¿Navidad y revolución socialista, son compatibles?

¿ES ETICO PROMOCIONAR Y FINANCIAR ACTIVIDADES QUE A LA LARGA SON CONTRARIAS A LOS PRINCIPIOS QUE SUSTENTAN LA LUCHA REVOLUCIONARIA POR CONSTRUIR UN MUNDO MEJOR Y MAS JUSTO?. ¡¿CAPITALISMO Y SOCIALISMO SE HOMOGENIZAN EN LAS NAVIDADES O SIGUEN SIENDO COMO EL ACEITE Y EL VINAGRE?

Con motivo a que estamos en los primeros días de Diciembre y ya deberíamos estar entrando en el paroxismo de las compras masivas y del consumismo exacerbado de regalos, juegos pirotécnicos, juguetes y vestidos, creo conveniente alertar sobre la actual escasez artificial de dinero en los bancos y en el poco esfuerzo que están realizando los comerciantes para salir de sus mercancías almacenadas en sus depósitos.

Cuando hablo de NAVIDAD, me estoy refiriendo a la más grande fiesta que se celebra en el mundo occidental y en la cual participan unos mil millones de cristianos, de los 7 mil millones de habitantes que pueblan a nuestra única nave espacial, tal como lo señala Walter Martínez cada noche en su programa "dosier". Esta fiesta instaurada hace unos cinco siglos, se ha venido desarrollando a la par del capitalismo como sistema económico. Ambas expresiones culturales han encontrado en el CONSUMISMO la fuente de inspiración para llegar en forma hermanada a la psiquis colectiva de los más pobres , potenciando su crecimiento y el reconocimiento para perpetuarse y expandirse por todo el universo.

Esta celebración ahora ya pasa de dos meses, cuando apenas hace 20 años se reducía a una semana. Desde el 15 de Noviembre todas las instituciones públicas comenzaron a intentar meternos el llamado "espíritu navideño" entre ceja y ceja para que estemos aletargados hasta aproximadamente el 15 de Enero. Son dos meses de desenfrenado consumismo que se manifestarán en regalos, comilonas, intercambios, adornos, fuegos pirotécnicos, cambios de muebles, viajes y cuanta vaina se pueda comprar a fin de mostrar a los demás que estamos en navidad.

Lo raro de estas navidades del 2016 es que, los comerciantes no están en nada ocupados en atraer clientelas para sus locales y hacer sonar sus cajas registradoras. Para ellos su prioridad es salir de Maduro a como dé lugar y han acumulado tanto dinero que ya eso no les motiva. Quieren como regalo navideño a un Empresario de Presidente como ya sucedió en Brasil, en Argentina, en México, Perú y USA. Ellos no quieren ser los menos y seguir siendo mandados por un autobusero no les da nota. No hay, no existe ninguna relación de este hecho con el nacimiento del "niño Dios", "niño Jesús" o "santo niño de la cuchilla" o cómo se le quiera llamar.

El Capitalismo utiliza la imagen de la Natividad, para exacerbar el consumismo irracional a fin de aumentar la demanda sobre mercancías, no necesarias para el sustento de la población y desviar lo poco que pagan a sus trabajadores para que estos adquieran artículos suntuarios y hasta dañinos a la salud y hacerlos más pobres y dependientes. Esto para ellos no son actos de lessa humanidad que atentan contra sus derechos humanos. Usar la fé religiosa para activar el consumismo capitalista, para que los ricos se vuelvan más ricos y los pobres más pobres no tiene nada de cristiano, no es revolucionario y atenta contra el ideario socialista.

Quiero decirles a mis camaradas , que debemos comenzar una cruzada para ir rescatando los valores más significativo del hecho productivo y su umbilicación con las fiestas que celebramos. No podemos continuar siendo engañados como niños, que esperan regalos navideños, juguetes de un niño que no existe y cuyos proveedores son padres y madres que hacen sacrificios en la economía familiar para participar en un engaño colectivo cuyos únicos beneficiarios son los comerciantes vendedores de mentiras

"HACER SIEMPRE BIEN LO MAXIMO QUE SE PUEDA" para transformar la realidad y hacer de ella el sueño de nuestra vida. Soñemos y actuemos pensando que un mundo mejor es posible dando los primeros pasos para frenar el consumismo capitalista que ahora nos agobia y amplia nuestros niveles de pobreza material y espiritual. El SER HUMANO, como eje central de la práctica económica a implementar para construir una Economía Socialista, nos debe llevar a cambiar los paradigmas que nos fueron impuestos desde hace más de 500 años. Depende de nosotros si le seguimos echando leña al fuego de la contrarrevolución o comenzamos a construir un nuevo fogón, donde no sea necesario talar y quemar nuestros árboles para convertir nuestro planeta en un desierto.

Siento que SOMOS protagonistas de hechos históricos donde estamos siendo testigos de un modelo de sociedad que está muriendo y de un nuevo paradigma que está en proceso de nacimiento. Los valores encarnados por el Socialismo amerita que REPENSEMOS las tradiciones y costumbres, que sólo sirven para fortalecer al sistema económico que queremos cambiar. Demos los pasos necesarios para continuar construyendo la Patria Socialista que nos legó el Comandante Hugo Chávez. Enhorabuena.

VAMOS HACIA LA CONSTRUCCION DE VENEZUELA COMO PAIS POTENCIA, OBJETIVO HISTORICO No. 3 DEL PLAN DE LA PATRIA Y NOS ESTÁ PROHIBIDO FALLAR.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2226 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: