Algunas consejas a las derechas nacionales y extranjeras

A quien le caiga, como decimos en buen criollo.

En ese orden, primeramente, nos dirigimos a las izquierdas, actuales y pasadas. Aquellos y aquellas que opinen y consideren que las derechas, propias y extranjeras, tienen como objetivo fundamental y político que se realicen unas "elecciones generales", nos permitimos sugerirles bien que "hagan las maletas" y agarren "las de Villadiego"; mientras que las otras izquierdas, aquellas que son verdaderamente de izquierdas, nacionalistas pues, sencillamente, se vayan aprovisionando con sus morrales y procedan a marcharse a Falcón, así tan simple como sencillo; los demás, es decir, aquellos que se consideran a si mismo como los ni-ni nos permitimos aconsejarles que vendan todo y se marchen, como refugiados políticos, perseguidos por el "régimen" a los mayamis, a los madriles, para que comiencen a percibir y sufrir el "panameñismo" en curso en Panamá, en sus actuales realidades; es decir, en última instancia, Venezuela que se "ha partido aquello" ayudando a los vecinos, está comenzando a conocer "cuanto nos quieren".

Pero nuestro texto está dirigido a las derechas, nacionales y extranjeras, tratando y buscando de exponer los consiguientes escenarios, en "pleno desarrollo", a nivel urbano de Venezuela. En nuestros modestos pareceres, en nuestras percepciones, nos está pareciendo, en eso que llaman "recuerdos históricos", que las derechas tratan de desarrollar escenarios iguales y/o parecidos a aquellos escenarios que se desarrollaron durante el desarrollo y acontecimientos del "Golpe de Abril, 2002" contra el Presidente constitucional, Hugo Rafael Chávez Frías, buscando y tratando de imponer una matriz muy parecida a aquellos desarrollos golpistas que fueran muy bien diseñados, desarrollados aunque muy mal concluidos durante aquellos escenarios pre-durante-post a dicho golpe de estado en referencia abrileña.

En primer lugar, es de precisar que aquellas expresiones de calle, se componían de "masa burguesa" apoyada por miembros de "Bandera Roja" que para nada se acercaban al modelo de "golpe de estado" diseñado en lo conceptual-contentivo de la "Guerra Política". Era, en sencillas palabras, la mejor expresión de "lucha de clases" que se expresaba contra "el perraje afrancesado revolucionario" de todo lo que representaba Chávez Frías junto a los invisibilizados mientras que en las actuales realidades y circunstancias, el desarrollo actual, además de no contar con los liderazgos de "los tres mosqueteros" y del fundamental ideólogo del "Golpe de Abril", los esquemas en curso son las expresiones en praxis de lo que denominamos como "Golpe de Colores", es decir, en cumplimiento de los esquemas preferentes contenidos en la "Guerra Política" como teoría contra-comunista desarrollada, en praxis, por el Partido Comunista Chino, PCCh, y conceptualizada gracias a las experiencias adquiridas por el Generalísimo Chiang Kaishek frente a su derrota como militar y líder político cuando tomaría la decisión de crear e impulsar lo conceptual contenido de esas experiencias cuales lo llevarían a su derrota, como lo hemos expresado, a causa, por y en consecuencia de las actividades de los cuadros militantes del PCCh, en lo real significativo que representa, realmente, la Academia Militar de Fuxingang, ubicada en las afueras de Taibei, Taiwan, donde realizáramos, durante tres meses, los cursos correspondientes del conocimiento imperativo y significativo de la denominada, conceptualmente, como de "Guerra Política".

En segundo lugar, las experiencias de los "cuadros de izquierda comprometidos" actuales que conocieron las consecuencias de los desarrollos del "Golpe de Abril", saben, en conciencia, que sí el "Golpe Continuado Actual", en pleno desarrollo, alcanza sus objetivos fundamentales como es "tumbar a Maduro Moros", serán perseguidos, asesinados, presos, torturados, etc., y, es nuestra sencilla y modesta opinión, que esos cuadros, realmente comprometidos, no van a "caer en ese escenario" de represión y persecución, obviamente. Ello significa, en última instancia, que se podría desarrollar, evidentemente, muy serios enfrentamientos que no serían para nada iguales ni siquiera parecidos a aquellos escenarios que se expresaron durante "la lucha armada".

En tercer lugar, vista las declaraciones del jefe de la 4ta. Flota norteamericana radicada en Miami, como también en conocimiento de las declaraciones, públicas y oficiales, del Presidente Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, quien estuvo acompañado por su canciller, de llevar al seno de la Naciones Unidas los contenidos de la decisión de Estado soberano emitida, públicamente, por el Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros, de desarrollar, en profundidad, lo conceptual significativo de las milicias bolivarianas, como órgano de defensa del Estado venezolano, ellas, esas declaraciones, oficiales y públicas, tanto de uno como del otro, significan, en cuanto el escenario actual en pleno desarrollo del "golpe continuado" que realizan las derechas venezolanas, que tanto para los EEUU de América como para Colombia, esas derechas criollas deben estar en muy serias incapacidades y debilidades de su fuerza conspiradora (no nos referimos a las movilizaciones sino al objetivo final que es "tumbar a Maduro") como para que, en sus propias fuerzas de calle, en "pleno desarrollo", puedan alcanzar su objetivo final como es "tumbar al Gobierno revolucionario y derogar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela", es decir, cambiar al Estado venezolano en su actual transformación profunda por el Estado obsoleto y periclitado como es esa conjunción absurda de Estado rentista y neo-liberal-capitalista-dependiente.

Ello significa, realmente, tener que preparar los correspondientes escenarios de guerra por intervención de tropas para-militares-norteamericanas, tropas colombianas y, of course, tropas brasileñas con la finalidad de aplicar la tesis iraquí de "dividir Venezuela" en tres grandes áreas geográficas, a saber: la zona occidental estaría bajo el control de Bogotá; la zona sur-oriental bajo los designios y directrices de Brasilia; mientras que el control fáctico de Caracas y toda la costa caribeña se encontraría bajo los designados por Washington a ser instituidos en Miraflores tal cual se sucedería durante el desarrollo del "Golpe de Abril" (2002).

En cuarto lugar, nos consideramos una sencilla cuenta de "sumar y restar". Aproximadamente, la población venezolana podría alcanzar unos 30 millones de habitantes. Como todos ustedes conocen, esa cifra se podría calcular por el consumo de sal.

De esos 30 millones de habitantes, como diría el Comandante Fidel Castro Ruz, no todos son de derechas, no todos son opositores, no todos son escuálidos, no todos son contra-revolucionarios como no todos son habitantes urbanos ni habitantes de las zonas rurales venezolanas. Ello es muy importante tenerlo en consideración en tanto y cuanto consideramos que las políticas revolucionarias que desarrollara Hugo Rafael Chávez Frías y continúa en sus profundizaciones realizándolas Nicolás Maduro Moros siguen vigentes y vista la experiencia real, histórica y objetiva que se desarrollara durante el "Golpe de Abril" (2002), nos lleva a considerar que cualquier gobierno de derechas no solo revocaría las leyes correspondientes de la horizontalidad de la distribución de la riqueza nacional sino que eliminarían todas las misiones, fundamentalmente, aquellas que le permiten a los invisibilizados poder aprender a "leer y escribir" y continuar sus desarrollos educativos para mejorar sus calidades de vida.

Dentro de este análisis sociológico es cierto que "el odio manifiesto" que se expresa en las derechas nacionales y en los grupos sociales contra-revolucionarios no se expresan en los sectores revolucionarios y visibilizados pero es de obligación considerar que "…sí se despierta el dragón…" se podrían desarrollar serias confrontación sangrienta como lo vienen expresando en aspiraciones la prensa peninsular española en su marco franquista-represivo en curso de las realidades actuales del Gobierno de Mariano Rajoy.

Es decir, ese inconsciente colectivo franquista que se manifiesta en España es igual y/o muy parecido al que se desarrollara durante el "Golpe de Abril" como en el "Golpe Continuado" actual en "pleno desarrollo" en curso en Venezuela; es decir, para decirlo claramente, las derechas nacionales y extranjeras buscan, en última instancia, una guerra civil en el territorio venezolano con la finalidad de "dividir a Venezuela", según lo hemos expuesto más arriba.

Ahora bien, es evidente que en caso de un proceso en violencia de "guerra civil" nos encontraríamos con un escenario no solo parecido a aquel de la España de la "Guerra Civil española" sino que se podrían desarrollar diferentes escenarios de guerras internas en diferentes países latinoamericanos, caribeños y centroamericanos porque quedarían expuestas, en todas sus intensidades, las políticas y objetivos nacionales actuales de las derechas nacionales y extranjeras obedientes con la política actual de reingeniería de la "Doctrina Monroe" con la finalidad de volver a controlar lo denominado como "su patio trasero" vista las realidades mundiales en curso no solo en Europa como en el Medio Oriente y en el Extremo Oriente como bien lo ha expuesto en análisis, en facebook, el ex–camarada, colega diplomático y amigo personal, hijo de un revolucionario de "carta cabal", obrerista insigne, como lo fue Eloy Torres.

Es evidente que "tumbar a Maduro" que es, en última instancia, el "fin último" de las derechas nacionales y extranjeras, como no lo es "Elecciones ya", es un escenario que las derechas, propias y extrañas, deberían calcular con detenimiento, sensatez, calma y objetividad.

Es de mi muy particular opinión que mientras a la CIA podría no estar de acuerdo con un escenario de "máxima violencia" en Venezuela, por diferentes razones, visto que durante el "Golpe de Abril" (2002) no se atrevió a "quemar las naves", seguramente, por las duras, muy fuertes y profundas contradicciones que se desarrollaron durante aquel akelarre que se realizara en el Despacho Presidencial, en Miraflores, cuando don Pedro Estanga convocó a los Embajadores de los EEUU de América y de la Corona de España, estando presente una cuarta persona, seguramente, para discutir "los detalles correspondientes" de gobernabilidad, es decir, de repartición de los beneficios entre los EEUU de América, España y la oligarquía golpista, donde, por cierto, Acción Democrática no se encontraba presente, quizás al Pentágono le podría estar interesando ese escenario de "máxima violencia" en considerando que sería Colombia la co-responsable, en primera instancia, de desarrollar una "Guerra en Invasión Territorial" en la geografía de Venezuela vista las variables actuales en curso que se están desarrollando en los diferentes escenarios de la Revolución Bolivariana.

Es decir, la información publica ofrecida por el Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, de "aumentar el número de milicianos", cuerpo militar y disciplinado como se pudo observar por la "pantalla chica", lo que significa tener que entrenar, armar y desplegar a ese contingente militar a lo "largo y ancho" del país tiene no solo tanto un impacto público como sicológico, de importancia vital, que es de considerar para cualquier fuerza invasora al territorio nacional-venezolano y es, en ese marco referente, la decisión de Juan Manuel Santos de tratar de desarrollar una matriz de opinión en el seno de la Naciones Unidas con la finalidad de que el Consejo de Seguridad emita opinión declarando a Venezuela como un "estado fallido" como lo viene promoviendo el "socio de parranda" de Juan Manuel Santos, el señor Álvaro Uribe Vélez.

Debemos aclarar para la "toma de conciencia" de las derechas nacionales y extranjeras que el componente militar de las milicias tiene una muy importante particularidad y es no solo la condición social de sus componentes sino las edades de sus miembros quienes a diferencia de esas juventudes sin ideología que se dedican al "trabajo del terrorismo", en tanto y cuanto cobran un sueldo, esas personas de la "tercera edad" están curtidas por los avatares sufridos durante, por y de las políticas desarrolladas por la Cuarta República.

Es, en nuestra modesta opinión, que sí (condicional) las clases burguesas urbanas venezolanas no están dispuestas a "ir a la guerra civil" deberán presionar a sus líderes para que, en la "calma del guerrero" propongan, seriamente, políticas que sean factibles de negociación con la contra-parte de la Revolución Bolivariana, es decir, presionar a sus líderes para que propongan "serias políticas factibles" a ser desarrolladas en el marco de los contenidos expresos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Traten, con las seriedades requeridas, analizar las capacidades de sus dirigencias y tomen sus decisiones con todas las consecuencias correspondientes.

Como lo expresó en alguna ocasión Rómulo Betancourt; "…eviten que bajen los cerros…", y los cerros aún no han bajado como bien lo expresa, permanentemente, Diosdado Cabelllo Rondón cuando se refiere a que "…Rondón aún no ha hablado…".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 387 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a244553.htmlCd0NV CAC = Y co = US