Hillary Clinton; ¡sorprendida en su derrota!

Pasadas las 10 pm, hora central, en la Casa Blanca, costa este, las primeras informaciones oficiales van definiendo pálidos, sombríos y muy largos matices, los rostros se desdibujan. En el comando de campaña de la inefable Hillary Clinton, la verdad se ha dicho, el escepticismo se apodera del lugar. ¡Donald Trump es el nuevo presidente de los Estados Unidos!

La xenofobia, el machismo, la misoginia o el racismo asociado a Donald Trump no fueron suficientes razones para evitar su triunfo, por el contrario, ante la corrupción, el guerrerismo y la falta de sinceridad, de Hillary, se impuso el ideal americano del blanco dominante, ¡poco influyeron las campañas mediáticas propagandísticas contra Trump!

A lo interno la gente, el pueblo votó por Hillary, pero una vez más el sistema electoral estadounidense muestra cómo la democracia representativa se impone ante la democracia participativa. En este sistema electoral la mayoría de electores no decide en forma directa quien es el presidente, es una decisión de segundo grado donde el poder decisorio lo tienen los colegios electorales, "representantes del pueblo".

Lo que aun no se entiende es cómo; a pesar de todo el establishment y su mediática mundial contra Donald Trump y en favor de Hillary Clinton, ¡cual de los dos más corruptos, obscenos, depredadores, falsos...! Donald Trump con su discurso anti sistema ganara estas elecciones, por lo general los propios congresistas y representantes de los colegios electorales son parte directa de ese poder a las sombras que hace y deshace gobiernos, naciones. ¿Cómo se impuso Donald Trump ante esta poderosa maquinaria imperial?

Por su parte, la mediática mundial, aliada hasta la medula a la campaña de Hillary y confabulada contra Trump, se retuerce, en las pantalla los reporteros y comentarista parecen morder sus lenguas, sus ganas son contenidas ante la derrota. No deben, no pueden gritar al mundo que hubo fraude como sí lo hacen cuando y cuanto le viene en gana contra cualquier país tercermundista. ¿Por qué no vociferan? ¿Por qué no claman al mundo que Donald Trump vulneró el sistema electoral estadounidense? ¡Que Donald Trump ganó con trampas¡ Sólo callan en medio de su derrota, de la derrota más grande que el sistema de medios y propaganda imperial pueda tener en su historia, ninguno, pero ninguno de esos periodistas, heraldos de la muerte, tiene cojones para decir que el sistema electoral no funciona, que es necesario su transformación y la repetición de elecciones, ¡que bueno seria escuchar tantas cosas, tantas pendejeras así, como las que usan para descalificar nuestros sistemas electorales cuando gana alguien que no es de su agrado! Ninguno comenta la no separación de poderes, Donald, no sólo ganó la presidencia, también, los Republicanos ganaron la mayoría en las dos cámaras del congreso y se disponen a cambiar todo, todito

¡Pobre Hillary Clinton, pobres medios, pobre Barack Obama, un premio Nobel bien marchito! ¡Oh, pobres gobernantes latinoamericanos que se frotaban las manos contra Donald Trump y a favor de Hillary! ¡Si, pobres diablos, apostaron mal y hoy andan en una de culipandeo, cabizbajos! Hoy como el peruano, parecen cojear, tartamudear, ahora sí es bueno una América Latina unida para enfrentar las políticas divisionistas, nacionalistas de Donald Trump.

¡Ganó Donald, el discurso xenofóbico, racista, machista, misógino, anti sistema, perdió Hillary, Obama, los medios de propaganda, el sistema electoral estadounidense! Chao Obama, en tu conciencia, la derrota de Hillary no es más que la consecuencia directa de tu mal, muy mal gobierno y la estafa cometida contra la sociedad americana, norteamericana y mundial que en usted creyó como hombre de color, primer presidente negro, como hombre bueno, esa vaina, nadie se la quería echar de nuevo colocando a Hillary como primera mujer presidente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1299 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: