Paro armado indefinido

La Coordinadora Democrática del golpe de estado y paro petrolero del 2002, devenida en Mesa de la Unidad Democrática, para continuar el paro y la matanza callejera, iniciada en Puente Llaguno, se desnuda en plena calle y a la luz del día para dejar al descubierto los encantos y bondades del paramilitarismo colombiano, impuesto por su líder Alvaro (Dr. Varito) Uribe Velez, como método de lucha para enterrar al bolivarianismo venezolano que tanta urticaria produce a la oligarquía santanderiana en Colombia y a la apátrida y parasitaria en Venezuela.

El libreto aplicado contra Ucrania, Libia, Iraq y actualmente desarrollándose en Siria, sigue en auge para caotizar a la República Bolivariana de Venezuela, con lo cual el imperialismo, aspira producir un efecto dominó en Suramérica y el Caribe, que tendría como escenario final una zona de desestabilización regional, propicia para la intervención de los "salvadores del mundo, los afamados Cascos azules", no precisamente por su labor humanitaria y de paz. Esto en los planes imperiales orquestados por la OTAN y el Complejo Militar Industrial y Comunicacional, significa extirpar la ideología bolivariana y el chavismo en la región y al mismo tiempo extrapolar ese mensaje a los pueblos del mundo, que se han inspirado en la Revolución Bolivariana de Hugo Chávez, en Venezuela para sentar las bases de las luchas de liberación nacional en sus correspondientes territorios. En otras palabras anular, aplastar la "Amenaza inusual y extraordinaria "que para la seguridad y política exterior de Estados Unidos de Norteamérica, representa la República Bolivariana de Venezuela, con su pésimo ejemplo de irrespetar al "hermano mayor", con la decisión del pueblo bolivariano, de ser libre y soberano, pateando el trasero al grosero injerencismo imperial.

La variante en el guión es que mientras en el Medio Oriente la acción criminal en contra del pueblo le ejercen los llamados yijadistas del Estado Islámico, Alqaeda y toda esa gama de organizaciones criminales, surgidas y sostenidas por el imperialismo, luego de sus invasiones militares; en nuestra patria la ejercen los paramilitares entrenados y pagados por la oligarquía criolla e internacional, con dólares imperialistas y cobijados en la llamada "Mesa de la Unidad Democrática ó, Coordinadora Democrática", organización que lleva 18 años atentando contra la paz, la seguridad, la vida y todos los derechos humanos de los venezolanos y residentes en nuestra querida patria.

El cualquier otra latitud no necesariamente con gobiernos autoritarios o dictaduras, sino simplemente con regímenes de mano dura contra el crimen organizado y el terrorismo, ese mal llamado partido político ya estaría ilegalizado y sus dirigentes sometidos a la justicia ordinaria, con cargo inherentes a lo que en esencia representan. Para no abundar más en pruebas y argumentos hagamos un rápido paneo sobre lo que han representado estas siglas (CD - MUD) para la República Bolivariana de Venezuela y su estoico pueblo:

2002 - 2003, el asesinato de más de 30 compatriotas, con el intento de golpe de estado, secuestro y de asesinato del presidente Hugo Chávez, en abril de 2002, que tuvo como justificación la matanza de Puente Llaguno, ejecutada por francotiradores apostados en edificios del centro de la Gran Caracas, por la dirigencia de la CD, para dar cumplimiento al libreto del golpe de estado perfecto, elaborado y dirigido por agencias criminales como la CIA y el MOSSAD, valga decir que hoy continúan guiando la violencia en el país. El paro petrolero, que amen de los sufrimientos causados al pueblo, más las muertes ocasionadas por las penurias producto del atentado criminal contra el desarrollo del país, dejó pérdidas superiores a los 20 mil millones de dólares y puso a la economía nacional al borde de la quiebra, mientras los "líderes" del crimen organizado que sostenía el sabotaje, hacían lobby en Estados Unidos Unidos y Europa, para que se ejecutara una invasión "humanitaria", porque Venezuela estaba inmersa en una guerra civil. Cualquier parecido con el actual discurso y acciones de la MUD, no es nada circunstancial y mucho menos coincidencia.

A todas estas y tras el fracaso del golpe y el paro, que pueblo y gobierno con el presidente Hugo Chávez a la cabeza derrotaron de manera estruendosa, esa derecha apátrida y mafiosa continúo con el golpe blando y provocando sabotajes particularmente en el sector energético, dejando muerte y dolor en el medio petrolero. Con la desaparición física del Comandante Hugo Chávez, en funciones de presidente y reelecto por abrumadora mayoría, para un nuevo período vendría la obligatoria convocatoria a comicios presidenciales, donde se enfrentaron por el chavismo, Nicolás Maduro y por la oposición (CD) Henrique Capríles Radonsky, cofundador de Tradición Familia y Propiedad, secta ilegalizada por el gobierno de Luis Herrera Campíns, por sus inclinaciones neonazis. Allí resultó electo el candidato chavista, hoy en ejercicio de su período constitucional.

Esta vez, de nuevo la acción criminal atenta contra la tranquilidad, la estabilidad y la vida de los venezolanos, con saldo de 12 muertos incluyendo una niña y un niño de 13 y 14 años respectivamente, gracias a la arenga del candidato derrotado que llamó a sus huestes a salir a la calle y "Drenar esa arrechera". Fue la orden del niño malcriado despechado porque no le apoyaron, que se podría traducir en: "Salgan a matar chavistas que son los responsables de esta derrota". Efectivamente eso ocurrió los focos de paramilitares que ya tenían preparados porque intuían la derrota, salieron a la calle a asaltar y quemar Centro de Diagnostico Integral, de la Misión Barrio Adentro y a tratar de linchar a los médicos y demás personal de ciencias de salud, que desde la hermana Cuba Revolucionaria se vinieron a Venezuela a darle la mano a este pueblo excluido, que por primera vez en la historia encontraba redención. Ese episodio, dejó un amargo sabor a crimen e impunidad, porque el Ministerio Público no encontró "méritos y pruebas" para imputar al responsable, que hoy de nuevo asume las riendas de otra campaña de matanza callejera, que ya ha cobrado más de 60 vidas. Luego vinieron las guarimbas de 2014, que comenzaron el Dia de la Juventud, en febrero y que luego de tres meses de violencia dejó un saldo de 43 muertes, la mitad de ellos oficiales y funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de la Policía Nacional Bolivariana, que sin armas, salían a enfrentar las hordas criminales que apoyadas por francotiradores cazaban a "los aguacates", denominación, que en el lenguaje bélico le dieron a nuestros guardias nacionales, cuando estos intentaban desarticular las barricadas y abrir el tránsito a la población. Por esta acción denominada "La Salida" está sentenciado a 13 años de privación de libertad, su principal líder, cumpliendo la pena en un recinto militar, una cárcel cinco estrellas, donde hasta equipos para realizar videoconferencias con el mundo entero posee, en ese "antro donde le violan sus derechos humanos". Valga decir que su captura se produce, porque el mismo pidió que lo encerraran para no ser ejecutado por las facción de su democrático partido, que lo consideraban traidor.

El resto de las acciones criminales de esta organización que reiteramos dejó de ser un partido político para convertirse en un sindicato del crimen, están en pleno desarrollo en el día día del venezolano, que ya está al borde con tantos crímenes, secuestro de urbanizaciones y de municipios enteros, donde gobiernan dirigentes de la (CD - MUD), como es el caso de Miranda, con los municipios, Chacao, Baruta, Sucre y El Hatillo. Lara con su capital Barquisimeto, en manos del fascismo.

La última manifestación del fascismo en su máxima expresión se ha dado en Barinas, donde ese odio inoculado por las mass medias, pero particularmente por la radio, la televisión y redes sociales, dejó su marca con el ataque a todo lo que representa la memoria del Comandante Chávez, en su estado natal. Allí en Sabaneta, en la casa natal de Chávez, fue edificado el "Simoncito Mama Rosa", centro de educación inicial, en homenaje a Mama Rosa, una abuelita ejemplar que con sacrificios extremos formó al niño Huguito, que luego sería el presidente líder de la Revolución Bolivariana, ese centro educativo fue incendiado y destrozado. Quemaron la casa del PSUV, quemaron y saquearon la sede del CNE, asediaron y atacaron las sedes de la Gran Misión Vivienda Venezuela, de Misión Ribas y al hospital Central "Luis Razetti".

Para cerrar con broche de oro, en los estados Táchira, Mérida y Trujillo, región andina venezolana, los pacíficos manifestantes emitieron un comunicado dirigido a centros de educación públicos y privados, a comerciantes e industriales y a transportistas, en el que señalan que a partir del lunes 22 de mayo, los comercios que sean abiertos al público, sufrirán consecuencias lamentables, lo mismo rige para los colegios públicos y privados que abran sus puertas al alumnado, centros de salud y demás instituciones. En cuanto a los transportistas les advierten que cualquier unidad del género que sea transporte pesado, colectivo, taxi, ambulancia, camiones, con alimentos, combustible o cualquier tipo de carga serán quemados y utilizados como barricadas en calles y carreteras. Advirtiendo que se trata de un democrático llamado a paro general indefinido. Al más clásico estilo del paramilitarismo colombiano, es nada más y nada menos que un paro indefinido armado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 839 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: