La fiscal Luisa Ortega Díaz es una heroína

A la señora fiscal Luisa Ortega Díaz sin menoscabo ninguno hay que
irle buscando y abrirle de una vez un espacio fijo que la ensalme de
líder ni-ni de peso específico por conocer en el Panteón y, justo
sería sin perder tiempo de amagos ni de especualción y, más bien al
rompre que su cordura de rectitud rebasa los límites del entendimiento
y, no vayan a venir que si la Negra Hipólita, que si la Negra Tomasa,
que si la Negra Matea, que si Aldonza Manrique no, no señor, aquéllos
fueron otros tiempos que todavía el cobre de la política espesa no se
batía con acciones de entrega y, su mausoleo con resplandores de
grandeza, solidificado de raíces profundas de libertad y de justicia
justa, debe simbolizar una honrosa dependencia nada simbólica a su
estatura y, que quede de ejemplos de juventudes estudiosas como las
hay en la oposición, jóvenes que se forjan al calor de la lucha
pública de caminatas, marchas y trancazos y de vez en cuando una
guarimba que pone a la fiscal a caminar descalza de alegría y, se
encoge de mala paciencia cuando no la dejan actuar con la ley en la
mano con vista a su futuro en el Panteón.

Si algún escribidor de Aporrea lo pone en dudas hay que desguarimbarlo
de una vez con lentes de contactos que mejoren su visión crítica que,
la masa política no está para malos bollos fríos sin consistencia ni
argumentos que le enfríen el guarapo a las ganas que tiene la MUD de
tumbar este gobierno por dictatorial que de por sí se cae solo con
otro helicóptero que lo lancen a medianoche y, como la situación está
que arde más en el este que en otros estados que la combustión es poca
con la gasolina rumbo a Colombia que tiene mejor precio.

Dios libre a la señora fiscal de tantos malvados que se encuevan en
otras instituciones para tratar de torcerle el pescuezo de su buen
juicio como la aurora que amanece nublada cuando llueve y, ella brilla
salvando entuertos sin egoísmos y, su nitidez de sabiduría legalista
rebasa las ambiciones de otros que, quieren sacarla del camino a
sabiendas que nos perderíamos nuevamente como en el pasado en las
trincheras del odio que come corazones y estresa a los que no tienen
razón y, quieren jugar con nuestra paciencia que a sabiendas que en la
unión está la fuerza quieren dividir el país en malos y buenos, pero
la señora fiscal no se desvía de su camino y acertadamente apela con
su verbigracia a la CIDH por la satanización de la República que
tratan de obstruir el Estado de derecho con ecuánimidad traidora y, el
fulano o fulana que diga que está metida o se metió en un golpe de
Estado contra Maduro fue que durmió mal de medio lado o soñó despierto
sin la brújula de la igualdad que, a ella la guía desde que era
estudiante de derecho integrada a la paz (mi paz os dejo, mi pas os
dois) y su facilidad para olfatear cuando la cosa se pone fea y, como
buena llanera juega al escondite sin malas mañas. Va de frente y da la
cara.

Entonces, más claro no canta un gallo y, vuestra señora fiscal batalla
con el arma de la razón consigo y, quienes la vean como una oportuna
líder que puede salir del presidente Maduro y del TSJ sin echar un
tiro al aire están en el camino de la realidad, que ella hace tiempo
de desvinculó de los chavistas maduristas al coger el camino
equivocado y no ella como pretenden justificar y, más ahora que tiene
a la AN de Julio Borges de su lado tiene ganado el cielo como su
Paraíso terrenal al dirigir la Fiscalía General con buen tino y, por
esos méritos y los que faltan demostrar será residenta oportuna del
Panteón así Diosdado le quiera caer a mazazos, nadie la sacará del
camino de la legalidad dentro de la Constitución Nacional, su arma de
doble filo con que corta cabezas en esta guerra de cuarta generación a
lo yanqui. Y otra vaina, ni renuncia ni la renuncian, aunque se vistan
de rojo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1828 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a248533.htmlCd0NV CAC = Y co = US