El retorno de la cruz y la espada

Una de las consecuencias más graves del exterminio de los pueblos y las culturas originarias en América Latina, acción combinada de la Cruz y la Espada, fue la castración de la conciencia de nación en términos occidentales, del "territorio" para algunas etnias.

La adopción sin continuidad histórica de la cosmovisión renacentista del invasor europeo y del ideario de la Revolución Francesa (burguesa) se tradujo en nuestra región en la aceptación acrítica por parte de países aun esclavistas del modelo de Estado promovido por la burguesía europea para consolidarse en el poder y defender sus intereses de clase.

En el caso particular de Venezuela, ello posibilito que "notables" plegados al imperio de turno y auto erigidos en representantes de la civilización utilizaran la Cruz y la Espada para oprimir a los campesinos y desplazar del poder a los héroes militares de la Guerra de la Independencia con el fin de poderse convertirse en elite dominante de nuestra extraña república independiente. P|rotectorado inglés de hecho hasta formar parte de la periferia de los EEUU.

No es de extrañar que los descendientes de tan deleznables personajes, asociados con la nueva oligarquía del dinero nacida al amparo de AD y COPEI e incluso del PSUV, opten por solicitar ayuda al gobierno de los EEUU, a la burguesía trasnacional y a sus mandados en instancias internacionales para librar a Venezuela de la "barbarie". Que, ávidos de participar en un club al cual nunca van a entrar sino coleados, nos asedien, nos plaguen de violencia, nos dividan, saboteen la gestión gubernamental y se sumen a las campañas contra el Gobierno y el pueblo venezolano.

Tampoco que, para recuperar la relativa cuota de poder que creen les corresponde, insistan en utilizar la Cruz y, de ser necesaria, la Espada para defender una supuesta democracia, incompatible con en el capitalismo, y unos derechos humanos individuales, astutamente definidos en su momento por la burguesía dominante en Occidente para mantener a raya al Estado.

Lo que sí es sorprendente es que no asumamos una actitud más radical frente al evidente retorno de la Cruz y el amenazante retorno de la Espada.

Que no nos tomemos en serio la invasión de la "derecha cristiana", planificada desde la época de Ronald Reagan con el objeto de neutralizar la teología de la liberación, desconocer la realidad histórica y canjear los impulsos libertarios por un paraíso más allá de la muerte.

La afortunadamente aun tímida presencia de la Espada exige entender a profundidad la coyuntura que atraviesa el país, identificar al enemigo, fortalecer la unión cívico/militar y el Poder Popular, utilizar eficientemente todo tipo de medio de comunicación, acelerar la transición hacia el socialismo y sancionar severamente a quienes propicien o faciliten cualquier intervención extranjera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 810 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a242842.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO