El Papa lo dice y tiene razón

El año 2017 desde sus inicios presenta un cuadro de agudización de la conflictividad política, merecen destacarse los siguientes hechos que confirman nuestro registro: el Presidente Nicolás Maduro principal vocero del chavismo sostiene que la Directiva de la AN es irrita, ya que este poder público continúa en desacato, por otra parte la MUD afirma en boca de su coordinador "Chuo" Torrealba que no se sentarán en la Mesa de Diálogo debido a incumplimiento de los acuerdos por parte del Gobierno, y condicionan su participación al establecimiento del cronograma electoral, y a la liberación de los presos políticos, por otro lado el cronograma definido, con fechas precisas para las elecciones de Gobernadores, tampoco para el revocatorio no existen, el CNE se ha limitado a decir que irían en el primer semestre (...).

Con toda razón el Papa Francisco pidió este domingo poner fin a las tensiones políticas en Venezuela, y edificar conjuntamente un futuro de esperanza para la población entera, este mensaje lo dio en Navidad desde la Logia central de la basílica de San Pedro, lo dijo previo a la tradicional bendición Urbi et Orbi (a la ciudad y al mundo), el Papa Fransico instó que se asuma el Diálogo con valentía y determinación, el sumo pontífice de la Iglesia católica tiene razón, la falta de voluntad y poca seriedad de sus actores (Gob/PSUV y la MUD) cada día se hace más evidente, no cumplen con los acuerdos y emplean un lenguaje soez y descalificador contra los adversarios de manera mutua.

Por otro lado ambos polos carecen de la cohesión y unidad necesarias a los efectos de representar de manera legítima a sus propios seguidores, la MUD por su parte presenta contradicciones entre sus miembros fundamentalmente AD, PJ, UNT y VP y agrupaciones partidistas minoritarias, los cuales se sienten no tomados en cuenta y excluidos, y el chavismo oficial por su parte, al combatir la crítica y la autocrítica segrega a los sectores críticos, muchos de los cuales no se manifiestan públicamente, pero como se dice en el argot popular " la procesión va por dentro", también se excluye de manera absoluta a los sectores Ni—Ni, es decir a aquellos que no comulgamos con ninguna de las dos cúpulas mencionadas.

La producción agropecuaria suficiente para garantizar la seguridad alimentaria, el desarrollo de la industria manufacturera necesaria para responder a la demanda de la población, el control de la inseguridad pública y ciudadana, y el control de la inflación galopante no se vislumbran para el año 2017, en cuanto a planes concretos de Gobierno y Oposición, por lo que la proyección que hacemos para ese año es sumamente preocupante, no se trata de que seamos pesimistas, es que la realidad es esa, "no la invente yo" como dice una conocida salsa.

Venezuela posee una clase trabajadora pujante, inmensos recursos naturales, personas creativas e ingeniosas, no dispuesta a dejarse subyugar por la trampa de la polarización, y es la esperanza que tenemos para superar la profunda crisis del presente, "solo el pueblo salva al pueblo" repitió en muchas oportunidades el Comandante Chávez y tiene razón, tanta razón como la que tiene el Papa Francisco cuando dice que es necesario ponerle fin a las tensiones políticas en Venezuela y edificar conjuntamente un futuro de esperanza para toda la población sin exclusión de ninguna naturaleza.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1194 veces.



Mariano Crespo Colina

Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista.

 mcrespo48@yahoo.es      @dialogoambiente

Visite el perfil de Mariano Crespo Colina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: