El reflexionar te hace mejor persona (3/3)

Soy de la idea que con la publicación de estos escritos se contribuye a que la gente al pensar sea más comedida, por lo cual no permitirá otras personas, llenas de odio, le siembre en la mente tan vil comportamiento.

NEGATIVO:

Son delitos muy repulsivos cuando se hurta o se roba, es decir, cuando se despoja a otra persona de un bien sin que ella se dé cuenta en el momento; o cuando se despoja del bien a otra persona violentamente.

Cuando se roba el tiempo en el trabajo, es decir, cuando se es flojo en el trabajo y para más ñapa hace horas extras injustificadas para cobrar más. También retener sin un fin justificado el salario u el objeto de una persona. Pagar sueldos injustos de acuerdo con el trabajo que realiza una persona. Cuando no se pagan las deudas, cuando se hace trampas en los negocios. Lo negativo de esta orden es que empiezan a aparecer las personas cleptómanas que son las que se adueñan de lo ajeno, la gente empieza a ser deshonesta, corrupta, codiciosa y avarienta; es gente que nunca va a triunfar.

Engañar a alguien con un negocio fraudulento, ilegal o tramposo. Cuando aumenta el precio de sus servicios o mercaderías, especulando con la ignorancia o necesidad de quien necesita lo que se ofrece, y de esta manera obtener beneficios personales a costas de la sociedad. Cuando se realiza un mal trabajo, con materiales de baja calidad y se cobra como si fueran de primera calidad. Pero también muchas veces se roba sin darse cuenta y se llevan cosas de las oficinas o instituciones donde se trabaja, resma de papel, engrapadora, otros equipos de trabajo. Peor todavía delas clínicas y hospitales se llevan medicinas, jeringas, materiales médicos, etc., no, no, esto en realidad es un hurto o robo y ofende profundamente a nuestro Señor; nuestro Dios.

El no pagar los impuestos fiscales, los servicios, luz, agua, teléfono y otros, cuando en realidad si estamos en condiciones de pagarlos y no lo hacemos porque no queremos; porque nos la tiramos de vivos.

Cuando gastamos excesivamente o simplemente despilfarramos el dinero. Cuando jugamos juegos de azar y apostamos dinero que es necesario para llevar los alimentos u otros bienes a nuestra familia.

Pero, no tan solo con el hecho de quedarme con lo ajeno es robar. Cuando no voy a misa los domingos, no hago las oraciones diarias para tener un dialogo fluido con ese Dios que me regaló la vida y todo cuanto poseo.

Cuando no frecuento los sacramentos, cuando no hago las obras de caridad porque no me da la gana, todo eso es robar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 779 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a236928.htmlCd0NV CAC = Y co = US