Otra vez Clíver Alcalá Cordones

Hay que ver que el mayor general de ejército Clíver Alcalá Cordones,
no se merece estar sudando la gota fría de miedo como lo tienen por
estar metido en la guerra psicológica contra el gobierno nacional del
que no recibe dádivas que lo comprometan de madurista y, cada vez que
quiere y cree oportuno, sale a disparar frases que no tumban gobiernos
y, que tampoco lo delatan de traidor, aunque dice ser chavista
malogrado, chavista es, lo que le da motivos y razones más que
suficientes que, como hombre de armas a emplear en el pasado, no está
jugando a la política sin muy poco conocer de ella y, no sabemos cuál
es su interés de aparentar y aparecer como un obstinado en busca de
publicidad de convencer a quién, que lo acerque más al bando de la
oposición que a la ala del gobierno que está en el poder y, para su
consuelo patriótico se nos presenta como un perseguido del régimen a
través del Sebin, donde un puñado de funcionarios de ese cuerpo, en
una arremetida de acoso, se presentaron en su domicilio, portando
fusiles R15 (no serían AR15) y vistiendo uniformes camuflados del
Sebin por supuesto y, como él no la debe no la teme, por estar limpio
de escaramuzas golpistas, aunque eso sí, le preocupa como integrante
de la plataforma en defensa de la Constitución los enemigos de la
violencia que lo enfada y, sin ser constitucionalista atina
acertadamente en su provecho leguleyo.


En el amasijo de conjeturas que el propio MG Clíver Alcalá Cordones
hizo público a su favor, como civil que es en derecho al bien, está en
todo su deber de hacer en su defensa y acusar que, el culpable en caso
que haya un intento de detención ilegal a su persona, es el presidente
de la República que, a juzgar por el mayor general eso, es
inconstitucional sin base que lo prive de libertad "ante la creciente
amenaza de violencia" en el país que como se sabe dentro y fuera del
país no es por parte de la oposición quien marcha y actúa tal cual la
Constitución ¿verdad que sí MG Clíver Alcalá? Y eso está a la vista de
todos los chavistas, pero lo que pasa es que últimamente todos están
ciegos, y no de amor sino de rabia por su revolución, pero eso no es
para el MG el combustible que mueva la salida del presidente Maduro
del poder en esta "democracia fallida" de Almagro.


Y, lo que más le molesta al venezolano de bien que haya leído esa
rauda noticia es que MG Clíver Alcalá debió ir a la Avenida Bolívar
como chavista a denunciar allí mismo al presidente de querer ejercer y
ejecutar la Constitución a su manera y, además no puede estar el poder
en manos de un solo hombre y, es lo que Maduro siempre hace por tv
tenerla siempre en las manos con toda razón de defenderla a su modo y
entender, pero que al MG le preocupa tanto que a decir en su ponencia
en el foro, "Arco Minero del Orinoco" ¿Un decreto que viola los
derechos humanos? En cuya exposición dejó caer con sus palabras en
relación a las Fuerzas Armadas Venezolanas que, a partir de 1999, el
comandante Chávez logró identificar a las Fuerzas Armadas Nacional
Bolivariana como fuerza cívico-militar, pero que en los dos o tres
últimos años de Maduro en el poder, ha sido utilizada de manera
inadecuada, que la han ido alejando de sus principios y, en parte la
han ido también involucrando en la minería legal e ilegal con
complicidades de alto nivel y, ¿será eso nuevo MG Clíver Alcalá?


Lo cierto es que hemos perdido al MG Clíver Alcalá de acercarlo al
proceso socialista que continúa con Maduro y, que como él muy bien lo
sabe, Maduro como candidato fue impuesto por el comandante Chávez y
duélale o no fue su decisión y, éste llegó al poder con los votos del
pueblo y, si él no comulga con sus políticas no implica desconsiderarlo
tal cual lo hace, sino hay otras razones ocultas que lo involucren de
anti madurista reaccionario con obligaciones o no dentro del gobierno
que, por algo será que anda con paragua de chavista light y, también
mal acompañado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1211 veces.




Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor