Julio Escalona, el pensamiento complejo y la conciencia revolucionaria

Si un movimiento político se impone con la ayuda de argumentos, como creo que es el caso del Chavismo de Chávez; como estamos convencido que lo hizo así Chávez con sus seguidores, ahora se debe reforzar de la misma manera, con argumentos. Estimulando el "pensamiento complejo, como dijo anoche Julio Escalona en La Hojilla. Chávez nos acostumbró a pensar, nos argumentó y nos leyó argumentos de otros que él hacía suyos o que rebatía en público, para su público. Esa fue su tarea fundamental como líder, educar a la gente para la guerra ideológica y para la revolución, crear consciencia.

Anoche vi la entrevista que hizo Mario Silva a Julio Escalona y a la economista Paulina Cursio. Una de las primeras cosas que dejó en claro el profesor (y ex comandante guerrillero) Escalona fue que había la necesidad de tratar esta crisis, como una crisis política y geopolítica, y no como una simple crisis económica. Es como confundir un problema estratégico de Geopolítica, con una pelea de vecindario, o como un simple acto de "sabotaje económico" de unos cuantos empresarios inconscientes. En cuanto a responder a un acto de sabotaje económico con herramientas económicas, las explicaciones y razones derivadas de tales perspectivas dan para alimentar el ego de todos los economistas liberales (y no tanto) de este país y a todos los tecnócratas del gobierno.

El asunto es más complejo que eso, incluyendo las explicaciones enrevesadas de los economistas liberales para justificar la "crisis económica" del país. Es tan complejo como oculto. Como está siendo disimulado el problema de su verdadero objetivo político , es decir, es complejo porque nos lo ocultan, los medios de difusión, las redes sociales, las peleas personales entre políticos de todos los bandos, los programitas de farándula y cómicos, las telenovelas, inclusive los entrevistadores y periodistas miedosos. Estados Unidos, y sus aliados saben qué hacer y con quién hacerlo para minar a un pueblo rebelde y a un gobierno molesto (y, sobre todo a uno que no tiene las ideas políticas claras, como el de Maduro hasta ahora).

Si nos convencen y nos convencemos que la crisis es económica, nuestras soluciones se limitarán a corregir distorsiones económicas, sin la posibilidad de ver más allá de la petulancia de los técnicos y sus argumentos técnicos –y ¡mire usted que este gobierno tiene técnicos que justifiquen sus errores!-.

El ejemplo que usa Julio Escalona para revelar este fenómeno es muy bueno. Se trata del fracking, usado por las petroleras para aumentar la producción de petróleo, aun produciendo con pérdidas, solo por alcanzar un fin político. Lo mismo podríamos decir del dumping, por ejemplo, o del caso de Dólar Today, al cual se le achacan todos los males de la crisis actual, incluyendo los males de la propia Empresa Privada.

Las contradicciones aparentes en las que cae el agente capitalista en una crisis económica como ésta no lo son tanto si se mira el problema desde el punto de vista político (inclusive, económico, pero visto como economía capitalista). Tales contradicciones y sacrificios serán redituables política y económicamente en el tiempo, para el capitalismo y el imperio. En el tiempo el imperialismo tendrá lo que siempre quiso, y los ricos de este país también, en detrimento de los obreros, pobres y de la misma clase media. Hegemonía, privilegios, control, lujos etc…

El otro punto donde Julio Escalo fue contundente es aquel que se refiere a las maneras de confrontar al imperio (A la amenaza geopolítica imperial, a los medios, a los "expertos", a los distractores de todo tipo). Debido al "carácter elemental" como está construida la consciencia pequeño burguesa clasemedia (que nos domina el alma hoy día), dice Julio Escalona con otras palabras, se debe fortalecer y difundir el "pensamiento complejo". Es ahí donde el imperio pierde la guerra, frente a un pueblo preparado, que sabe decir qué es lo que pasa y qué es lo que le pasa; en su país y en su vida personal. Fortalecer el "pensamiento complejo" mediante argumentos, a través de una educación verdadera; no con mítines y consignas vacías (o desfasadas en el tiempo), repitiéndolas y repitiéndolas sin que nadie sepa jamás qué significan o significaron, como máquinas. Este método de persuasión "emocional" es de la misma "forma elemental" como el fascismo trataría a sus masas (engañaría a sus masas, engañaría a la clase media), la cual es estimulada así, con arengas y consignas, debido a su "carácter psicológico elemental" (obedece a sentimientos, a exaltaciones patrióticas, nacionalistas, racistas; su carácter es básicamente emocional; la masa chavista cada vez más se automatiza como a la masa adeca de la derecha).

Y la otra idea que me quedó clara fue la urgencia de saber qué está pasando realmente desde la geopolítica mundial para poder preparar a cada uno de los chavistas mentalmente, intelectualmente, para poder educarlos sobre argumentos y el "pensamiento complejo" y no sencillamente "emocionarlos" en un auditorio, en un acto público, ponerlos a marchar como borregos detrás de un camión con música, desarmados ideológica y políticamente.

Ahora es cuando cobra sentido darle protagonismo a estas discusiones, dice Escalona. Es cuando cobra sentido el protagonismo de los que saben por encima de los que más gritan e insultan. Sacar de la media noche programas como el de la escuela de Cuadros de Vive y pasarlo a las 7:00 pm. Bajarle dos a las discusiones con la MUD y al famoso Diálogo y comenzar a discutir política con P mayúscula. Confrontar a los técnicos y tecnócratas con políticos como Julio Escalona y otro más. Buscar la verdadera raíz del problema y no conformarse con la aquiescencia de Shannon o de Kerry o del Papa.

Felicito a Julio Escalona por no dejarse marear por Mario Silva. Y a Paulina Cursio, por no distraerlo mucho.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1284 veces.



Héctor Baiz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: