Las declaraciones de Mary Pili

La oposición, en su desesperación por ponerle la mano al coroto quiere, porque le sale de las entretelas , que Maduro se vaya cuanto antes del gobierno. ¿Y por qué carajo quieren que Maduro se vaya ? Su período presidencial, según lo establece la Constitución, es de seis años, y todavía no se ha cumplido ese lapso. Motivo por el cual, si la la oposición fuera respetuosa de la Carta Magna y acatara sus disposiciones, pero sobretodo, si sintieran un mínimo de amor por el país que los vio nacer, lo que tendría que hacer para llegar lícitamente al gobierno es esperar pacientemente a que ese período se cumpla y luego, por la vía electoral, tratar de alcanzar ese objetivo. Eso es lo democrático. Pero no lo hacen así porque no son demócratas. Todo lo contrario, son unos terroristas dispuestos a llegar a los peores extremos de violencia, incluyendo el asesinato de seres inocentes, sumir el país en un infierno de destrucción y muerte, para lograr sus siniestros fines, que no son otros que entregarle el país atado de pies y manos al genocida amo del norte. Ahora, lo que verdaderamente da asco, lo que realmente repugna, es que haya gentuza nacida por azar en este país, que apoyen y respalden los planes antivenezolanos de estos inescrupulosos asaltantes.

Acababa de terminar las líneas anteriores cuando me llega un correo con unas declaraciones de Mary Pili Hernández en las que se desata en una serie de imputaciones, unas abiertas y otras veladas, contra un gobierno del cual llegó a formar parte, y de el que obtuvo no pocos beneficios y privilegios personales. Lo curioso de esas acusaciones, por llamarlas de alguna manera, es que ninguna de ellas fueron respaldas, como debió haberlo hecho, por nada que ni remotamente se pareciera a prueba o a algo parecido.

Por ejemplo, en una parte de ese prontuario, plagado de falsedades y mentiras, acusa al gobierno, alineándose descaradamente con la oposición y con toda esa rabiosa jauría internacional que trata de derrocarlo, de ponerle trabas al revocatorio. Al respecto, dice con el mayor desenfado del mundo: "El ejecutivo no debe obstaculizar la realización del referendo revocatorio iniciado por la oposición". Aparte de servir de abogada ad honorem de quienes en Venezuela adversan violentamente al gobierno, cabría preguntar: ¿tiene Mari Pili alguna evidencia que avale semejante infundio? Si la tiene, un mínimo sentido de responsabilidad, pero sobre todo, de honestidad, la obligaba a presentarla. Porque no es cualquier cosa lo que está diciendo. Está diciendo algo que de ser cierto incidiría muy negativamente en la legitimidad de quienes por voluntad de la mayoría de los venezolanos se encuentran, gústenos o no nos guste, al frente del país. Y eso, porque el revocatorio es una figura que se encuentra expresamente contemplada en la Constitución, y el que se oponga a esa figura, se coloca, irremediablemente, al margen del orden constitucional actualmente vigente. Pero si no la tiene, no tiene esa evidencia o prueba, entonces, Mari Pili, lo siento, pero estás mintiendo. Y lo estás haciendo en beneficio deliberado, tú lo sabes, de los peores enemigos de Venezuela, de los apátridas y fascistas de la oposición.

Pero donde esta señora incurre digamos en una ligereza extrema, insospechada -para no decirlo en términos más apropiados, pero no por eso menos indulgentes y desconsiderados- es cuando dice: "El reciente dictamen de tribunales regionales y su aceptación por el CNE, paralizando el referendo, fue un error". Y por si esto no tuviera el suficiente veneno, inmediatamente agrega: "No se debe estar utilizando los tribunales para generar condiciones políticas que sean de mi incumbencia". Cuando el perro muerde a su amo, dirían los de la oposición, mientras celebran jubilosos esta ayuda de quien menos la podían esperar. Ahora, según lo dicho por la declarante, el gran culpable de la inestabilidad política que reina en Venezuela, ya no es únicamente el gobierno sino también un Poder Judicial que es la columna vertebral y garante de la institucionalidad en nuestro país. Y lo es, por dejarse supuestamente controlar por otro Poder. Una puñalada en pleno corazón de la legitimidad del actual gobierno que, a pesar de sus tremendos errores, al menos garantiza algo que no es poca cosa: el libre juego democrático y el acatamiento irrestricto del estado de derecho.

Por otra parte, llama poderosamente la atención la manera tan displicente como Mary Pili se salta a la torera todas las acciones terroristas que, en incestuoso contubernio con los EE.UU., la oposición ha venido llevando a cabo con un elevado costo en vidas humanas. Silencia, Incluso, la masacre del 11-A , donde fueron asesinados y heridos un crecidos número de venezolanos de distintas tendencias políticas, y que sirvió para desplazar del poder a quien, con su fallecimiento, provocara una verdadera cataratas de lágrimas en quien hoy, de manera tan desleal, insurge contra su modelo político.

Como hemos visto, en esa despreocupada aspersión de estiércol no se salvaron ni las honorables rectoras del organismo electoral, damas cuya honestidad e independencia en el desempeño de sus funciones sólo pueden ponerlas en duda una desalmada pandilla de forajidos que, con sus brutales ataques contra esas admirables compatriotas, sólo persiguen, entre otras cosas inconfesables, quebrar su indoblegable rectitud y firmeza y poner el organismo al servicio de sus bastardas ambiciones. A la oposición y a Mary Pili les duele, no que el organismo electoral esté parcializado a favor del gobierno, porque eso no es verdad, sino porque no esté al servicio incondicional de estos vándalos.

¿Pero qué le censura la ex-ministra de la juventud al CNE? -suponemos que es a este organismo y no a los jueces al que se refiere cuando dice impropiamente "paralizando el referendo-". Le cuestiona, en primer lugar, algo que estoy por asegurar que no es cierto, pero que de serlo tampoco constituiría ninguna violación de nada, y menos que amerite el innoble reproche de Mary Pili. Al respecto, como hemos visto, dice lo siguiente, repito: "El reciente dictamen de tribunales regionales y su aceptación por el CNE" paralizando el referendo fue un error". Aparte de que ese gerundio está mal empleado allí, ¿qué es lo que está diciendo esta señora? ¡Que el supuesto acatamiento por parte del organismo electoral de una decisión de los tribunales constituye un error! ¡Que el CNE, al acatar el dictamen de los tribunales y suspendido el proceso revocatorio, incurrió en una extralimitación de sus funciones! ". De entrada, lo que está sugiriendo es algo verdaderamente insólito. Nada menos que el acatamiento de las decisiones y sentencias de los tribunales se pueden tranquilamente ignorar sin que ello implique colocarse al margen de la legalidad y el derecho. En resumen, lo que está proponiendo esta señora es la anarquía más absoluta, porque en un país donde no se respeten la decisiones de los tribunales eso es lo que queda: la anarquía y el caos.

Por nuestra parte, creemos que en la decisión tomada por las autoridades del CNE de suspender la recolección del 20 por ciento de las firmas del revocatorio, no tuvo nada que ver con la que tomaran los tribunales de declarar írrito, viciado de nulidad por delitos cometidos, el proceso del uno por ciento de las firmas.. Aunque, hay que aclarar, que de haber sido tomada en cuenta esa decisión por las rectoras del CNE, tampoco hubiera significado, de ninguna manera, un comportamiento doloso, impregnado de torcidas y perversas intenciones. ¿Qué sucedió? A nuestro juicio, algo sumamente sencillo de entender, sobretodo por quienes, en relación con el organismo electoral, no persiguen designios oscuros, como es el caso de la oposición y de quienes se identifican con ella.

En efecto, al haberse declarado nula le recolección de las firmas mencionadas por las razones conocidas, lo siguiente era repetir de nuevo el proceso, con todos los complejos procedimientos de verificación y control que se habían empleado la primera vez, y que permitieron descubrir los delitos que ya todo el mundo conoce: firmas de personas fallecidas, firmas de menores de edad. incluso niñas de 12 años, firmas de presos con sentencias firmes, etc. Ante una situación tan enrevesada y difícil como esta, ¿cómo pensar que el CNE pudiera organizar al mismo tiempo dos actividades distintas de un mismo proceso: la recolección del 1 y 20 por ciento de las firmas? Imposible. De manera, Mary Pili, te recuerdo un aforismo muy sabio que espero te lo aprendas de memoria: "la buena fe se presume y la mala hay que probarla".

Existen también en las declaraciones que venimos comentado, cosas cargadas de malsanas insinuaciones. Como por ejemplo, cuando Mary Pili dice en una de ellas, palabras más palabras menos, que Maduro debía reconocer los resultados del referendo aun cuando éstos no le fueran favorables. No sabemos en qué se basa esta agraciada señora para hacer semejante recomendación, porque las derrotas sufridas por el gobierno, tanto nacionales como regionales y municipales, han sido reconocidas inmediatamente, sin ninguna dificultad. No ocurre lo mismo con la oposición fascista y antidemocrática, que jamás ha aceptado los resultados de ninguno de los comicios en los que ha participado, y de los cuales ha salido siempre apabullantemente derrotada. Y sin embargo, la flamante exministra de la juventud a esta gente no le hace la misma recomendación, o sea, ni con el pétalo de una rosa, pues. Sintomático, ¿verdad?

Y ya para terminar, porque nos hemos extendido demasiado, creemos necesario aclarar que no somos chavista. Que por el contrario, hemos sido severos críticos en relación no sólo con la estrategia utilizada en materia económica, que por equivocada ha conducido al sacrificio de cuantiosos recursos y oportunidades, sino también de los numerosos vicios y desviaciones que en buena parte son los responsables de la crisis que en estos momento sacude al país. Y sin embargo, pese a esto, jamás hemos hecho o dicho nada que atente contra la legitimidad de estos gobiernos. Y no lo hemos hecho, en primer lugar, porque la legitimidad de estos gobiernos, hay que reconocerlo, es irreprochable. Y en segundo término, porque de hacerlo, además de ser injustos, a quien estaríamos beneficiando sería al fascismo. Un fascismo que se encuentra al acecho para dar un zarpazo y acabar con la democracia y con el amplio clima de libertades que de manera irrestricta disfruta actualmente en el país.

NOTA: No conocemos las normas y reglamentos que rigen para la importación de productos desde el exterior. Lo único que sí sabemos es que para importar bienes desde afuera se necesitan las llamadas licencias de importación. Ahora bien, ¿por qué mediante una resolución no se prohíbe la importación de bienes financiados con divisas obtenidas en el mercado negro? La existencia de ese mercado es ilegal, por lo tanto también debe ser ilegal todo lo que relaciones con el mismo, incluyendo la compra de sus dólares.

Las contradicciones del presidente Maduro. Estas consisten, entre otras, en que mientras por un lado acepta reunirse con criminales y golpistas, con gente que tienen impregnadas las manos con la sangre de seres inocentes, por el otro se niega a dialogar con Fedecámaras con miras a la reactivación de la economía del país. Y mientras tanto, el desabastecimiento y otras plagas continúa agudizándose en grave perjuicio de la población .

La crisis del agua en Maracaibo es la peor que ha sufrido la ciudad desde los tiempo de su fundación por Alonso Pacheco en 1569. Y si no lo creen, miren lo siguiente: por cada ocho días, siete son sin agua y apenas uno con ella. Lo que quiere decir que las amas de casa tienen que hacer en un día lo que no han podido hacer en siete. Y esta deplorable e injustificable situación se presenta a pesar de la democracia participativa y protagónica, y de los intensos aguaceros que han estado cayendo diariamente, los cuales mantienen completamente rebosados los embalses. Por ejemplo, anoche empezó a caer u torrencial aguacero en la ciudad. Y en estos momentos que estoy escribiendo estas líneas, 7 de la mañana de hoy, todavía no ha escampado. En relación con este grave problema, es por demás pertinente la siguiente observación: si el "socialismo" chavista no es capaz de suministrale a la población un elemento tan vital como es el agua, ¿será acaso necesario privatizar este servicio para que por fin funcione como debe ser? Ahí queda eso-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2412 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a236766.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO