que fue idea principal en su pensamiento de Unidad Latinoamericana.

El caraqueño heroico estaba claro que el recién nacido imperio yanqui iba a poblar la América Española de miseria y destrucción. Desde esa postura ordena a Francisco de Paula Santander que no invite a Los Estados Unidos al Congreso de Panamá.

Su claridad de pensamiento hace que el 5 de agosto redacta una misiva al Cnel. Patricio Campbell en donde señala la profética advertencia antiimperialista, reconociendo los peligros que representaba el país del Norte contra la América Meridional.

El Libertador estaría claro que los yanquis evitarían la unión, el desarrollo, el fortalecimiento de la América indígena y entendería que la América yanqui plagaría de miseria a nuestra tierra usando la excusa de la libertad y destruirían cualquier posibilidad de la autodeterminación de los pueblos.

"¿Y que no harían Los Estados Unidos?...que parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la Libertad" Palabras proféticas del Hombre de las Dificultades que quedarían grabadas en el pensamiento antiimperialista y de Unidad Latinoamericana

En este tiempo la Unión Latinoamericana y Caribeña es la garantía de la libertad de los pueblos, frente al neoliberalismo, el imperialismo y su injerencia, la imposición cultural, económica y financiera del Norte.

Bolívar entendió perfectamente la existencia de dos Américas y en sus planes de integración excluía a Los Estados Unidos. Reconocía la unidad para poder enfrentarse al imperialismo español y al reciente imperio norteamericano.

El Libertador fue enfático en sus expresiones de identificar dos tipos de habitantes de América; los de la América Meridional, los suramericanos y los de la América Septentrional que eran los de procedencia inglesa como los "gringos".

Numerosa son las cartas de Bolívar aclarando la perversa e interesada conducta de los "albinos", como llamaba a los habitantes de la América inglesa, dirigida a Revenga: "Jamás conducta ha sido más infame que la de los norteamericanos con nosotros" (San Cristóbal, 25-V-1820); y "Ya que por su anti-neutralidad, la América nos ha vejado tanto, exijámosle servicios que nos compensen sus humillaciones y fratricidios. Pidamos mucho y mostrémonos circunspectos para valer más o hacernos valer".

A Urdaneta le dice: "Wilson me escribe que en los Estados Unidos no ha encontrado a nadie que hablara en mi favor" (Guayaquil, 30-VII-1829); a Patrick Campbell, la famosa frase mencionada. Consigna que no tiene otra meta de construir la alianza latinoamericana para enfrentar la voracidad de un imperio nocivo para el desarrollo de los países de habla hispana.

Para combatir esa injerencia imperialista era necesaria la unidad y hoy más que nunca; cuando somos sometidos a una cruenta guerra económica, cuando son atacadas las democracias de los pueblos; cuando somos declarados amenaza inusual y extraordinaria para Los Estados Unidos, cuando los yanquis junto a sus lacayos se meten descaradamente en nuestra politica interna, su pensamiento de integridad latinoamericana es la guía para liberarnos de la hecatombe imperial, en donde el hombre es el peor depredador de su propia especie.

El imperialismo comprende perfectamente que la unidad de Nuestra América termina completamente con sus posibilidades de hegemonía en el continente. Entendiendo esto, están completamente de acuerdo de destruir cualquier idea de integración y no se detendrán en usar cualquier forma; asesinatos, golpes de estado, terrorismo, injerencía, sobornos y corrupción.

Como lo hicieron antaño lo hacen ahora y no faltarán los Santaderes que se prestarán como lacayos para que seamos como lo fuimos en aquellos tiempos de la cuarta república.

Hoy cuando hemos conmemorado un año más del nacimiento del gigante de América, lo sentimos más vivo que nunca. Bolívar siempre Bolívar, el padre de lo que somos y seremos. Su pensamiento claro nos enseñó que la mayor gloria está en ser grande y ser útil.

Su pensamiento en contra del imperialismo nos alumbra el camino para la formación de la unidad de fuerzas progresistas que de una manera u otra pondrán freno a la salvaje voracidad hegemónica de los yanquis con la unidad de los pueblos.

El Libertador sabía que en nombre de la libertad los yanquis iban a dominar a los países latinoamericanos y Chávez basado en esas ideas de Bolívar, enarboló la bandera del nacionalismo y fue capaz de enfrentarse a ese imperialismo y declararse antiimperialista.

Chávez fue el que más nos enseños de Bolívar y aprendió mucho de él, entendió que la diferencia que estableció El Libertaqdor con los norteamericanos se debió a la experiencia sobre los procedimientos y actitud de estos.

El pensamiento y la acción de Bolívar están presentes en todos los aspectos de la Revolución Bolivariana. Busca que el pueblo venezolano construya una patria soberana donde quepamos todos y todas, llamada Patria Socialista y Democrática. Podemos llamarla nuestra Herencia Histórica, nuestros Antecedentes más positivos.

En la Revolución Bolivariana el comandante Supremo Hugo Chávez, entendió la necesidad de asumir el momento histórico que se vivía devolviendo a nuestra historia, la verdadera, la otra historia y no la que nos contaron del Bolívar muerto.

El habernos dado esa posibilidad nos hizo más venezolanos, más latinoamericanos, más conscientes y más humanos ante la realidad del prójimo, del que había sido excluido por los más poderosos.

Chávez con Bolívar en su utopía nos enseñó que es posible el sueño del caraqueño universal, en la nueva lucha por la independencia definitiva. Bajó a Simón de las estatuas frías y lejanas, lo sembró en nuestros corazones, dándole el puesto que se había ganado en la historia y este le entregó su espada para hacer el proceso bolivariano que ahora vivimos en nuestro país.

La libertad de Nuestra América se logrará a la medida de que el pueblo organizado asuma la dirección del gobierno como lo está haciendo en la Revolución Bolivariana, con la inclusión, poder popular, la ciencia y tecnología al servicio de las mayorías, la democracia participativa y protagónica, pero más que nunca es necesario encaminarse hacia la libertad económica y financiera, hacia la lucha contra la explotación del hombre por el hombre.

El pensamiento anti yanqui de Bolívar no era nuevo, ya se había reflejado en la Carta de Jamaica, en este documento el Quijote venezolano reseña la necesidad de la unidad entre los países de América Latina y del Caribe.

Bolívar recuerda temas fundamentales como la importancia de conocer la historia y la necesidad de unión continental entre América Latina y el Caribe. Sin lugar a dudas Simón era un visionario que trascendió su tiempo recordándonos quienes son nuestros enemigos mortales.

En este documento se refiere a las razones de la guerra y critica la neutralidad de los norteamericanos:

…hasta nuestros hermanos del norte se han mantenido inmóviles espectadores de esta contienda, que por su esencia es la más justa…."

Los Estados Unidos, imperio emergente; que en esos tiempos no tuvieron ningún reconocimiento y menos solidaridad a favor de guerra de independencia latinoamericana, adoptando una cómoda posición del cual el Presidente Monroe es su principal exponente, declarando que en virtud de la amistad que los une con España es imposible comprometer su neutralidad a pesar de que agentes norteamericanos proveen de armas y suministros al Ejército Español.

Ya para el año de 1817 comienzan los primeros roces del Libertador con los representantes del imperio norteamericano. El 29 de junio de ese año un grupo de patriotas ocupan la isla Amelia y proclaman la República de Florida, declarando a Fernandina capital del nuevo Estado.

La ocupación de este puerto era imprescindible para la guerra ya que Cuba no estaría segura para España y esta tendría que sacar fuerzas militares de México para proteger a Cuba o abandonar esta para proteger a Cuba.

Los hombres de Bolívar estaban integrado por 150 guerreros dirigidos por el escoces Mac Gregor y posteriormente por el corsario francés Luis Aury con la participación de Pedro Gual, Luis Brión, Lino de Clemente, Juan Germán Roscio y Agustín Codazzi.

El General McGregor toma la isla Amelia con 150 milicianos que eran veteranos de las guerras anglo-estadounidenses de 1812, cuenta de igual forma con la ayuda del corsario Luis Aury, quien es el encargado de militarizar las costas ante una posible invasión de los españoles desde la isla de Cuba.

Posteriormente toma el fuerte Fernandina comandado por el español Francisco Tomas Morales. Los vencedores respetan a los soldados vencidos que son enviados a La Habana y a los realistas les respetan sus bienes y sus vidas.

Los habitantes de la isla se reúnen para apoyar la independencia de España y del gobierno norteamericano que pensaba anexionarlos sin respetar la autodeterminación de los pueblos, como lo hacen ahora.

Izan la bandera venezolana en el Fuerte San Carlos de Fernandina y fijan en el Fuerte la sede del gobierno de la nueva república. Después de ser creada la Republica, Pedro Gual y el sacerdote Vicente Pazos redactarían una Constitución. A partir de entonces es fundada la República Bolivariana de La Florida.

Con la toma de estas tierras se podrían abastecer los barcos patriotas y se podrían almacenar allí los pertrechos comprados en Los Estados Unidos, además de crear una base naval para atacar todas las naves que pudiesen llevar armas a los españoles.

Ya para ese momento se estaba tejiendo un conflicto con los yanquis y cinco días después de tomar la Florida los patriotas capturan un barco norteamericano, llamado Tigre que estaba contratado por los españoles para intercambiar productos nativos por armas, a los días es capturado otro barco de nombre Libertad cuando llevaba armas a los realistas.

Esas dos goletas trataron de romper el bloqueo que los venezolanos tenían en Angosturas y Guayana.

Los Estados Unidos no se oponen al ataque contra la isla Amelia ya que ella era Española pero cuando los patriotas demuestran que se mantendrían en la isla, eso molesta a los yanquis, porque para ellos eso era adverso tranferir cualquier parte de La Florida a cualquier potencia extranjera, además ellos no consideraban Venezuela ninguna potencia.

Ya los norteamericanos realizaban planes en contra de los patriotas que se encontraban en la Florida y en ese bando se encontraban comprometidos un tal Ruggles Hubbard, antiguo Sheriff de Nueva York que se convertiria en el principal banquero y gobernador de La Florida , Chaurel Mauret; comerciante; Skinner y Mac Intosh que tenia el puesto de "consul".

Esta mafia busca el respaldo militar de Los Estados Unidos con el fin de terminar con el gobierno de los patriotas, que estan representados por Luis Aury, ya que Mac Gregor se habia retirado de este territorio. Los yanquis situados en la isla empiezan a crearles problemas a los venezolanos.

Entre los imperilistas y los patriotas se producen enfrentamientos armados, de los cuales son derrotados la gente que apoya a Hubbard, siendo este muerto cesando la actuación de los amotinados que dando Gual como gobernador de la isla.

Desde este momento los roces con la marina norteamericana aumentan hasta que el buque venezolano "Tentativa" fue apresado e incendiado por un crucero de guerra imperial quien le indica a los patriotas que cualquier nave que salga de la isla sera revisada y si no correra con la misma suerte del "Tentativa" que segun los estadounidenses se encontraba fuera de ruta.

La tipica escusa "gringa" para comenzar un conflicto y que la hemos visto siempre que los yanquis quieren apropiarse de las riquezas de un país que no acepta entregarselas de esa manera.

Monroe; Presidente del imperio; decide acabar con la Republica de Florida, cosa que lo anuncia en su mensaje anual al congreso.

El mandamas yanqui acusara a los venezolanos de contrabandistas, aventureros y saqueadores, frases que no suenan distintas a las que ahora enarbolan como los epitetos de narcotraficantes, dictadores y abusadores de los derechos humanos de estos tiempos.

La verdadera esencia de las intenciones gringas eran de extender las fronteras ya que se consideraban los herederos de lo que se desprendiera de la corona española estando detras de La Florida, Cuba, México, Centro América y las Antillas.

El Comodoro J.D. Henley y el Mayor Bankhead le apticiparon a Aury de que tenian la orden de tomar la isla y al dia siguiente invadirian el territorio anexionandolo a Los Estados Unidos que se negaron a recibir a Lino de Clemente como agente de Venezuela.

Ya los yanquis adquiririan toda La Florida para evitar cualquier otro intento de ocupación y en 1819 la comprarían en cinco millones de dolares a los españoles.

Para junio habia llegado a Angosturas; la capital de la Venezuela revolucionaria; el agente diplomatico norteamericano; Irvine; quien tenia tres objetivos, el primero manifestar las simpatias de Norteamerica con los paises de la América del Sur que estaban luchando por su independencia, que se mantuvieran apartados de los paises de los cuales tuvieran interes expansionistas, reclamar en segundo termino por los barcos mencionados que habia sido detenidos por los patriotas y finalmente dejar establecido como quedarían las relaciones despues del incidente de la Florida.

Debido a la llegada de este personajes, Bolívar nombra a Lino de Clemente agente diplomatico de Venezuela en Los Estados Unidos. Sobre la captura de las goletas contrabandeando armas El Libertador exige las pruebas de este confiscamineto señalando la culpabilidad de estas en el contrabando de armas a favor de los españoles.

El Hombre de las Dificultades da el mismo tratamiento al enviado yanqui que le dan ellos a Lino de Clemente y comienza un duelo de cartas que empieza el 29 de julio hasta el 1 de octubre.

Estas misivas demuestran el conocimiento del caraqueño del derecho internacional y señala la "supuesta" parcialidad norteamericana.

El caraqueño manifiesta la necesidad del arbitraje internacional para resolver la controversia y el agente gringo amenaza con el poderío de su nación como hoy en día siguen haciendo cuando quieren apoderarse de cualquier interes de pueblos extranjeros.

En la primera carta se refiere a la opinión que Bolívar tenía de los norteamericanos de las naves capturadas: "....que olvidando lo que se debe a la fraternidad, a la amistad y a los principios liberales que seguimos, han intentado y ejecutado burlar el bloqueo y el sitio de las plazas de Guayana y Angostura, para dar armas a unos verdugos y para alimentar a unos tigres, que por tres siglos han derramado la mayor parte de la sangre americana".

"....no son neutrales los que prestan armas y municiones de boca y guerra a unas plazas sitiadas y legalmente bloqueadas."

En otra de las cartas El Libertador comentaba que después de hacer ver que no puede haber neutralidad cuando se ayuda a una de las partes contra la otra, decía que hablaba de la "conducta de los Estados Unidos del Norte con respecto a los independientes del Sur, y de las rigurosas leyes promulgadas con el objeto de impedir toda especie de auxilios que pudiéramos procurarnos allí.

Bolívar responde al norteamericano: "No creo que haya ningún argumento bastante fuerte para que pueda contraponerse o balancear siquiera la autoridad de las leyes que se han aplicado. Así tengo derecho para esperar que cese la correspondencia que han sido objeto".

Pasarian dos años más y los yanquis no reconocerían a Venezuela como país y ni siquiera despues del triunfo de Boyaca; en donde se alcanza la independencia de Nueva Granada se obtiene algo con los norteamericanos.

Llega el 17 de diciembre de 1819 decretandose la República de Colombia que comprendia Venezuela, Nueva Granada, Panamá y Ecuador y no dan el reconociento debido. El año siguiente en una carta a José Rafael Revenga; el paladin venezolano; dice:

"......Jamás conducta ha sido más infame que la de los norteamericanos con nosotros: ya ven decidida la suerte de las cosas y con protestas y ofertas, quien sabe si falsas, nos quiere lisonjear para intimidar a los españoles y hacerles entrar en sus intereses."

Entendía Simón que el imperialismo norteamericano con su "supuesta" neutralidad ofendía la lucha por la libertad de la América Española. Para el 8 de marzo de 1822 la América Yanqui reconoce la independencia de la Gran Colombia.

Esa actitud definía la intención de los imperialistas ya que la independencia de Texas de Mexico la hicieron un año despues de haber arrebatado los territorios al vecino país.

En el año de 1823 en los principios de la Doctrina Monroe aparece la no aceptación de alianzas con las repúblicas hispanoamericanas y en las correspondecias entre el Jefe del Departamento de Estado John Quincy Adams y el presidente de la Cámara de Representantes; un año despues; decia que no veía ninguna ventaja en estas relaciones.

Estas políticas yanquis eran una peligrosa amenazas para las repúblicas recien independizadas, además no era un secreto para el imperio yanqui las intenciones de Bolívar de libertar las islas del Caribe.

Intención que chocaba con los planes de los esclavistas sobre Cuba y Puerto Rico.

Era notoria su opinión en contra de ellos y se entiende que no los haya invitado al Congreso de Panamá

y con todo y que reconocía que eso le traería problemas con los norteamericanos en su carta a Ibarra.

El 23 de diciembre de 1822, reconocia Santander ante el caraqueño "....la indiferencia de Los Estados Unidos ante la independencia hispanoamericana pero pasando sobre las ordenes de Bolívar los invitó a la reunión en donde los yanquis descalificaron y sabotearon el Congreso de Panamá ya que ellos no lo presidiesen para oponerse a las influencia del "dictador" como lo llamaba el consul gringo ante el gobierno del Perú, William Tudor , al Hombre de las Dificultades, usando otros apodos como "El loco de Colombia" o "El Usurpador", demostrando con esto el norteamericano lo que siempre tejen las intrigas imperiales.

Conocía el Libertador que la América Latina estaba aislada y amenazada y no se podía vacilar por la debilidad de sus países, por eso la necesidad de la unidad latinoamericana. Sabia con la amenaza de la Santa Alianza no se podía planear ataques a Cuba o a Puerto Rico y así se lo hace saber a Paéz en una misiva.

El traidor Santander sigue insistiendo e invita a Los Estados Unidos manifestando que son "unos amigos tan sinceros e ilustrados" tratando de destruir con esto la unidad de los pueblos latinoamericanos.

Desde este momento comienza la inherencia de los yanquis en las decisiones de Latinoamérica con la ayuda de sus lacayos como ya se perfilaba el granadino Santander, que ya se había aliado con el "gringo" Anderson; comisionado al Congreso, por invitación de Santander; para definir que su país se oponía a la libertad de las islas mencionadas solamente que fueran anexadas a su país.

Quizás a Los Estados Unidos no les gustó mucho no ser invitados por Bolívar al Congreso de Panamá, que fracasó, cuestión favorable para ellos ya que el cónsul norteamericano para El Perú decía que con este fracaso ellos se veían aliviados de un enemigo peligroso en un futuro. El cónsul ingles en el Perú en carta dirigida al Conde de Dudley que era Secretario del gobierno inglés le decía que los gringos lamentaban que donde había brotado un Cesar no apareciera un Brutus y de esta manera demostraban sus planes en contra de Bolívar.

Estaba seguro que si el Congreso hubieses sido un triunfo para Bolívar no se les hubiese sido facíl los planes imperiales que tenían.

Despues del atentado de septiembre fue iniciado por parte de los norteamericanos una injerencia descarada por parte del ministro yanqui en la República de Colombia Harrinson que el Libertador escribia a Estanislao Vergara la siguiente carta: "Dirijo a usted original de una carta que he recibido del señor Harrison con el objeto de que usted se sirva presentarla a Consejo para que delibere sobre ella, si lo estima conveniente. Este señor, siendo un ministro extranjero, pretende mezclarse de un modo muy directo y por una nota semioficial en nuestros negocios".

En el mes de marzo de 1829, Los Estados Unidos habia enviado como Embajador al General William Henry Harrinson, hombre de posiciones extremas y algo violento. En un banquete celebrado en la ciudad de Bogota en el aniversario de la Batalla de Boyacá, una persona propuso un brindis por los hombres ilustres de América, sus libertadores: Washington y Bolívar. El militar yanqui se enoja y grita:

¡Washington muerto vale mucho más que Bolívar vivo!

Para nadie era un secreto que en la Gran Colombia que ya se encontraba moribunda y nuestro héroe luchaba para salvarla, la colonia anglo norteamericana era enemiga de Bolívar.

Los anglo norteamericanos aparecen en la intentona del General Córdoba, en donde falleció el héroe de la frase "A Paso de Vencedores".

Este General granadino conocido por su bravura en el combate era novio de Fanny Henderson, hija del embajador de Gran Bretaña en la Gran Colombia, quien después de muerto Córdoba se consoló rápidamente casándose con un paisano.

En resumen las diferencias entre Bolívar y los yanquis eran demasidas evidentes, por un lado la tendencia hegemónica y expansionista del imperio y en el otro lado la unidad Latinoamericana de paises que estan unidos por vinculos de sangre, idioma, religión, costumbres sin la intromisión imperilista.

En estos tiempos donde el imperio yanqui con una injerencia cochina intenta, junto a sus lacayos apropiarse de nuestro país para convertirnos en un Estado complaciente y entregista debemos estar claros que lo que El Libertador Simón Bolívar no pudo continuar, tenemos nosotros el deber historico de continuarlo.

Gracias Señoras y señores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3755 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: