La Banalización burda de la Revolución

 

Desde mi óptica, la tarjeta mi patria no es un instrumento para producir y conducir una política. La tarjeta no es una pequeña bolita de cristal que le ofrecerá a los organismos del gobierno una versión de las necesidades que confronta el titular. El gobierno dispone del INE, que seguro es mucho mejor que la tarjeta para conocer las necesidades de los venezolanos y venezolanas.

Si está el INE, las bases de misiones y el poder popular funcionando como se dice que funciona, qué sentido tiene la tarjeta mi patria.. Si uno observa la "política de la tarjeta mi patria", se ve claramente que parece ser igual, por ejemplo en el centro de Barcelona-Anzoátegui que en Mapire o el Chaparro en Anzoátegui.

La tarje mi patria es un fiel reflejo de una cosa oscura. Definitivamente, el gobierno y el PSUV vienen continua y sistemáticamente banalizando la política y la revolución. Todo parece mejor, pero no es distinto a la plancha de zinc que ofrecían los adecos y los copeyanos. La diferencia está en que los adecos y copeyanos eran un poco más pichirres con los pobres y este gobierno desea ampliar los que entran en el reparto de la torta, pero aún no llega a eso.

El primer gran problema que banalizó la revolución fue el tema de la pobreza y para darle sentido a esta banalización, se crearon las misiones que uno pensaba que estas misiones eran parte de un programa con una corta vida y lo que se concretó fue una mala idea y percepción de la pobreza, que nada tiene que envidiarle a versión capitalista. La revolución adoptó total y completamente la concepción de la pobreza de la CEPAL y ahí no hay mucho de revolucionario que discutir. Hay personas que tienen necesidades y hay que tener una política compensatoria para permitirle cubrir esas necesidades. La política ha sido compensar o resarcir el daño que nos va dejando el capitalismo.

La pobreza comenzó a percibiese como una exclusión (que lo es) y terminó en un tema de inclusión sin política y sin politización. Término en un asunto de ser cliente de un programa (misión). La pobreza y los pobres es un concepto-problema que responde matemáticamente a no tener ciertas necesidades satisfechas. Si hurgamos en gran parte de las directrices y lineamientos de las misiones, la pobreza y los pobres no consecuencia de un determinado modelo de acumulación. El foco es tratar de hacer realidad un tipo de Estado solidario.

La idea de la tarjeta de la patria da un paso firme y consistente es ese proceso de banalización de la política. Si tienes la tarje mi patria, no te falta casi más nada. Espera que el Estado proveerá con alguna formula. No importa si por falta de consciencia y lucha, sucede algo parecido al "arco minero" para sustituir o complementar una forma de rentismo con otra.

Lo importante es mantener esa versión de la "plancha de zinc", pero más acoplado a la dinámica del dinero fácil y de plástico.

amarantaroja063@gmail.com

@La_DagaRoja



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1491 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a240401.htmlCd0NV CAC = Y co = US