Auditórium

Abril: ¿Terror revolucionario?

Comienzo de la cita: El terror fue un período lleno de violencia que giró en torno a Robespierre, el cual, junto con otros jacobinos, estableció "El Comité de Salvación Pública" convirtiéndose a su vez en el líder principal de este. Dicho Comité desató el 20 de septiembre de 1793 (hasta la primavera de 1974) una época sangrienta denominada como Régimen del Terror. Durante el transcurso de tal evento, Robespierre ejerció como mensajero de la muerte dando órdenes precisas de matar a todo aquel que tuviese la osadía de oponerse a la Revolución segando incluso la vida de personalidades tan importantes como los líderes contrarrevolucionarios Danton o Hébert.

El objetivo de Robespierre estaba claro (aunque no por ello se podría considerar sencillo), obtener la igualdad en la sociedad. Para lograrlo, renunció incluso a sus ideales contra la pena de muerte alegando que, si con la muerte de unos pocos se podía acabar el beneficio general, era de menester hacerlo. No obstante, esto era realmente difícil ya que los selectos miembros de la nobleza y el clero (principales objetivos), se negaban rotundamente a renunciar a los privilegios que habían obtenido a lo largo de los años y eran aún "presas difíciles de cazar". Esta era sin embargo, una época propicia para atacarlos ya que debido a los efectos de la Revolución, se encontraban bastante vulnerables comparados con tiempos pasados.

Tras numerosas ejecuciones y ríos de sangre, el Régimen del Terror llega a su fin junto con el temor del pueblo, que logra superar el miedo infundido por el comité revelándose contra Robespierre, criticando su forma de hacer las cosas y oponiéndose a todas sus decisiones. Al final, se produce la ejecución del propio Robespierre junto con otros jacobinos poniéndole el punto y final a una época que, durante un breve (pero intenso) período de tiempo aterrorizó las tierras francesas.

El terror surgió en el año 1793 y duró 11 meses, terminando en marzo de 1794. Sucedió cuando una vez muerto Luís XVI en la guillotina, se continuó con ganas de seguir reivindicando aspectos tanto políticos como sociales, así pues la Convención actuó. Fue un periodo marcado por miles y miles de muertes en las que se fueron muchas vidas inocentes pero también contrarrevolucionarias.

El comité de Salvación Pública se había creado en el 1793 con la intención de ayudar y reforzar al Comité de Seguridad General iniciado en el año anterior. Al mando del primer comité, está Maximilian Robespierre, que fue el máximo responsable del Terror. Este dato resulta dudoso e increíble si tenemos en cuenta la oposición que presentaba Robespierre contra la pena de muerte pero él tenía un claro objetivo: acabar con los contrarrevolucionarios. Así que intentó acabar con ellos: con los nobles y clero, ya que eran los que se oponían a sus ideales, esto se debía a que ninguno quería perder sus numerosos y magníficos privilegios; además la Iglesia sufría una mala época debido a que iban en contra de ella, los revolucionarios la veían ligada a la Monarquía y era lo que más detestaban así que intentaron acabar con ella y con los sacerdotes.

Esto desencadenó el Terror. En los sitios donde los contrarrevolucionarios estaban ganando poder, fueron matados junto con sacerdotes, como por ejemplo en Lyon. Aquí se llegó al momento más alto ya que Robespierre había acabado con los rebeldes, los enemigos de la Revolución, además las guerras en la frontera estaban teniendo buenos resultados gracias al comandante Napoleón. Para Robespierre el Terror había servido para mantener unido al gobierno y para acabar con todo aquello que le ponía trabas a la hora de conseguir su objetivo final: la abolición de los contrarrevolucionarios.

Es un periodo de violencia en la Revolución Francesa que abarcó de 1793 a 1794, cuándo la Convención votó a favor para tomar medidas contra las actividades contrarrevolucionarias. El Comité estaba encabezado por Robespierre quien calificaba El Terror como "una justicia rápida, severa e inflexible", se calcula que en total fueron unas 40.000 ejecuciones. Estas ejecuciones (algunas injustas) se hacían en la guillotina donde se llevaban a todos los que hiciesen actividades contrarrevolucionarias. En 1794 Robespierre procedió a ejecutar a ultra-radicales y a jacobinos moderados. El objetivo económico del Terror era asegurar el aprovisionamiento tanto de París como del ejército y el que hubiese una igualdad entre todas las clases sociales. Su punto culminante llegó cuando empezaron a hacerse las ejecuciones, sembrando así el terror en París. El Terror finalizó el 27 de Julio de 1794, cuando Robespierre es ejecutado. Fin de la cita.

Muchas veces he leído que la historia se repite, como tragedia o como comedia, mucha de las veces determinado por un fatalismo atroz. El despliegue militar el pasado 19 de abril me hizo recordar la feroz represión del momento revolucionario de la Francia de tiranía, persecución, y terror invocando razones de seguridad del Estado, defensa de la patria, siempre apelando, y escudándose detrás del pueblo. Desconocer que el pueblo descontento ese día se desbordó como rio en conuco detrás de las marchas que realizaron los opositores venezolanos en todo el país, por eso el cerco militar del GNB en esos eventos, hay que reconocer que la escasez, colas, y el alto costo de la vida están socavando a la revolución bolivariana, es la pura realidad no podemos tapar el sol con un dedo. En la Revolución Francesa 1793-1794 se aplicó el "Terror Revolucionario", una etapa de la historia donde los revolucionarios de la época desataron una terrible represión, y persecución sobre disidentes, y contrarrevolucionarios. Muriendo en la guillotina miles de personas, en su gran mayoría, inocentes, ejecutadas en forma sumaria por el Comité de Salvación Pública que presidió Maximilien Robespierre.

Mucha de las veces las revoluciones con sus errores se comen a sus propios hijos, el "Terror Revolucionario" en la Francia del siglo XVII acabó con sus propios revolucionarios en una escalada genocida de amenazas, represión, y violencia. Las leyes de esa Nueva República no estuvieron al servicio del pueblo ni de la nación francesa, al contrario fue un aberrante abuso de poder de jefes revolucionarios como Danton y Robespierre.

Esto lo traigo a colación por lo que está sucediendo en nuestra querida Venezuela, el pasado debería enseñarnos a las personas, y políticos del siglo XXI, a desarrollar con sapiencia una sabiduría que nos lleve a no cometer los terribles errores que causan la violencia, y el crimen, la tiranía, y el terror, que son negadores de los derechos humanos , aplicando los principios de convivencia, paz, justicia, libertad y democracia, consagrados en la Constitución De La República Bolivariana de Venezuela de 1999.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 484 veces.




Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Perdomo Arzola

Edgar Perdomo Arzola

Más artículos de este autor