Presidente Maduro lo felicitamos, usted ha descubierto el agua tibia

"En PDVSA hay corrupción", sabias palabras de un "jefe" de estado atento y vigilante de la gestión de su gobierno. Y hay más.  Hace ya más de tres años nos sorprendió con otra perla: "… he detectado que se han fugado del país más de trescientos mil millones de dólares" y lo más contundente "… investigaremos caiga quién caiga…".

A tales denuncias públicas de Maduro se oye un estridente coro: ¡Así, así, así es que se gobierna!   Todos repitan el coro, una y otra vez ordenan, los eternamente enchufados Jorgitos, a la enfurecida y combativa muchedumbre que por sus propios medios logísticos (transporte, alimentos, bebidas y pancartas muy bien elaboradas) plena los bien calculados escenarios, y con notado frenesí se adosa a las tribunas que diligentemente, y haciendo todos los ahorros posibles para el Estado, monta Darío "el vivo".

A tan esclarecido y justiciero verbo le siguen aplausos de la representación del Poder Moral (¿?), el Poder Judicial (¿?) y la Fuerza Armada "Bolivariana" (¿?) entre otros invitados al festín convocado para alimentar la farsa más espeluznante que gobierno alguno, en toda la faz del planeta, haya proferido en defensa de una gestión que batió, y continua batiendo, los records de cinismo, corrupción e ineficiencia en nombre del tan traicionado socialismo.

Como la amiga y el amigo lector sabe, todo se ha quedado en promesas de justicia que se han tornado en la más descarada impunidad que hayamos padecido. Lo que sí ha cumplido el gobierno de maduro ha sido con la persecución hasta llegar al exterminio de toda expresión de inconformidad con su gobierno o acto de denuncia contra hechos criminales (fundamentalmente corrupción) que en nombre del socialismo comete su entorno inmediato o sequito ministerial.

Señor maduro, así como se acaba de enterar de los hechos de corrupción en PDVSA, ENTERESE de los siguientes casos: (1) el 27 de febrero de 2015 secuestraron al camarada Alcedo Mora, y lo más probable haya sido asesinado por órdenes de corruptos que aun fungen de gerentes de PDVSA y trasvasaban (y quizás aún lo siguen haciendo ¿y por qué no?) gasolina desde el Terminal PDVSA El Vigía hacia Colombia con la complicidad de la eficiente gerencia de Prevención y Control de Perdidas de la empresa y, claro está, bajo la protectora escolta patriótica de la Guardia Nacional "Bolivariana", especie de salvoconducto para pasar boyantes todas las alcabalas fijas y móviles existentes desde El Vigía hasta el puesto fronterizo más cercano, San Antonio del Táchira.  Palabras mayores para los encargados de entregar, a precio de gallina flaca, tan preciado producto a la estatal colombiana Ecopetrol que de seguida exportaba, sin ningún miramiento diplomático y protocolar, a precios internacionales (hermano gobierno, pues).

¡Ah! ¿Usted no lo sabía? Pues entérese. Revise las reiteradas denuncias, pruebas en mano, que han realizado los compatriotas Gustavo Márquez (ex embajador de Venezuela en Colombia) y David Paravicini (experto en área de petróleo y por muchos años ex asesor de PDVSA) sobre este tipo de actividad criminal practicada por quienes tienen pleno dominio de la empresa estatal venezolana PDVSA.

Y si no lo sabía, entérese, el camarada "Batería", empleado de la gobernación del estado Mérida, para el momento de la forzada desaparición, se equivocó, creyó que denunciando el hecho ante su superior inmediato en la gobernación (Gerente de PDVSA en comisión de servicio ante esa gobernación) y el gobernador Ramírez (primo hermano de Rafael Ramírez) estaba haciendo labor de patria, porque ése sí, señor presidente, ése si era un patriota. Estaba en la cueva del lobo e inocentemente (o más bien intencionalmente) le pisó el rabo al propio desgraciado diablo, porque el camarada Mora no era ningún pendejo, sabía de antemano que estaba nadando entre corruptos pero no midió su grado de criminalidad (de ellos, los corruptos que aún pululan y siguen desangrando a "nuestra" (¿?) empresa petrolera), no pensó que lo iban a secuestrar y asesinar para callar su boca y la de los otros dos ciudadanos colombianos que desaparecieron con él.

Si usted no lo sabe, entérese del caso (2): aún siguen arrechos y desmoralizados los oficiales de la Armada venezolana que detectaron y detuvieron dos buques cargados hasta la pata de petróleo de contrabando en aguas del Lago de Maracaibo. Los "apresados" duraron en custodia de las "autoridades judiciales" lo que tarda en disiparse un peo en una hamaca. Pensaron ellos (los marinos patriotas) que por tan preciado servicio prestado a la nación iban a ser premiados (como corresponde), pues no, también se equivocaron, mancharon sus hojas de servicio para el resto de sus días en la institución: "…sapos de mierda que no dejan que actuemos a plenitud…Proceda usted, ciudadano ministro, si no los puede degradar mándelos a capitanear una curiara en las aguas del Río Meta, ya veremos si logramos que los paramilitares que controlan esa parte del país le meten una bala entre ceja y ceja" parece haber sido la orden impartida.

Caso (3) ¿Sabe usted señor presidente que asesinaron al camarada Cacique Sabino Romero? Sí, eso fue hace un tiempito ya. Pues resulta que él también se equivocó. Se puso a creer en la palabra de Chávez ante el enfrentamiento del pueblo Yukpa con los mafio-ganaderos de GADEMA y con el Presidente de Corpozulia que privilegian la explotación del carbón a expensas de la destrucción de sus tierras ancestrales. Chávez prometió restearse con el pueblo Yukpa y no con los ganaderos de Machiques que usan el territorio usurpado a su pueblo originario para contrabandear ganado y otras especies que se consumen por la nariz.

Tamaño pelón de bolas. El señor Cárdenas y sus lacayos pujaron para que Elías, Jorgito, Tareck El Aissami y la Dicia Maldonado descargaran toda la furia gubernamental sobre la humanidad del mártir Sabino y lo que queda de su sufrido y engañado pueblo. GODEMA hizo el resto (contratar a los sicarios que le quitaron la vida y arrebataron las esperanzas que su pueblo había puesto en la "revolución". ¡Muerto el perro se acabó la rabia!  Expresaron todos los directa e indirectamente encompinchados en tan "valiente acto de sicariato": lo mataron por la espalda.

¿Sabe usted que hoy reanudaron sus faenas de contrabando y la explotación del carbón?  Es más, estos "próceres bolivarianos" en verdadero acto patriótico permiten que el carbón explotado en las minas de Los Montes de Oca (territorio venezolano arrebatado por Colombia y que no tenemos los cojones para reclamar) que contamina todo a su paso y las leyes ambientales colombianas no permiten su traslado en suelo granadino use "nuestro" espacio geográfico para ser embarcado en puertos venezolanos vía al exterior.

¡Tremendo cabrones resultamos ser! Eso sí lo sabemos, ciudadano presidente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4206 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a237774.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO