Un buen día

Saben, empecé a dibujar, pintar, hacer esculturas, y escribir poesía cuando tenia uno siete años de edad, probablemente porque soy severamente disléxico (se me hace muy difícil leer, repetí parcialmente el primer grado 3 veces y el segundo, dos veces), y soy parcialmente afásico (dificultad para expresarse verbalmente) entonces creo que se me hacía mucho más fácil comunicar y desahogarme al escribir historias o sentimientos, pero en pocas palabras, o en palabras condensadas (la poesía) y acompañarlas con imágenes y colores, muchos colores, me gustan mucho los colores.

Para mí los colores tienen algo como gustos y sonidos.

Eso se llama sinestesia, y aunque no se conozca mucho sobre el asunto, creo que es más común de lo que pareciera, incluso, creo que la mayoría de los artistas, creadores, compositores, etc., experimentan hasta cierto punto esta condición, y muchos niños en sus primeros años de vida también.

Ver: https://en.m.wikipedia.org/wiki/Synesthesia (vean versión en español)

Desde entonces he escrito miles de poemas y cientos de canciones (ninguna popular hasta ahora), y durante unos 11 años también ganaba un poco de dinero --- o cervezas gratuitas --- haciendo poemas dirigidos a las novias y madres de los Hell’s Angels (en Montreal), especialmente durante los días de la madre, del enamorado, y para cumpleaños, o después de que hayan tenido una discusión y querían reconciliarse.

Era muy interesante.

Bueno, esta madrugada, el día de las madres, estaba tratando de expresar una cosa que no podía expresar claramente (para hacer un artículo), y al re-escribir las ideas una y otra vez durante más de dos horas, lo que finalmente me resulto satisfactorio fue un poema.

Entonces, en vez de un artículo, aquí abajo les presento el poema titulado, "Un buen día."

Espero que sea efectivo.

(Nota: Por casualidad, o por sentimientos latentes, como una olla de presión del subconsciente, no lo sé, al terminar las revisiones de este texto, leí sobre el "plantón" que la violenta oposición antichavista venezolana planifica llevar a cabo mañana el 15 de mayo en Caracas, básicamente trancando la ciudad, como niños malcriados con bates de béisbol en una piñata. Probablemente, como casi siempre, habrá destrucción de bienes públicos, de calles, vehículos, oficinas, y negocios, pero también habrá inocentes muertos y heridos. Será otra muestra más del altísimo nivel de irracionalidad y perversidad opositora antichavista, pensando que al destruir y matar, construirán y resucitarán. También, por casualidad, o por destino, y aunque todavía no se ha publicado mi poema (abajo), hace unos minutos --- a las 21:11 ---recibí un correo electrónico de uno de esos opositores, Leo Chigne, [email protected], diciéndome, "Hay que desaparecer a cada chavista … Muerte a todos," lo cual se parece bastante a lo que dice mi poema. ¿Casualidad? No sé. Veremos lo que pasa mañana. Esta nota fue escrita a las 22:33, mayo 14, 2017.)

UN BUEN DÍA

Un buen día
Cuando no quede nada
Cuando hayas por fin destrozado todas las calles
Cuando no existan más escuelas, ni liceos, ni universidades

Cuando habrás quemado cada buseta

Un buen día
Cuando no quede nada
Cuando hayas por fin destruido toda la comida
Cuando no existan más CDI, ni hospitales, ni clínicas

Cuando habrás bombardeado cada tren

Un buen día
Cuando no quede nada
Cuando hayas por fin desmantelado todas las fabricas
Cuando no existan más comercios, ni bodegas, ni tiendas

Cuando habrás dinamitado cada avión

Un buen día
Cuando no quede nada
Cuando hayas por fin arrancado todas las luces
Cuando no existan más teléfonos, ni pantallas, ni megas

Cuando habrás incendiado cada carro

Bueno

Ese buen día
Cuando no quede nada
Cuando habrás terminado por fin con todo
Cuando no exista más nada, más nada, más nada

Cuando habrás desaparecido cada cosa

Cuando necesites caminar
Cuando quisieras estudiar
Cuando necesites tomar la buseta
Cuando necesites comer
Cuando necesites curarte
Cuando quisieras tomar el tren
Cuando quisieras trabajar
Cuando quisieras ir de compras
Cuando quisieras tomar un avión
Cuando necesites utilizar la luz
Cuando quisieras llamar a un amigo
Cuando quisieras manejar tu carro

No pondrás.

¿Sabes por qué?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 796 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a246004.htmlCd0NV CAC = Y co = US