Por un Pan

Por un pan comenzó más de una revolución.

"Si las ocupaciones de las panaderías contribuye a que llegue el pan a las mesas de los venezolanos y se consolide la revolución entonces me iré tranquilo a hacer otra vaina..."

"Sinun Bolívar".

"Sinun Bolívar" es un compatriota panadero, comprometido con la revolución desde antes de Chávez y consecuente revolucionario después de Chávez.

"Sinun Bolívar" es un panadero solidario que de momento está "viendo los toros desde lejos" pero está seguro de que en cualquier momento podría una víctima más de la guerra económica, en la que estamos inmersos y de la que ahora se desprende los panaderos son los enemigos del pueblo.

Durante la guerra civil española los enemigos del pueblo fueron el pueblo mismo y ese enfrentamiento no solo fue sangriento sino que fue desbastador; en estos momentos Venezuela se encuentra bajo ataque y el enemigo puede estar en cualquier lado; hoy los panaderos ayer los carniceros, antes que ellos los empresarios y así seguiremos encontrando enemigos en las sombras sin darnos cuenta de que las sombras son solo el reflejo de nosotros mismos.

La revolución ha dado un giro gigantesco en su proceso de evolución (sin la R) todo va cambiando y los cambios son necesarios pues el mundo es muy dinámico, todo va pasando menos la sensación de que no damos pie con bolas en el camino que estamos trillando para avanzar hacia el socialismo necesario.

¿Estaremos avanzando en la dirección correcta? ¿Es esto lo que queremos realmente?

El imperio de la ley debe estar por encima de todas a las instituciones y la carta magna es la mamá de todas las leyes. En ese orden se ve chocante que un estado súper poderoso que tiene de su lado a todos los poderes públicos actúe como un valentón de barrio más que como un magistrado.

No puede ser que la solución de un ilícito sea uno más grande; ¿O es legal sacar a un señor de su empresa a la calle? Si el señor esta delinquiendo lo lógico es que vaya detenido y el resto es justicia, pero es chocante ver al encargado de la panadería en la acera del frente viendo que unos desconocidos asumen la "administración" de su negocio. Si alguien está cometiendo un ilícito, lo correcto es detenerlo en flagrancia y ponerlo a orden de fiscalía y comenzar el proceso legal correspondiente y que un juez decida lo concerniente a la resolución del caso.

Lo lógico es que la autoridad cierra el local y los expertos evalúan todo lo que se encuentre en la "escena del crimen" pero ¿Como le consta a este señor que fue despojado de su autoridad legal que todo lo que existe en su local sobrevivirá a la invasión de la que fue objeto?, ¿Quién le garantiza que sólo pan saldrá de la panadería durante el tiempo que dure la invasión? Nadie puede garantizar nada de eso pues no se hizo ningún tipo de inventario y nadie lo podrá hacer pues donde hay muchas manos el caldo siempre se pone morao.

Con autoridad amparada en las armas se dan órdenes ilegales y así no es la vaina, ¿Cómo es eso de que de inmediato se le cambia el nombre a la panadería, sin pasar por el registro público y sin ningún tipo de gestión legal? ¿Eso se puede hacer? (es una pregunta idiota pero es que la verdad es difícil hablar del tema sin que se revuelva el estomago). Eso no es una intervención es una invasión, y me disculpan los cerebros de la revolución pero así no es la vaina.

Estamos inmersos en una guerra económica, eso es cierto, y una de las herramientas es la campaña mediática; un flaco servicio se le hace a la revolución con acciones de este tipo donde se evidencia que no tenemos mecanismos legales para defendernos y se siguen dando palos de ciego sin ningún tipo de planificación. ¿De dónde salieron esos "nuevos dueños" de la panadería?

Un video viralizado donde se ven personas con bolsas y bolsas de pan saliendo de la ahora panadería MINKA (muy criollo el nombre por cierto, ¿Quién sería el padre de la criatura?), mientras el nuevo "administrador" explica que todo ese pan va a los consejos comunales y a los CLAPs y que los habitantes de la zona, debido a esto ahora se quedaran sin pan (como si el pueblo esta sólo dentro de los CLAP) es la imagen propia del desorden y la anarquía, ¿Ese es el camino que queremos transitar?.

Para los habitantes de la zona hora no es el portugués que les roba el dinero a cambio de un pan fraudulento sino los CLAPs y Consejos Comunales que se lo llevan sin derecho a pataleo. Si los CLAPs necesitan pan que se hagan una mega panadería, con las miles de toneladas de trigo que están llegando y así le dan trabajo a los miles de muchachos que el INCES educó para panaderos y ponen de administrador general al experto que asumió la Panadería "Mansión Bakery".

También podemos dedicar los millones de dólares que se gastan en trigo en sembrar maíz que aquí brota como monte y hacer de la arepa el pan nuestro de cada día, sin detrimento a los panaderos pero quedando el pan como algo suplementario y no como el principal elemento de una mesa que está muy lejos de los centros de producción de ese maravilloso cereal.

Se podrían hacer millones de molinos individuales con nuestro hierro y aluminio barato para que en diez minutos cada quien pueda moler unos granitos de maíz sancochado y hacer las mejores arepas del mundo sin seguir manteniéndole los lujos a Lorenzo Mendoza.

Muchos caminos podemos tomar para lograr nuestra independencia alimentaria pero no creo que ninguno debería pasar por invadir las propiedades de los demás de la forma en que se está haciendo y mucho menos estigmatizar a un sector de la producción como los enemigos del pueblo.

¿Cuál pueblo? ¿A donde está yendo ese pan de la Mansión Bakery? ¿Quién es el nuevo administrador de la alimentación del "pueblo? A mí no me hablen de consejos comunales honestos ni de claps honestos mientras el consejo comunal de mi zona y su clap sean productos de un ilícito y nadie haya querido tomar las denuncias que contra ellos se han hecho por todos lados; pues no creo que este sea el único caso.

El presidente Maduro (informado por quienes invadieron la panadería) aseguró que ésta tenia para hacer pan por cien días, mi amigo "Sinun Bolívar" me cuenta: "si es así, supongamos que produce días sacos diarios, es decir que tiene mil sacos; ese trigo si en dos meses no lo ha usado le cae gorgojos y aunque se pudiera colar para usarlo en poco tiempo el pan tendría sabor a cucaracha". Yo no soy panadero y de hecho mi único amigo del área es el compatriota "Sinun", pero quizás algún panadero de los nuevos administradores de la mansión Bakery leen esto y me aclaran que si es así. Por cierto Sinun Bolívar me explica (por si a alguien le interesa) que su nombre no tiene nada que ver con la moneda sino con nuestro mayor prócer, que cada día pareciera estar más sepultado que nunca pues su accionar está muy lejos de seguirse cada vez mas.

¿Tendremos que esperar unos cien años más para que otro Bolívar surja en algún Chávez nuevo?

En conclusión lo que quiero expresar es que así no se hacen las cosas, si combatimos la guerra provocando anarquía entonces lo que nos espera es muy pero muy feo, y el pan, sinónimo de alimentación, es un tema muy delicado, el pan ha provocado que muchos gobiernos se fortalezcan o caigan.

Al nuevo administrador de la panadería invadida le oí decir, en una entrevista en la que no quería participar, que es historiador, bueno entonces seguramente sabe de qué estoy hablando.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1566 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: