Ángel Rafael Tortolero ¿Quién es Ud para calumniar a Toby Valderrama?

El gobierno de Maduro promete todo a todos, y nos hacemos los pendejos para no pensar en eso. La sociedad venezolana está más o menos estratificada como el resto de las sociedades capitalistas (dentro de la categoría de países subdesarrollados): una clase propietaria, terrateniente y de los medios de producción (con valores burgueses), una clase media de pequeños propietarios, profesionales, burócratas empleados públicos y privados, pequeños campesinos, y una clase trabajadora obrera, campesina, de las industrias básicas y manufactureras, obreros de servicios, y los más pobres, desempleados más todo tipo de marginalidad (casi todos con valores pequeñoburgueses, y unos pocos chavistas con clara conciencia de clase).

Pero lo podemos abreviar en dos grupos de estratos: el pequeño grupo de propietarios de los medios de producción y terratenientes y la gran mayoría de aquellos que no lo son, es decir los que van desde los muy pequeños propietarios hasta quienes no tienen nada. ¡A todos Maduro les promete lo que cada cual desea escuchar de su presidente! A los capitalistas y a la clase media, cuidar de sus capitales e inversiones; estímulos financieros; apoyo a "emprendedores", etc., y al resto, justicia social, igualdad y socialismo ¿Cómo puede ser esto posible sin que alguien esté siendo engañado? No les puedes dar todo a todos; ésto no puede ser una revolución.

Hay que desplegar una poderosa campaña de manipulaciones y mentiras, sostenida, masiva; hay que usar mucho dinero para engañar al lado más vulnerable de la sociedad (que siempre será el burlado) con este ofrecimiento ambivalente de "Paz", de "equilibrio social", disfrazado de revolución socialista. No hay misterio, este lado es el mismo de siempre, el más débil económicamente, el menos educado, el más persuasible, el de los trabajadores, los empleados públicos y el de los más pobres.

Pero también es el lado de aquellos incautos que creen que Maduro tiene una "misión divina" a cumplir en el país y por esta razón mística no se molestan en pensar en estas cosas, solo creen y ya, como el señor Tortolero.

Exactamente aquí es donde no entendemos por qué algunos opinadores y escritores no ven en esta ambigüedad una carencia política o un engaño político de parte del gobierno.

Es cierto que la derecha internacional y nacional no quiere a maduro y está haciendo todo lo posible por sacarlo del gobierno. Eso es evidente. Pero casi nadie se pregunta ¿Por qué el gobierno pacta con el capitalismo, justo cuando arremete contra el gobierno (y sobre todo, en contra del chavismo)? ¿Por qué debemos hacer una distinción entre un capitalista traidor y otro, nacionalista y patriota? Es el mismo capitalismo: ahora le da la mano a Maduro en la Expo Potencia, más tarde financia con dólares (de nuestras reservas) todo tipo de conspiraciones, económicas, diplomáticas y militares.

Hay otras preguntas ¿Por qué el gobierno no cambia el modelo consumista (al cual nos tiene acostumbrado) por una conducta austera, de ahorro, más racional para un país que depende de la renta del petróleo y del cambio abrupto de sus precios? ¿Dónde está el socialismo en todo esto? Y otra, ¿Por qué tanta ingenuidad la de los escritores y opinadores respecto a la alianza del gobierno con la empresa privada capitalista, internacional y nacional?

Nadie del lado de chavismo quiere que el poder vuelva a manos de la derecha. La pregunta que sigue es ¿A manos de cuál derecha es preferible que caigamos en este momento? ¿En las manos de la derecha opositora o con la derecha que se encuentra en el gobierno?

La diferencia está en el tiempo que tardarán una y la otra en restaurar el capitalismo en el país, el liberalismo, la anarquía económica (y valga la redundancia), la explotación franca del trabajo humano, la pobreza y sobre todo la represión. De una y la otra esperamos un gobierno de fuerza para contener el malestar social, de una y otra esperamos un comportamiento político fascista, policial, altamente represor.

Si acaso esto es una ventaja, es posible que dentro del gobierno de Maduro alguien o algunos puedan presionar para una rectificación a tiempo y retomamos el camino hacia el socialismo, tomemos sin complejos y sin miedo el control de los procesos económicos en provecho de toda la sociedad, como cuando gobernaba Chávez. Prefiero a Maduro que un golpe de derecha. Pero, lo cambio todo (el gobierno completo, inclusive) por retomar el camino de la revolución Chavista y socialista y todo lo que eso significa en la práctica, en acciones políticas revolucionarias verdaderas. Yo entiendo y conozco los argumentos de Toby Valderrama, señor Tortolero, pero ¿Quién es usted que lo calumnia con tanta infamia?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 852 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a243655.htmlCd0NV CAC = Y co = US