Para evitar la Asamblea Constituyente

Tanques Colombianos en frontera. Preludio de invasión por la OEA

El Gobierno Oligarca del premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos, quien es paradójicamente el responsable del bombardeo aéreo Colombiano a territorio Ecuatoriano, en fecha reciente y con una solapada actitud guerrerista, ha decidido movilizar y mantener a una importante cantidad de tanques de combate de su ejército, en la empobrecida, abandonada y olvidada provincia de la Goajira, a escasa distancia de la frontera con la República Bolivariana de Venezuela, con el fin de proteger a esa región fronteriza, según la declaración del Ministro de Defensa de Colombia, de las actividades delincuenciales que recurrentemente se cometen, en esa parte del territorio de la Republica de Colombia.

Pero la verdadera razón de ese emplazamiento de los tanques de combate colombianos, cerca de la frontera común entre ambas naciones, es porque el Gobierno Bolivariano del Presidente Nicolás Maduro, se ha convertido a la largo de cuatro años en la piedra dentro del zapato para el poder Hegemónico Mundial, en primer lugar, para la pasada administración del asalariado Barack Obama, y a partir de este año 2017 para el multimillonario Donald Trump, actual presidente de los Estados Unidos de Norteamérica; Por el hecho de haber logrado derrotar hasta ahora, todas las maniobras políticas, económicas, financieras, diplomáticas, mediáticas, y sociales, urdidas por sus respectivos gobiernos imperiales, para derrocarlo del poder alcanzado heroicamente en las elecciones presidenciales del año 2013, como ingrata consecuencia de la inesperada y muy lamentable muerte del Presidente Hugo Chávez.

Derrotada la maniobra petrolera durante el año 2016, gracias en buena medida, a la gestión particular que efectuó sistemáticamente nuestro Presidente Nicolás Maduro, en el concierto de los países productores de crudo OPEP y no OPEP, para reducir la producción y con ello procurar la elevación del precio del barril de petróleo, los gobiernos de Obama y Trump han arreciado las otras maniobras antes mencionadas, como lo son el brutal cerco financiero mundial, el contrabando de millones de billetes venezolanos hacia Colombia, y la fijación de una espúrea tasa de cambio Bs/US$ por medio de la página Web Dólar Today, entre otras, con el propósito de agudizar la desestabilización política y social a lo interno del país, para persistir en su firme propósito de derrocar al Gobierno Bolivariano, y poner término a la experiencia de un proyecto anti imperialista y revolucionario en la Patria Venezolana.

Ante esos evidentes y rotundos fracasos desestabilizadores en lo político, lo económico y en lo financiero, los Estados Unidos por medio de la apátrida burguesía criolla y sus fascistas operadores políticos nacionales y extranjeros, han apelado nuevamente a la fase terrorista que ya utilizaron en el año 2014, como una escalada de violencia previa a la invasión militar o paramilitar que ingresaría a Venezuela desde Colombia en este año 2017, con el visto bueno del presidente Juan Manuel Santos, ahora también con la misión de paralizar el proceso constituyente en nuestro país. Esta fase terrorista ya incluye públicamente la quema de personas vivas, y el ataque a varias instalaciones militares y policiales con armas largas, y que en éste año 2017 y a la presente fecha, ya cuenta lamentablemente con un numero de compatriotas asesinados por el fascismo, cuya cifra supera a la cantidad de asesinatos habidos en ese trágico año 2014, cuando el adinerado fascista Leopoldo López Mendoza lideró el movimiento insurreccional burgués llamado "La Salida".

Juan Manuel Santos, en este escenario de guerra no declarada contra nuestra nación, y en el marco de su reciente visita efectuada en días pasados a la Capital Imperial, ha recibido directamente la orden del nuevo Emperador Yankee, de gestar a la mayor brevedad posible todas las acciones necesarias de provocación política, diplomática, y militar del genocida gobierno Santandereano contra el Gobierno Bolivariano, para que deriven en graves incidentes fronterizos, que serán propiciados por las fuerzas militares regulares de Colombia o las repotenciadas y permisadas fuerzas paramilitares luego de la capitulación de las FARC-EP, para así poder justificar el inicio formal de una guerra entre Colombia y Venezuela, o de una pronta intervención multinacional apoyada por la OEA, que impida la concreción de una Asamblea Nacional Constituyente, que apunta a consolidar el proyecto Bolivariano y Socialista que legó el Comandante Hugo Chávez.

Los tanques de combate Colombianos, además de la tropas de infantería que forman parte de esa fuerza de ataque, que el refinado pero hipócrita presidente Juan Manuel Santos, ha ordenado colocar a escasos kilómetros de la línea fronteriza de ambos países, y específicamente cerca del puesto fronterizo de Paraguachon en el Departamento de La Goajira, en espera de la decisión que se tomará en la OEA para finales de Mayo, es una muestra inequívoca del servilismo de la Oligarquía Colombiana con el gobierno de Donald Trump, además de ser una actitud provocadora y hostil contra el Gobierno de Nicolás Maduro, y una clara pero fallida intención de intimidar y hostigar, a nuestra patriótica, Chavista, anti imperialista y revolucionaria FANB.

Santos, perverso y criminal hijo político del magnicida Santander, no habría actuado de esta manera, a todas luces enmarcada en un ejercicio militar de invasión al territorio venezolano, sino estuviera totalmente seguro de contar con el poderoso paragua aéreo de la aviación Yankee, y de otros países que como Holanda, Francia, e Inglaterra, son miembros de la norteña OTAN pero con presencia militar en el Mar Caribe. Esa moderna y apertrechada aviación, esta estacionada desde hace años en las bases aéreas de Aruba y Curazao, contando con más de 30 aviones F16 listos para atacarnos en cualquier momento, y generar la destrucción del país en un formato parecido a las invasiones ocurridas en Libia y Siria.

El ataque de los tanques Colombianos como punta de lanza de la invasión a nuestra patria, contaría con todo el inmensurable apoyo operacional y logístico del comando sur del ejército gringo, y para tal efecto, sería legitimado por la golpista y terrorista OEA, como producto de la decisión injerencista que muchos gobiernos títeres de América Latina y El Caribe, chantajeados y amenazados por el gobierno estadounidense, tomarían en la próxima reunión del Consejo Permanente de Cancilleres, que se efectuará el venidero miércoles 31 del presente mes, con el premeditado propósito de intervenirnos militarmente debido a la "crisis humanitaria" que según ellos está presente en Venezuela.

El Gobierno Bolivariano, la patriótica y anti imperialista Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y el Pueblo Chavista, Revolucionario y Socialista de la Patria Venezolana, estaremos listos, preparados, rodilla en tierra con fusil al hombro, pero sobretodo con una elevada conciencia política e ideológica, para resistir y repeler el asalto de los gobiernos traidores que osen invadirnos, y fundamentalmente para propinarle al Imperialismo Yankee la mayor derrota militar en el continente americano, por parte de los hijos e hijas del Libertador Simón Bolívar.

Bolívar y Chávez Viven. La lucha sigue.

Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.

Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2419 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: