Divide y reinarás

Esta es una táctica Maquiavelica de vieja data que muchas veces ha dado buenos dividendos para quienes la practican. Aquí en Monagas tenemos una experiencia amarga cuando el movimiento revolucionario fue dividido en dos bloques y se impuso por poco margen la oposición con Guillermo Call como Gobernador. Todas las demás elecciones inclusive la de la Reforma fueron ganadas por los partidarios de la Revolución. Alertamos que hoy correríamos el mismo riesgo si se escoge el camino del fraccionalismo.

El dirigente de un partido político no debe parcializarse por una corriente determinada en particular porque llevaría a la división de dicha organización, si no se canalizan bien las contradicciones internas.

El desarrollo del proceso revolucionario plantea al liderazgo la construcción de una dirección unificada y un plan político que dé respuestas estructurales a la contrarrevolución y a sus carencias internas y externas. Los nuevos esfuerzos de formación de una dirección política unificada deben superar a los que dieron origen en el pasado al Polo patriótico, al Comando de la Revolución al Comando Ayacucho y el Comando Maisanta, los cuales hicieron aportes coyunturales significativos al proceso sin poder llenar las expectativas estratégicas de una conducción política segura, estable y asertiva.

La estrategia en la conducción política debe comprender un conjunto de acciones dirigidas a desarrollar la potencialidades de las fuerzas que apoyan al proceso y aumentar las debilidades de la contrarrevolución.

La búsqueda de la unidad estratégica exige reflexionar acerca de problemas relacionados con la base ideológica común, la dirección política colectiva y la organización de los partidos y movimientos sociopolíticos en la perspectivas de la integración de los revolucionarios. En Venezuela los ensayos unitarios en el campo de las fuerzas progresistas registran más fracasos que éxitos sin que se haya hecho un estudio serio de sus causas. Los mayores logros no han pasado de acuerdos políticos para coyunturas electorales concretas.

Hoy las condiciones han madurado y es posible replantearse la unidad de las fuerzas del cambio revolucionario. El proyecto bolivariano ha definido el Estado de Derecho y de justicia; el modelo de democracia participativa y protagónica; declara y garantiza la protección al derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación y la igualdad sin discriminación ni subordinación algunas; en lo internacional, promover la cooperación pacífica entre las naciones e impulsar la integración latinoamericana de acuerdo con los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal de los derechos humanos; el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídico-ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad.

Vistas así las cosas, la unidad de los factores integrados al proceso es un imperativo histórico, posible de realizar, si se asume alrededor de un programa estratégico, que ya tiene sus raíces en la Constitución Bolivariana; en ella vamos a encontrar la causa en torno a la cual convocar a la unidad y definir el perfil de las cualidades ideológicas, éticas, sociales y políticas de los participantes.

Con respecto a los resultados del 26-S que no favorecieron las expectativas del proceso revolucionario; se debió además de las divisiones partidistas, a una mala ejecución por parte de los gobiernos regionales, que desatendieron a sus comunidades y terminaron dándoles las espaldas; pero no hay que ser tan mezquinos para no reconocer la labor realizada por muy pocos gobernantes regionales que siempre han contado con la confianza de su pueblo y que se ha reflejado en los resultados de los procesos electorales. Un ejemplo de ellos sería el gobierno de Monagas que a pesar de cinco años de enfrentamientos, saboteo etc. Con sus errores y fallas, ha sido reconocida su labor por adversarios y por el propio Presidente Chávez.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1025 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: