Formación revolucionaria Vs. renegad@s: ¿Valen las excusas para abandonar el barco?

"Lo más preciado que posee el hombre es la vida, se le otorga una sola vez y hay que saber vivirla de modo que al final de los días no se sienta pesar por los años pasados en vano, para que no exista una angustia por el tiempo perdido y para que al morir se pueda exclamar «toda mi vida y todas mis fuerzas han sido entregadas a la causa más noble en este mundo, la lucha por la liberación de la humanidad»." (Nikolai Ovstrovsky"-1904/1936)

Al enterarme en estos últimos días de algunas bajas que han sufrido las fuerzas por la independencia y soberanía nacional en Venezuela, me vino a la memoria una de las novelas que leí años ha, cuando todavía no había cumplido la mayoría de la edad: "Así se Templó el Acero" escrita por Nikolai Ovstrovsky. Editorial Akal, Madrid 1975. Esta es una novela de la literatura clásica rusa, donde se narra la convicción y el compromiso de un joven obrero ruso con la revolución bolchevique y con su clase social y donde aparte de narrar interesantes pasajes de del nacimiento y primera etapa de la revolución soviética, resalta la necesaria vinculación que debe haber entre los militantes y la ideología socialista. Al respecto hay un pasaje donde el protagonista le dice a su compañera de vida: "Aprendiste a querer y amar al obrero, pero no a su idea", una expresión crítica que invita a reconocer que el amor sentimental (personal) no necesariamente es igual al amor hacia la sociedad o compromiso revolucionario. Para el autor, lo ideal es que tanto el amor sentimental como el social vayan de la mano. De otra manera se corre un alto riesgo, sobre todo cuando los movimientos progresistas o revolucionarios son atacados con las armas de la burguesía y la oligarquía.

El conflicto que se acaba de esquematizar, consecuencia de la citada novela, nos puede servir ahora para acudir a situaciones más complejas que se presentan, ya no solo con la compañera o compañero de vida, sino con los militantes y simpatizantes de un proceso revolucionario o de tendencia revolucionaria.

Valdría preguntar:

¿Cuáles son algunos de los motivos por el cual la gente simpatiza o milita en un movimiento revolucionario o de tendencia revolucionaria?

Básicamente atienden a posiciones ideológicas de diversa índole:

  1. Por un sentimiento de querer que la sociedad se transforme en y cambie en función de alcanzar una mayor justicia social. En este caso, existe una convicción que está por encima de la egolatría, de los intereses materiales y grupales. Hay un alto sentido gregario y del desprendimiento sumado a un infinito amor por el prójimo.

  2. El impacto sicológico y político que irradia un determinado líder y/o dirigente. Más que la convicción revolucionaria, la persona quiere ubicarse donde está el que lidera un partido o movimiento de su predilección. El seguidor pudiese perder el ánimo de luchar, cuando el líder o el caudillo muere o su imagen decae.

  3. El sentido de agradecimiento por haber sido tomad@ en consideración para ocupar uno o más cargos públicos de mediano o alto rango, cuando el partido de izquierda o al menos ubicado en esa tendencia está ejerciendo el gobierno o inclusive el poder. En este caso, la convicción del agradecido es muy limitada. Basta que pierda el cargo o posición privilegiada para que comience a ver los peores defectos al partido o movimiento donde estuvo algún tiempo. Cualquier piropo originado desde el campo del adversario l@ puede atraer…

  4. Por la existencia de lazos sentimentales que estimulan el compromiso (real o ficticio), con el movimiento revolucionario donde uno de los integrantes de la pareja milita. Si uno de los componentes del dúo se separa, esta situación pudiese ser suficiente para que también se produzca un divorcio político. También puede ser que algunos de los dos "salta la talanquera" hacia la derecha, situación que pudiese propiciar que el o la compañera lo siga (una especie de solidaridad automática)

  5. Los deseos de figurar y liderar en algún puesto público. Cuando con o sin razón la persona es excluida de algún puesto de comando, en este caso, tiende a ver el proceso revolucionario como algo negativo con muchos defectos y puede hasta caer en apoyar los planteamientos de la gente de la derecha. Esto posiblemente quiere decir que en el fondo, esta persona no tenía una convicción firme al lado del campo revolucionario, sino más bien venía actuando como oportunista bien disimulad@.

  6. La limitada carencia de recursos económicos del militante o simpatizante, para desarrollar el activismo político en un medio competitivo, pudiese ser también otro obstáculo para que este no pueda desplegar toda su energía en la lucha política revolucionaria. El medio capitalista lo lleva a pensar más en la búsqueda del dinero que en dar parte de su tiempo en función de la revolución. Este tipo de personajes pudiese ser fácil presa de los que acostumbran sobornar y de esta manera propiciar la traición de alguien que había sido militante, simpatizante o funcionari@ de un proceso revolucionario.

  7. El decaimiento de un país que tuvo una situación relativamente bonancible, donde los ingresos petroleros permitían abastecer a grandes capas de la población, pero que debido a factores económicos y financieros adversos nacionales e internacionales, una porción importante de la población tiene grandes limitaciones para adquirir alimentos y medicinas, es otro caldo de cultivo para que los militantes y simpatizantes menos comprometidos con la lucha revolucionaria, lleguen al extremo de votar por los candidatos de la derecha neofascista, creyendo que estos si le solucionarán sus problemas de alimentación o de salud. Es posible que algún@s luchador@s de los sectores populares y clase media baja hayan caído en esta trampa. Por supuesto que en estas bajas, juega un papel muy importante el descuido de algún@s servidores públicos que ejercen el gobierno en cuanto a la formación ideológica de la militancia. Como se dice en un pasaje de la literatura bíblica: "No solo de pan vive el hombre"

  8. La existencia de familiares muy allegados con estados de salud de muy difícil curación, pueden inhibir a un militante o simpatizante revolucionario a desarrollar un trabajo político a tiempo completo y de alta responsabilidad. Su amor por sus seres queridos más cercanos, pudiesen llevarl@ a ubicarse al margen de los acontecimientos políticos ¿Debe privar más lo personal-familiar que los problemas del colectivo?

  9. Para algún@s el recibir una jugosa herencia, pudiese ser motivo para que abandonen la lucha y por el contrario se concentren en hacer más fortuna.

  10. La mala dirección de algunos militantes que ocupan cargos en los diversos niveles de la organización política o gubernamental bolivariana, puede conducir a que algunos militantes y simpatizantes queden aislados. Se el caso que algún@s "dirigentes" tienden a forman pqueñas macollas con sus más allegados con alta exclusión de otros militantes, situación que lleva a estos últimos a ponerse al margen de la organización. Esto sucede cuando el personalismo de los empleadores supera a la práctica correcta revolucionaria (sobre esta desviación, Mao Zedong y Fidel Castro dejaron varios escritos y discursos)

  11. Por último, se puede dar el caso de militantes o simpatizantes revolucionari@s que a pesar de tener la convicción necesaria para hacer una vida militante, dado su estado de salud, se ven en la obligación y el derecho de convertirse en colaboradores, pero con poca dedicación al activismo político, sobre todo porque este requiere de más de 15 horas diarias de trabajo y estudio. Sin embargo, el caso del actual Presidente de Ecuador (profesor Lenin), nos dice que hay excepciones que vale ser estudiadas y tomadas en consideración.

¿Porque hemos hecho esta elemental distinción entre un (a) verdader@ o autentica revolucionari@ y los que de una u otra forma merodean detrás de posiciones burocráticas, pero que en realidad carecen de la convicción suficiente para mantenerse en la lucha..?

La razón fundamental en estos nuevos tiempos, es porque desde hace aproximadamente unos ocho (8) años para acá, hemos visto un relativo estancamiento del proceso de cambio vía socialismo en Venezuela, hecho que amerita investigar sus causas y posibles consecuencias. Aunque todas las opciones que fueron enumeradas como factores negativos, son significativas, vale hacer algunas consideraciones que tocan a exdirigentes bolivarian@s que ocuparon uno o más cargos de mediana y alta importancia en el gobierno. ¿Porque algunos de ellos no solo han bajado la guardia, sino que emiten declaraciones en los medios de comunicación donde tienden a coincidir con los planteamientos de los neofascistas o al menos a buscar solo defectos en la gestión bolivariana, después que ellos salieron del gobierno.

Algunos ejemplos o hechos nos ayudarán a explicarnos mejor:

  • Critican a fondo la desvalorización de nuestra unidad monetaria y la poca oferta de alimentos y medicinas, pero no aportan ninguna solución sensata. Más bien pudiesen ser algunos de ellos l@s que han estimulado el contrabando de extracción, el bachaqueo y otros vicios que afectan la economía del país.

  • Señalan que la Constituyente no es la solución para despejar la vía de los obstáculos nacionales e internacionales que los sectores empresariales y políticos derechistas han colocado como una barrera de características golpista, y donde además esgrimen argumentos jurídicos negadores de la constitucionalidad de la convocatoria y desarrollo de la Constituyente. Se han convertido en los nuevos buscadores de las cinco -5- patas al gato…

  • Intentan formar grupos paralelos "críticos" haciendo ver que las organizaciones existentes ya no sirven, y solo su equipo será el que logrará sacar adelante al país. Vale resaltar, que aunque estos pequeños grupos tengan algunas razones valederas para disentir de las líneas fundamentales del gobierno, se les olvida que contribuir a fragmentar a la izquierda, no es una solución correcta, pues esta posición pudiese a contribuir a que la derecha retome el gobierno (ha demostrado tener fuerza electoral a pesar de carecer de dirigentes y organizaciones serias). En este sentido, es muy importante que l@s revolucionari@s se conozcan a si mismos, identifiquen bien a sus amigos y también sepan caracterizar bien a sus adversarios o enemigos…(incluyendo a los terroristas). Nótese que el alto gobierno bolivariano ha caído en la práctica de querer dialogar fundamentalmente con la gente de la derecha.

En síntesis, dejemos bien claro, que en todo proceso de tendencia revolucionaria, el mayor espacio debe ser para el diálogo y el consenso, pero también debe existir un amplio trecho para el disenso, caracterizado por la autocrítica y la crítica constructiva, donde en ningún momento se transite por el camino borrascoso de la derecha apátrida y terrorista. Hasta donde se pueda, hay mantener la unidad, sin menoscabo a que se constituyan pequeños grupos vecinales para realizar conversatorios donde se resalte la formación ideológica y se resuelvan problemas puntuales de la comunidad.

También vale resaltar, que la disidencia mal entendida, sumada a la abulia y la pereza en el campo revolucionario, es consecuencia básicamente de los siguientes factores:

  • La ideología conservadora ha moldeado la conciencia de la gente durante muchos siglos, razón por la cual no es fácil deslastrarse de la egolatría, la envidia, el egoísmo y otros derivados de lo que los religiosos llaman "Pecados capitales".

  • América Latina y el Caribe han sido herederos de una clase social sin rumbo ideológico cierto que venía de la primera y segunda guerra mundial, donde todavía predomina el ansia de hacer dinero por encima de valores transcendentales como la justicia social y el amor al prójimo.

  • La debacle organizativa e ideológica sufrida por la izquierda en los últimos 40 años de la IV República y el relativo repunte de la derecha internacional, son factores que pesan en la construcción de movimientos revolucionarios de sólida consistencia.

  • La actitud guerrerista de la OTAN, de los gobiernos de USA y de la Unión Europea, han impregnado de odio a las clases ricas de esos países incluyendo los del tercer mundo.

  • Los múltiples problemas económicos y sociales que consiguió al llegar el gobierno bolivariano, sumado a la inexperiencia para ejercer el gobierno, ha sido un serio obstáculo para modificar a fondo el sistema educativo-formativo capaz de conducir a la gente por un pensamiento sólido socialista.

En consecuencia, se requiere con urgencia, que el gobierno bolivariano y las diversas organizaciones de tendencia revolucionaria realicen fuertes campañas de formación ideológica, deslastradas de las tradicionales prédicas conservadoras que nos dejó el Imperio Español y de la propaganda neocolonial, directa o subliminar que nos viene ahora del norte.

Es necesario y urgente que esos farsantes "izquierdistas" que se montaron en el autobús del Cmte. Chávez en busca de puestos y prebendas económicas se terminen de bajar y se quiten la máscara que les esconde su falsedad, su oportunismo y revisionismo. En este sentido deben dejar de proferir falsas excusas para abandonar el barco que pudiese conducirnos a una revolución verdadera. Lo esencial, es que se luche para ayudar a mejorar la formación ideológica revolucionaria (las 24 horas del día), los derechos de los trabajadores, a corregir las omisiones, errores y hasta arbitrariedades que se pueden estar cometiendo, por lo que intentar confundirse con los reaccionarios no es el mejor camino…

Cerremos con Mao Zedong: "La lucha de clases, la lucha por la producción y la experimentación científica son los tres grandes movimientos revolucionarios para construir un poderoso país socialista"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1473 veces.



Yolí José Núñez O.


Visite el perfil de Yolí José Núñez O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: