Colombia no es amigable

El "orgulloso" anuncio del presidente colombiano Juan Manuel Santos, con su sonrisa de marioneta de teatro y sus afinadas y femeninas cejas, sobre las negociaciones que están llevando con la OTAN es una amenaza directa a la paz de Sudamérica completa.

Para empezar ¿Qué carajos tiene que ver Colombia con el Atlántico, y menos con el del norte?,

Colombia según creemos desde siempre, tiene una fachada caribeña por los lados de Cartagena y Barranquilla y lo más cercano al Atlántico es por el límite norte que tiene en el Caribe producto del robo que nos hizo después de la disolución de la Gran Colombia, cuando se apoderó de la Goajira que le pertenecía a la Capitanía General de Venezuela y por ende a la República de Venezuela.

También creemos, o nos han hecho creer hasta ahora, que Colombia tiene una fachada pacífica, pues ese océano baña la mayor parte de la costa del vecino país casi que de norte a sur. Océano, por cierto, que tiene la misma relación con el Atlántico como la que tienen el culo y las pestañas.

Fachada Atlántica tiene Venezuela por cierto, eso sin tomar en cuenta nuestro territorio desde el río Esequibo para acá que nos robaron los ingleses y ahora los guyaneses nos tienen secuestrados junto con un puñado de compatriotas que allí habitan. Pero ni nos invitaran ni queremos que nos inviten a formar parte de ese club de asesinos.

Por que Colombia? La pregunta está demás y aquí no hablo del gobierno colombiano, habló de los colombianos, esa gente no nos quiere; esa historia viene desde los tiempos de Bolívar a quien asesinaron por allá en 1830 (según creemos, aunque la fecha exacta será imposible de determinar).

Los colombianos en general viven su vida diferente a la nuestra y no están pendientes para nada de los venezolanos, a excepción de las ciudades fronterizas que viven de nosotros o robándonos los demás no tiene absolutamente el más mínimo interés de hacer nada que sea beneficioso para sus vecinos.

¿Que busca la OTAN en América del sur?

Para nadie es un secreto que la OTAN es solo una extensión del brazo armado de los Estados Unidos, país que tiene un carajazo de bases militares en el vecino país dizque para combatir el narcotráfico y ayudar al gobierno colombiano en su guerra fratricida con los guerrilleros; ya los guerrilleros se rindieron y firmaron una paz sin exigencias y lo de la lucha anti narcótica ya sabemos cómo funciona: la primera potencia del mundo y su ejército combatiendo, con la más alta tecnología, a los capos colombianos y no logran ni un centímetro de éxito; lo que si logran es que las toneladas de producción de cocaína de Colombia lleguen sanas y salvas a la potencia del norte.

¿Contra qué enemigos peleará la OTAN en Sudamérica?

La OTAN es un organismo ofensivo, no están destinados a defender ni a prever acciones, es una organización meramente ofensiva, donde su único objetivo es atacar a quienes considere enemigos o a quienes ofendan a alguno de sus miembros.

El ingreso de Colombia a la OTAN coloca a los vecinos en una desventaja total pues ya de por si Colombia tiene una excesiva diferencia de armamento al tener a su disposición los portaaviones del ejército gringo repleto de sus belicosos elementos. Contando ahora con el ejército de la OTAN a su disposición es como una vaina loca donde lo primero que peligra es el petróleo venezolano y con este el acuífero guaraní (la mayor reserva de agua potable del planeta).

El posible ingreso de Colombia a la OTAN es un acto de guerra de por sí.

Colombia (su gobierno y su pueblo) vienen en un ataque permanente contra nuestra patria desde hace mucho tiempo, por un lado el gobierno ataca nuestra moneda con una resolución criminal que atenta contra nuestra economía y por otro el pueblo fronterizo robándonos todo lo que este a su alcance y más. ¿Qué clase de vecinos son esos, pues? Y de paso si se dice así de claro salen los eruditos del lenguaje diplomático a decir que eso es xenofobia y que el pueblo colombiano es un pueblo hermano…hermano un carajo bien mala gente es lo que son con nosotros, que no solo pusimos nuestro ejército y nuestro comandante general (Simón Bolívar) para quitarles el yugo español sino que en la actualidad el mismo día en que, mientras estábamos regalándoles el preciado don de la paz negociada para finalizar una guerra que se los comió en medio siglo, estaban ellos en la OEA atacando a Venezuela.

Pal carajo Colombia, medidas drásticas para resguardar nuestra moneda, que no se abra mas la frontera hasta que su gobierno no derogue la resolución 8 de su banco central.

Que Sudamérica sea respetada como zona de paz, zona libre de armamento nuclear y la OTAN vaya con su hediondez a otra parte.




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1730 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: