Levitando en las catacumbas

"Recorrimos soledades, recorrimos caseríos, de día, de noche, bajo la lluvia, bajo el sol, con poca gente o con mucha gente, no importa, pero con una bandera en alto, con un proyecto largo, con un camino abierto y abriéndose hacia el horizonte. Y ese camino aquí nos lleva. Es el mismo rumbo para que salgamos de las catacumbas, para que salgamos de los abismos, para que hagamos una Venezuela verdaderamente nueva". (Hugo Chávez y "Los Cuentos del Arañero)

Desde mi óptica y perspectiva emotiva y emocional, no es de mucha inteligencia comenzar un escrito, haciendo citas de frases realizadas por personas que en el momento de expresarla, pudieran haber estado enmarcadas dentro de un contexto circunstancial especifico y muy probablemente con unas características y connotaciones filosófica e ideológicas sociales de estricto contenido político. Espero haberme hecho entender. Pero o muy cierto del caso, es que, tanto frases como discursos están condenados por la circunstancias históricas del momento, a ser limitantes y limitativos, lo que nos convierte a los que los utilizamos a ser esclavo de nuestras circunstancias y de ahí, la locura de estar diciendo cosas, que con nuestra acciones impedimos que quienes nos ven accionando no puedan escuchar las cosas que decimos.

Desde la AUSENCIA FISICA de "Nuestro Eterno Amado Gigante" HUGO RAFAEL Chávez FRIAS, hemos podido apreciar, en algunos espacios, instancias y lugares, que se ha venido posicionando un tipo de discurso tan peligroso como inconveniente de carácter meramente "complacistas"; y en realidad, no es que los discursos estén desligados de la realidad del momento que estamos viviendo, y mucho menos, que menos, significa que quienes esgrimen ese discurso como arma de lucha para estos combates de resistencia ante el sabotaje económico, financiero y el desabastecimiento inducido que le tienen a Venezuela y al gobierno del camarada presidente Nicolás Maduro Moros desde a fuera y dentro de nuestra patria, lo estén haciendo de forma indebida, no, eso no es lo que quiero significar, lo que pretendo significar en este caso, es el hecho desvinculación del discurso con las acciones, puesto que, desde que comenzaron con la monotemática posición discursiva de que "Nos iremos a las catacumbas", hasta los actuales momentos, no he visto, ni siquiera a los servidores y prestadores de servicios públicos de más bajo rango, acercarse a las cumbres de nuestras comunidades más desposeídas a conocer de sus necesidades más urgentes.

Y lo más tristes es que cuando alguno de ellos, servidores y prestadores de servicio público, se acercan a nuestras comunidades más desposeídas (a los Barrios), podemos observar que los mismos y mismas (empleados y empleadas públicos), solo llegan a los sitios planos, para evitar el contacto con los estercoleros excrementales de nuestras calles y veredas por deposiciones caninas y residuos fecales humanos por obstrucción o rompimiento de algunas cañerías, porque es que ellas y ellos pretenden llegar a nuestras barriadas y entrar levitando por entre las cimas de "NUESTRAS CATACUMBAS" para no tener que vivir en pocas horas, lo que tenemos que vivir por decenios, las personas que habitamos en esas barriadas.

Quisiera decir más pero, ¿En realidad valdrá la pena?

CHAVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todos los pueblos pobres del mundo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 749 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: