CABAÑUELAS

El miedo y las máscaras (2)

Quiéranlo o no los cada vez más reducidos grupos conservadores aferrados al poder que les proporcionaban AD y COPEI en el infeliz puntofijismo, el pueblo venezolano palpa logros de este proceso político que puede significar un modelo a seguir por los revolucionarios del mundo, pero que aún debe superar inevitables contradicciones a nivel nacional, continental y mundial.

 

Ese pueblo, en muchos aspectos, aletargado por el consumismo neoliberal y su cultura massmediática, empieza a sentir los cambios propuestos por el gobierno bolivariano, el cual acentúa sus esfuerzos en las misiones y, particularmente, en la educación y la salud, áreas fundamentales para el desarrollo de cualquier sociedad.

 

Comienzan a verse los macroproyectos ferrocarrileros, el esfuerzo cooperativista y el apoyo a las empresas de interés social. Aumentan los salarios y es contenida la inflación. Se hacen efectivas las pensiones del seguro social, la atención hospitalaria, el turismo popular y otros incentivos sociales que estimulan la autoestima y la confianza populares.

 

La oposición es más dispersa e improvisada y las individualidades o agrupaciones comprometidas con el intervencionismo imperial muestran cada día, con mayor nitidez, sus verdaderos rostros. Caen sus máscaras. Pero es impostergable acelerar los cambios. Hemos perdido mucho tiempo. Las elecciones serán un espaldarazo al liderazgo del Presidente porque de éste se espera una frontal acción en contra de la corrupción oficialista y general del país, la sinceración de las empresas mixtas que mantienen disfrazadas a las trasnacionales, la aplicación de las leyes educativas y comunicacionales; la enmienda de la Constitución Bolivariana, el desmontaje de una estructura política, pesada y torpe, movida por una burocracia cuartorrepublicana de muy bajo nivel ideológico, y un profundo y menos efectista régimen de tierra, cuyos mecanismos se encuentran secuestrados por la conciliación de los actuales gobernantes regionales, o buena parte de ellos, con los sectores más perversos del puntofijismo, el narcolavado y los macroevasores de impuestos.

(Continuará)

 

nunezsilva@hotmail.com    

Barquisimeto, 19 de Julio de 2006   

Publicado por la ANPA (Noticias del Pueblo)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2716 veces.



Tito Núñez Silva


Visite el perfil de Tito Núñez Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: