El honor vs la codicia

El mal, lamentablemente es universal, existente, milenarias y dolorosamente inmortal. Habita igualmente como el bien, en los genes de todos los terrícolas racionales y en ocasiones los irracionales. Cuando las intenciones malignas va de frente, siempre se colocan por delante, aventajando a sus supuestos semejantes, confiados de la buena fe del prójimo. Las inhumanas acciones, se basa en las manipulaciones, cobardías y traiciones. La inmensa mayoría del mal, son simples desechos que su amo, a principio lo codicia, envicia, utiliza y finalmente lo desecha. Solo un grupo insignificante, pero exclusivo, cansados de confrontarse entre sí, de los diversos y foráneos poderíos, se fortalecieron cuando unificaron, sus fuerzas e intereses hacia una sola dirección. Se desfilaron disimuladamente y escurridizamente a través de miles de generaciones, por todo el planeta. En este preciso instante, sus riquezas y esclavos, aumentan al paso de los minutos.

El endeble razonamiento de la inmensa mayoría de los terrícolas racionales, desconoce y rechaza esta realidad, por el contrario, son fieles y celosos a sus posiciones, encarnadas en simples instrumentos o piezas desechables, con sinfines de categorías y social. Las constantes violaciones a las conciencias, más las continuas manipulaciones a las justicias, los mantienen lejos de la razón. Conducidos encantadamente, hacía un abismo desconocido, infectada y viciada por todos los pecados capital, contagiados con rabias y euforias, pero cuando finaliza su jornada, llegando al status del abandono, más temprano que tarde recapacitaran, pero pasarían generaciones para volver a tener otra oportunidad, de estar y tener al enemigo de la eternidad de frente y no como de costumbre, cobardemente actúan de espalda, ya que es su modus operandi. Escudados con sus producciones de la sin fines, pero no tan convincentes, banderas falsas.

El mal, jamás se sofocara, siempre insistirá hasta lograr su objetivo, saquear y esclavizar. El bien solo tendría dos claras y muy opuestas opciones a escoger. El primero la inmensa mayoría lo abrazan, sean conscientes o inconscientes, de poseer las cuatro características de un EJEMPLAR esclavo, viviendo encantado y disfrutar hasta donde pueda costear, siendo inmensamente: 1) Dependiente, 2) Temeroso, 3) Viciado 4) Obediente.

La segunda opción, muy pocos la toman, el riesgo de guerra, la amenaza de los poderes establecido, odiado por la mayoría, catalogado de loco y abandonado por todo; eso sería la rutina diaria. La vida cotidiana será sofocada, tus libertades se limitan, los chantajes llueven y la amenaza de apresarlo es constante. Con tantas presiones, impotencias y cansancio, muchos allí se descarrilan a la otra opción, aislando se dentro de sus conciencias. Mientras el corazón y la razón se encuentran intactos, a favor de la resistencia, el cuerpo contrariado, es obligado a evolucionar y ser el nuevo enemigo, de sus ex compañeros del bien.

Finalmente, utilizan el ultimo filtro, se cierra las salidas a lo que persisten en el sueño de la libertad, la amenaza de muerte, es real y si aún no cede, la muerte será su destino. En este preciso instante, muchos no aguanta la presión de perder sus vidas, volteándose y excusándose en contra la ideología, que ellos mismos seguían. La cobardía los acobijan, la insignificante vida que salvo momentáneamente, lo atormenta y se humilla. Pero quienes permanecen, serán abandonados y repudiados más que nunca, literalmente se quedan solo, conservando sus libertades, autonomías e independencias. Esta resistencia en contra el mal es indefinido, tendrían que resistir por todas las generaciones, inclusive hasta la eternidad. El mal, jamás, nunca, tampoco en los sueños, descansara, es insaciable, luciferino y continuo.

Un ejército de diez mil hombre, supuestamente musulmanes, rodeó en el desierto de Irak, a una caravana compuesto de 72 personas, en su mayoría mujeres y niños nietos del Mensajero Muhammad (P). El comandante impuso, al Rey De Los Mártires, aprueba el califato de Yazid, y él, le recompensara con riquezas, castillos y joyas, de lo contrario, si lo niega te matare. (El honor vs la codicias) Hijos y sobrinos menores, inclusive un recién nacido, hermano y amigos del profeta, fueron martirizados por este ejército supuestamente musulmán comandado por la oligarquía. Por último, antes de martirizarse, El Imam Hussein, (AS) le respondió al cobarde comandante del ejército. Cito:

Usted me viene a amenazar de muerte, acaso no sabes que la muerte para nosotros es cotidiana y nuestro honor es el martirio.

Quién conserva el honor, por encima de su vida, comodidad y bienestar, este tendría mi admiración y sumisión por siempre. Como lo hizo el Negro Primero, Bolívar, Sucre, Chávez, el Che, Gaitán Allende y otros.

Nuestra revolución Bolivariana y Chavista, debería ser guiado y compuesto por esta categoría de seres humanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 709 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor