Los pasivos difusos del capitalista venezolano

En este vínculo demostramos cómo los trabajadores venezolanos siempre han sido burlados en sus derechos salariales cuando ha sido el patrono quien haya sacado las cuentas de sus correspondientes acreencias a largo plazo al amparo de una legislación chapada a los "sagrados" y constitucionales derechos del capitalista. Se trata de una característica del capitalismo, minimizar salarios y sacarle máximas ganancias al trabajador tanto como asalariado dentro de la fábrica como cuando éste mismo funge de consumidor fuera de aquella y donde también se le educa para que respete, tolere y se sume a la ideología capitalista que termina sembrándole ilusiones de un posible bienestar como potencial capitalista. El trabajador que sufre esos tres tipos de explotación materiales y espirituales se convierte en el perfecto explotado, en alienado.

Lo curioso de esa realidad es que no se ve ni vislumbra defensores profesionales de estas víctimas porque, precisamente, los potenciales defensores jurídicos de este país tienen y cuentan como mejor empleador al propio patrono al cual servirle en la actualidad, como mejor paga que es, o tienen en mientes que a futuro le demande sus preciosos servicios.

Súmese ahora los pasivos que están contrayendo por concepto de todos los numerosos ajustes salariales a los que ellos mismos han empujado al gobierno ya que estos deudores son quienes se han obstinado en usar el mercado como frente de batalla contra el bienestar del trabajador mediante las conocidas y actuales subas de precios de todas las mercancías de la cesta básica, de la no tan básica cesta demanda da y de la mercancía más preciada de todo mercado burgués = el dinero de papel que es más manipulable = puede moverse a elevadas velocidades circulatorias y en un billetico delgadito que vale cantidades de dinero que no podría transportar su portador en monedas metálicas, y que si de oro, más pesadas aun.

Decimos que se trata de un enorme pasivo difuso ante la muchedumbre de asalariados actuales o activos más los que ya dejaron de prestarles servicios a dichos deudores y su "finiquito" no haya sido el más correcto contablemente hablando.

Lunes, 12 de diciembre de 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1227 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: