El Oráculo: "Todos somos chavísta, Maduro es chavista tanto como el chavísta es madurista, así mismo el madurismo es chavismo"

Me disculpa el Lector de manera anticipada por lo extenso, pero el debate de ideas en estos tiempos está turbulento, como alguien diría en la era post Chávez. Concibo el chavismo como una de las corrientes del socialismo verdadero más importante de la época del siglo XXI, requiere prestarle mucha atención, del ejercicio de gobierno, al papel de la participación del pueblo, el papel que se haga de dicha teoría critica dependerá el destino de Venezuela, por eso no se debe dejar ni por un momento los asuntos ideológicos, los que conciernen al chavismo despejar, las contradicciones del proceso, muchos pretenden en este contexto arrogarse la herencia del chavismo mediante manipulaciones de falsificación, sin mover un dedo para merecerlo, otros se afanan en su construcción cometiendo errores, total solos no somos Chávez, al que los primeros le caen a palo limpio, en tanto que Maduro, ¡pobre Maduro, el hijo de Chávez!, recibió también esa "herencia de palos", pero no importa ese hijo de obrero tiene madera, tiene don de gente, aprende rápido, pronto lo veremos como uno de los grandes estadistas después de Chávez, sin importar los errores políticos que cometa, ninguna revolución socialista está exenta de cometerlos, de eso lo reconoce hasta el imperialismo, nuestros enemigos, por eso la saña, la violencia, la agresión precisamente no gratuita.

El dilema heraclitiano hoy en el chavismo madurísta

Comienzo con el dilema de Heráclito, las cosas en están en perfecto movimiento, las cosas son y no son la vez, han cambiado, si todos somos Chávez, por tanto Maduro es Chávez con el pueblo. Hay quienes se pretenden sacudirse su responsabilidad chavista, cargando en otros "la viga que tienen en sus propios ojos", cuando afirman "Madurismo no es Chavísmo" como Andrés de Chene (1), está enviando un mensaje subliminal al pueblo chavista, de distanciarse de Maduro, de la gestión política de Nicolás Maduro, de destruir la unidad del chavismo en torno al tridente del chavismo, bien expresado por Toby Valderrama y Antonio Aponte: "Es hora de ponernos de acuerdo. Las reglas están claras, Chávez las dejó el 8 de diciembre: Apoyar a Maduro, ir al Socialismo y cuidado con el reformismo. Sobre eso tres puntos, que forman un todo, no hay discusión. Maduro, Socialismo, y horror al reformismo debe ser la consigna" (2). Y como dice el mismo Chene, cuya regla debe aplicarse para sí, "En política, dicen entendidos como, Ramón J. Velásquez, en su tiempo, ¡lo peor es victimar!" (3), eso es lo que hace este caballero, victimar al Madurismo, atacarlo como quien ataca la revolución, el proceso.

Así mismo lo hace el doctor Vivas Santana que atribuye a Maduro una suerte de corriente política, pasa a explicar que Maduro ha creado toda una tendencia política en el gobierno, lo define como: "(…) es la degeneración política de la malograda democracia venezolana porque está integrado por los residuos más recalcitrantes del poder quienes pretenden imponer un sistema de gobierno autoritario y unipensativo que llene de pobres a Venezuela con el propósito de perpetuarse en el poder, porque en la medida en que exista esa pobreza, en esa medida, las masas necesitarán la existencia de un Estado "benefactor", aunque sólo les reparta migajas de la enorme renta petrolera que produce Venezuela" (4).

En verdad un concepto acido políticamente, puesto que el madurismo no existe en si, lo que hay es chavismo para rato, y Maduro es chavista, yo diría entonces que el concepto está cargado de un "odio recalcitrante", visceral, de una visión política degenerada, unipersonal y viciada de todo juicio perverso, al decir que "el madurismo es una degeneración…porque impone un sistema de gobierno autoritario" es desde ya una adulteración de la historia, un sesgo político, valdría bien retroceder mirando cómo nació Maduro a la palestra política, como su gestión de gobierno "no nace del autoritarismo" tampoco lo impone, para ello está la Constitución y la existencia de los poderes públicos independientes.

Por otra parte; se extiende Vivas diciendo que el madurismo es un sistema de gobierno que "...llene de pobres a Venezuela en la medida en que exista esa pobreza, en esa medida, las masas necesitarán la existencia de un Estado "benefactor", aunque sólo les reparta migajas de la enorme renta petrolera que produce Venezuela", nos quiere indicar que el chavismo de Maduro, que las políticas públicas de las Misiones Sociales creadas por Chávez, continuada por Maduro, aquellas que granjearon el respeto de la ONU, el prestigio de Chávez en hacer política sociales, las mismas que lograron las metas del Milenio anticipadamente resulta que ahora, con la caída de los precios del petróleo, son socialdemócratas, puesto que simbolizan un "Estado Benefactor", omitiendo que el petróleo es de los venezolanos, que PDVSA es del pueblo soberano, y como todo empresario, tiene derecho a recibir sus beneficios.

Claro el socialismo chavista no se limita simplemente a "repartir --como dice Vivas Santana—las migajas de la enorme renta petrolera para llenar de pobres el país", en todo caso es su dueño, el que disfruta de la mayor suma de felicidad social, la medida de eficacia de un buen gobierno sirviendo a sus ciudadanos, el chavismo es mucho más que un ejercicio de la socialdemocracia y su estado benefactor, repartidor de rentas públicas, el chavismo del siglo XXI, es ante todo la participación de las masas populares en la historia, es poder popular en acción, no limita al pueblo en el ejercicio de la democracia representativa, lo invita asumir el empoderamiento de la gestión de gobierno, no así el populismo, el chavismo es transferencia de competencias públicas y de recursos a la gestión popular y eso se distancia con las leyes del Poder Popular de "las migajas de la socialdemocracia".

En consonancia con Vivas Santana Evans, como resultado de la crisis del capitalismo, de una sociedad en transición, cuyas contradicciones se agudizan, Evans añade que el madurismo es: "Profundización del desfalco a la nación, impunidad a todo nivel y en todo sentido, autoritarismo, desarrollo de un paquete neoliberal sin el FMI, violación sistemática de los derechos humanos fundamentales, persecución, exclusión y proscripción política, control y coerción psicológica de las mayorías a través de la manipulación sobre la satisfacción de necesidades básica, descapitalización de la herencia político-electoral de Hugo Chávez, protección y amparo al narcotráfico, y tantas otras cosas más es lo que hoy significa el madurismo en Venezuela" (5). Falta escuchar a Evans decir que "el madurismo es la fase superior del imperialismo", pero eso ya lo hizo Vivas Santana, "Es evidente que el madurismo es la unión más degradada del fascismo, nazismo y stalinismo, en el siglo XXI. Hoy, el madurismo se debate entre suicidarse o asesinar a Venezuela" (6).

Pareciera que "el madurismo" tiene carta de existencia política para muchos socialistas de izquierda, de oportunistas dentro del chavismo, pero no es así, hay responsabilidades de gestión de estado, de gobierno en sí, pero no hay ruptura con el socialismo chavista, ese del siglo XXI, se preservan las misiones sociales, se apela al poder popular, a su participación no solo dentro de los Claps también cívico militar dentro de la Gran Misión Abastecimiento Complementario, enmarcado dentro de la preservación de "los derechos humanos", siguen entregándose viviendas dentro de la gran Misión Vivienda Venezuela, esto entre muchas cosas más de políticas públicas no lo haría el neoliberalismo, sencillamente ajustaría el presupuesto a la talla de la crisis, reprimiendo "la satisfacción de las necesidades básicas".

Son tantas cuestiones a discutir sobre la gestión de gobierno, pero es fácil criticar a Maduro, lo difícil es hacer como Chávez hizo, aplicar el chavismo en acción sin cargar a otros la responsabilidad propia, eso sí es verdad creemos que todos somos Chávez, que todos encarnamos el chavismo, que "alce la piedra quien esté libre de pecados" decía el Maestro, Jesús de Nazaret, pues de eso se trata, de las piedras que todos cargamos, de las responsabilidades que todos tenemos con la revolución, en particular en esta hora critica.

Fíjese bien; Vivas Santana escribe su artículo mencionado, "El madurismo se debate entre suicidarse o asesinar a Venezuela" publicado en Aporrea, las razones de fondo es que para este caballero, "el madurismo ha generado en el país una máxima de podredumbre, al destrozar aceleradamente en la pobreza a millones de ciudadanos desde su ascenso al poder (2013). Lo único que ha logrado impulsar Maduro y sus ramplones ha sido una inflación de tres cifras anuales, quiebra del aparato productivo, decrecimiento económico, pulverización del salario y una terrible impunidad sobre la cual se manejan las mafias paralelas de la economía con la repartición de nuestras divisas y la monopolización en la distribución de los alimentos, tanto en grupos "bachaqueros", como en castas importadoras, sobre lo cual debemos sumar los "ideados" Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), que vienen a ser la perversa herramienta "alimentaria", porque obliga al pueblo, especialmente al más pobre, a tener que arrodillarse en su dignidad y pensamiento ante el hambre" (7).

Vaya interpretación más ciega políticamente, más distorsionada de la realidad de lo que llama "el madurismo", decir que mismo ha creado el cuadro de podredumbre que tenemos, responsable presuntamente "de destrozar aceleradamente en la pobreza a millones de ciudadanos desde su ascenso al poder (2013)" y ¿qué responsabilidad tiene el capitalismo, el mercado en "la pulverización del salario"?, nada dice el doctor Vivas Santana tan solo afirma que el madurismo es responsable de "la quiebra del aparato productivo, decrecimiento económico,… terrible impunidad sobre la cual se manejan las mafias paralelas de la economía con la repartición de nuestras divisas…". ¿Pero quién quiebra al aparato productivo?, el monopolio del rentísmo petrolero, de las divisas del estado o la vieja concepción de la dependencia de un modelo de crecimiento económico privado que no ha sabido reingeniarse, redimensionarse técnicamente, de colocarse de frente a las necesidades del desarrollo, de sobrevivir a las coyunturas petroleras. Y que tan solo ha vivido de las rentas petroleras ejerciendo el monopolio de las importaciones y la distribución de alimentos y fármacos.

Nada de esto, no señor hablan el señor Vivas Santana, por eso estos señores, Evans como Vivas, al decir del primero, se proponen salir del madurismo, como expresa Evans en síntesis, "Es por eso que ya es hora de salir del gobierno de Maduro,…" (8). Asimismo, "El tan mencionado REVOCATORIO no resuelve la problemática del país, es voz común" (9). Pero les voy a recordar la frase de pepe Mujica, que trae a colación Chene, "* el imperialismo no va a cambiar. Somos nosotros los que tenemos que cambiar" (10), con ello estamos diciendo, que haga lo que haga Maduro tenemos una responsabilidad compartida, y la salida no comienza con Maduro, sino con nuestra cambio personal, con nuestra participación social y política, con asumir nuestras responsabilidad por construir el socialismo desde lo local, regional, nacional e internacional así como lo hizo Chávez.

Así pues lo que sucede con quienes piensan que existe el madurismo es bueno citarles las palabras de Héctor Baiz, "La realidad es, en principio, un caos que no significa nada, pero sirve de alimento a la verdad, la verdad es un pedazo de realidad con significado, con valor humano. … Pero es lo que sucede también con las grandes ideas que se alimentan de la realidad, y de la política seria que también se alimenta de ella; comienzan a tener valor ético de tanto confrontarse con ella, comienzan a acercarse a la verdad de toda la sociedad humana" (11). Esto es lo que sucede con el chavismo y el pseudo-madurismo, inventado para victimizar primero a Maduro, luego destruir al chavismo, es decir; "Cuando tú haces una fotografía (….) de la realidad privilegiando solo parte de ella, ese pequeño marco de realidad…." (12).

¿Dónde está la verdad del chavismo actual?

Luego se pregunta nuestro camarada Baiz, a tono con la discusión que seguimos de la existencia del madurismo, "En general, alguien pregunta que dónde está la verdad, bien la verdad está donde está tu corazón, y tu mente y tu cuerpo entero. En resumen, no es dada, no viene de afuera, es profundamente humana, es obra humana. Es el único Dios que existe, aquel creado y amado por el hombre, sea verdad revolucionaria o no, ha sido creada por el hombre, y como tal va de su mano. La verdad es una revolución permanente…". (13). En verdad quienes piensan así, que la verdad es subjetiva que ella no existe independientemente de nuestro corazón y mente" están extraviado en hallarla, la verdad es objetiva, ella no es dios y mucho menos creado por el hombre, existe independientemente de la consciencia humana, pero eso, si la verdad del chavismo, es una verdadera revolución permanente.

Por tanto; "el madurismo" no existe, es un invento subjetivo de Chene, Evans y Vivas Santana entre otros, y lo corrobora el pensamiento del marxismo como tal, es decir: "El marxismo es un pensamiento que se alimenta de la realidad y se confronta y confirma con ella como un anhelo de justicia. Su método, su dialéctica es un continuo carearse con la realidad, confirmarse contra la realidad. Su verdad nace de anhelos, de valores humanos de justicia y rebeldía, y también yace en su método, gracias al cual nace una fuerte teoría crítica de la realidad, de otra verdad pero impuesta, intolerable para las mayorías paupérrimas, una crítica a otra ideología que se ha hecho hegemónica. Y la posibilidad de cambiarla, siempre confrontando a la realidad y siguiendo la guía de su verdad, de sus valores fundamentales de justicia e igualdad y respeto a la naturaleza, valores humanos demasiado humanos" (14).

De manera que quien le da carta ciudadanía políticas al chavismo es el socialismo, como una parte del movimiento socialista mundial, como una corriente del pensamiento ideológico de la revolución bolivariana, un legado de los chavistas venezolano, y dentro de ellos, está Maduro, no el madurismo como tal, lo confirma la realidad, el chavismo se alimenta del pensamiento de la teoría critica, como así mismo lo hace Maduro del chavismo, siguiendo la herencia ideológica política del chavismo desde 2000-2012, la continuidad de sus obras revolucionaria, el chavismo es una crítica a la hegemonía del capitalismo como Maduro es antimperialista, anticapitalista y socialista.

De igual manera sucede con Maduro como sucedió con el chavismo y el marxismo como teoría de la revolución socialista, son víctimas de descalificaciones y acusaciones infundadas, viciadas, perniciosas, son decadentes sus críticas penetradas como dice Baiz de "El liberalismo y el neoclasicismo económico, las dos caras teóricas del capitalismo, son el intento de hacer de una realidad, de un caos completo, una verdad universal incontrovertible; hacer comprensible, racional y natural al capitalismo, a la explotación capitalista humana y de la naturaleza y a las guerras en una pseudo filosofía y unos métodos y prácticas investigativas precarios con pretensiones de conocimiento universal, y fatalista" (15). Es decir de distancia del socialismo chavista. Las razones, la lucha por el poder, "….cuyas ideas se construyen sobre prejuicios de clase, sobre presupuesto falsos de privilegios y hegemonías; sobre una gracias n mentira cargada en nuestro disco duro. Es así como sus métodos positivistas resultan precarios o desfasados de una realidad que los contradice cada instante, que suele negarlos, pues es difícil racionalizar un cáncer, un caos, como es vivir en la sociedad capitalista" (16).

Más concretamente ese punto de vista del madurismo se construye epistemológicamente basados en "Una teoría, la liberal, quiere justificar la realidad presente que es una verdad dada y decadente y a la ideología burguesa o pequeñoburguesa que la sostiene, y la otra cambiar esa realidad, sustituir su ideología por otro sistema ideológico, sustituir un espíritu por otro de valores opuestos…" (17). Esta es manera de enfocar quienes atacan a Maduro con la idea del Madurismo., el pretender hacer cambiar el chavismo por otro espíritu, el madurismo, es decir; "otro sistema ideológico, sustituir un espíritu por otro de valores opuestos".

Así pues quienes defendiendo la Constitución, obra de Chávez, atacan al "hijo de Chávez", es bueno decirle con Baíz, que "…ese mecanismo está siendo manipulado y usado por la derecha para sus fines siniestros. Firmar el referéndum convocado por la derecha porque no tienes bolas ni claridad política, porque no tienes claro los conceptos para la pelea de las ideas, es el símbolo de un oportunismo cobardón que los iguala a sus enemigos", (18). Por tanto, "un chavista, un socialista verdadero, un revolucionario no se pone serio a querer hacer la revolución desde un peorro referéndum, por más constitucional que sea y por más obra de Chávez haya sido la constitución. Es subestimar la visión política del comandante" (19). Y eso son los reclamos de muchos socialistas de izquierda, de chavistas críticos como Alcalá Cordones.

La prueba de la trampa del Referendo Revocatorio

Pero midamos las palabras, sucede que quien llama a ser "chavistas, socialistas y revolucionarios" señala que "No firmamos el referéndum, porque el enemigo es el capitalismo, no Maduro Por más tonto que sea el rey desnudo. Después de él vendrá otro peor, sea de la derecha interna o de la derecha externa. Maduro es un accidente del capitalismo, y nada tiene que ver con Chávez y con el chavismo, así moleste decirlo. Mientras haya uno solo chavista en el gobierno o en el Psuv hay que insistir en el debate, la crítica abierta y honesta, y en la rectificación del rumbo" (20).

Entonces donde está la verdad, somos o no somos, somos todo lo contrario, si "el enemigo es el capitalismo", no es Maduro, y que por otra parte; "Maduro es un accidente del capitalismo" es una incongruencia filosófica, una contradicción política, de allí a decir además que no firmamos contra Maduro "Por más tonto que sea el rey desnudo", tiene una connotación, una descalificación del conductor del estado venezolano, en sintonía con la oposición más o menos de "bruto", una descalificación inclusive de la elección del chavismo, del "rey desnudo". Agregando por otra parte; el vaticinio que luego de Maduro, "Después de él vendrá otro peor, sea de la derecha interna o de la derecha externa. …y nada tiene que ver con Chávez y con el chavismo, así moleste decirlo. Mientras haya uno solo chavista en el gobierno o en el Psuv hay que insistir en el debate, la crítica abierta y honesta, y en la rectificación del rumbo".

Lo que si molesta de un camarada como el señor Baíz es que siga las tendencia del imperio, que se olvida del marxismo, de la lógica del capital, cuando dice que en lo futuro, "Después de él vendrá otro peor, sea de la derecha interna o de la derecha externa. …y nada tiene que ver con Chávez y con el chavismo", no está indicando que la contrarrevolución se hace poder, que el pueblo no tiene esperanza con "el tonto de Maduro", con el rey puesto a desnudo, eso sí, hay que "rectificar en el chavismo".

Decía que Baíz plantea la condición de que "No firmamos el referéndum…, "Después de él vendrá otro peor" Lo que si molesta de un camarada como el señor Baíz es que siga las tendencia del imperio, que se olvida del marxismo, de la lógica del capital, cuando dice que en lo futuro, "Después de él vendrá otro peor, sea de la derecha interna o de la derecha externa. …y nada tiene que ver con Chávez y con el chavismo", no está indicando que la contrarrevolución se hace poder, que el pueblo no tiene esperanza con "el tonto de Maduro", con Maduro que es otro más, de "lo peor", el rey puesto a desnudo, eso sí, hay que "rectificar en el chavismo", que no valoramos nuestra gente, nuestros compatriotas, nuestros hombres, lejos de ayudarlo lo descalificamos, a nuestros líderes.

El puñal de la inoculación del neoliberalismo

Sigamos; aquí es donde coincide con Vivas Santana los juicios de Baiz, con aquellos de que Maduro es responsable de llenar de pobres el país, como de Evans de aplicar un paquete neoliberal, dice: "Mientras tanto Cisneros, Mendoza y la oligarquía de siempre se cogen el país y hacen lo que le da la gana, valiéndose de un gobierno distraído y distractor, alcahuete, que voltea todo a veinte años atrás, disimulando con eufemismos como Claps o Plan de Abastecimiento Complementario (o sea, si lo quieres, entonces págalo tan caro como el capitalismo lo quiera) ¡No me jodan!... Y mientras ven los toros desde el burladero, digo, desde las tribunas" (21). Es bueno aclararle que Maduro le clavaron un programa neoliberal, le inocularon un ajuste de precios involuntario, luego pasa a revisar "el control de precios", dada que la situación ha cambiado desde Chávez, que el mercado petrolero cambió, que el capital volvió a repetir su trampa monetaria, la estrategia de devaluar la moneda para someter al país a la hiperinflación, y con ello como alegaba Vivas Santana a "destrozar aceleradamente en la pobreza a millones de ciudadanos…una inflación de tres cifras anuales, quiebra del aparato productivo, decrecimiento económico…" entre otros fenómenos económicos, sociales y políticos. Esto muchos no lo puede entender, la estrategia del imperio, los obnubila los prejuicios pequeños burgueses sobre todo en estos momentos que Elías Jaua llama "época de turbulencia y nosotros los "años Post-Chávez". ¡Algo está supurando en la revolución enferma?" (22), los traidores al socialismo.

En verdad; "algo está "supurando en la revolución", la hinchazón del capitalismo y sus contradicciones, lo que Jaua llama la turbulencia y lamentablemente Baíz renunciando a chavismo, la era Post-Chávez, los años Post Chávez", pues ya no lo ha confesado de que viene no es un chavista, sino que "vendrá otro peor, sea de la derecha interna o de la derecha externa. …", en realidad no sabemos con quién hablamos con un chavista o un infiltrado, con un político de izquierda o un uno de derecha, pero por sus palabras los conocerías también, por toda palabra que sale de su boca, todo pensamiento que dice y habla, así pues no entendemos el título de "La colonia liberada y la lucha de clases", si el ejemplo no entra por Casa.

Ahora veamos; donde está el problema con Maduro, con su obra de gobierno, para Baíz está en "La torpeza del este gobierno raro de Maduro está en no haberse dado cuenta del gazapo político, poco disimulado, cuando le clavaron a su propio plan capitalista, el de Chávez" (23), es decir, Es decir, continua Baiz, "lo que al principio pensé fue una adulteración del Plan de Chávez, fue algo más torpe y burdo. Resultó…Tenían ya un plan hecho y alguien o algunos técnicos (yo apuesto por Menéndez y a Temir Porras) le hundieron como pudieron, es decir, metiendo el círculo en el cuadrado, al "Plan de la Patria" de Chávez, lo superpusieron sobre de sus propios planes, de entrega del país al capitalismo trasnacional. Una trampita para que pareciera que su plan capitalista (muy elaborado y coherente con sus propios objetivos y que señalan otros caminos contrarios a los de Chávez), derivaba de los principios o postulados independentistas de él…" (24).

Bueno una cosa son los deseos en política y otra la realidad, de la misma manera una cosa es lo que quiero y otra lo que puedo, en política solo se logra lo que la humanidad tiene posibilidades de alcanzar, la revolución bolivariana ha sido atacada desde el principio, desde que llegó Chávez, nada nuevo para Maduro, o para cualquier chavista que llegue a la presidencia, no hay duda que ha Maduro le clavaron "un plan capitalista". Un ajuste indeseado, la continuidad de la guerra política por otros medios, "la guerra económica", para que los pendejos caigan en el juego político, como bien explica Oscar Jiménez, respecto a la situación política, "Esta vez el escenario es otro pues el gobierno está debilitado ante la opinión pública por efectos del boicot económico que puso a la gente a comerse un cable…" (25), así muchos "están comiendo cable", mordiendo cable, cayendo en la trampa, dejándose arrastrar por las pasiones, por los bajos instintos, creyendo que Maduro es el rey tonto que se dejó clavar un puñal de neoliberalismo con un supuesto Plan de la Patria falsificado, "adulterado" y lo que es peor, "por Menéndez y a Temir Porras, le hundieron como pudieron, es decir, metiendo el círculo en el cuadrado, al "Plan de la Patria" de Chávez, lo superpusieron sobre de sus propios planes, de entrega del país al capitalismo trasnacional" al decir de Baíz.

El otro puñal del chavismo critico

Lo de entrega del país a la transnacionales viene por el asunto de "La explotación del Arco Minero" que desde antes Chávez había previsto, y hay videos que lo corroboran, entonces es aquí donde los chavistas críticos como Baiz y Amaranta Rojas se ponen como "rey al desnudo", tontos útiles tratando de meter "el círculo en el cuadrado", forzar la interpretación de una realidad deformada del legado de Chávez, de las políticas de Maduro, cuando es el mismo Chávez quien planificaba convertir al país en potencia mediante el Plan de la Patria, 2013-2019. Es extraño que siendo Chávez antimperialista y nadie lo pone en duda, inventó el llamado a las inversiones extranjeras en el Arco Minero, llamó al capitalismo hacer las inversiones como también lo hizo en la faja del Orinoco, Hugo Chávez Frías, a no ser que los chavistas críticos se quieran ahora después de muerto, deslindarse del Chavismo criticando a Maduro, creando grietas dentro del chavismo al declarar que Chávez no lo dijo y para Maduro "es simple publicidad su discurso anticolonial" (27).

Esto del imperialismo toca lo más profundo del ser venezolano, la Patria. Para Baíz "La Patria, sola, no significa nada, es algo difuso, una talla única que calza tanto en los capitalistas como en los socialistas, tanto en los ricos como en los pobres. El socialismo, que significa todo lo revolucionario, es hoy un discurso y nada más, un sujeto con predicado, y la independencia regresa a los libros de Morón y Pinos Iturrieta, mientras los pelucones vuelven a Miraflores" (28). Vaya razonamiento, sorprende que un revolucionario diga que la Patria calza para todos, pues la Patria, la nación es de todos, ella no se puede enajenar, menos la independencia y la soberanía, y esta no calza en el capital, en la lógica del capital, él es cosmopolita, no le importa tener Patria, su tierra es el lucro, el dinero, por eso se ensaña contra la independencia, contra la soberanía para aplicar el neoliberalismo, así que la Patria no es mero discurso, no calza en la derecha y la izquierda al mismo tiempo, es un discurso chavista, bolivariano, esperando que "los pelucones --como dice Maduro-- no vuelvan a Miraflores", al Poder.

Y esto tiene sentido; "Liberar a Venezuela del Imperio era liberarla del imperio de la explotación de la pobreza, de la ignorancia, de la enfermedad, de la injusticia, del imperio de la desigualdad. Liberarla de la lógica del mercado y el capitalismo; son palabras de Chávez en la Presentación del Plan de la Patria original, la cual le fue eliminada" (29). Aquí nadie ha abandonado el socialismo de Chávez, el chavismo, menos ha dejado de apoyar a Maduro, al chavismo de Maduro, lo corroboran las calles, las concentraciones, los mítines, la contraofensiva del chavismo., nadie disimula que el chavismo es una lucha de clases, por el poder del Estado al servicio del pueblo trabajador.

Para terminar; Baiz cree que en el arte de la política se disimula, ciertamente, en la transición se disimula la lucha de clases, con la Constitución se disimula la lucha de clases, Chávez lo sabía, maduro lo sabe, se trata de una guerra de posiciones, de cambiar la correlación de fuerzas, mientras no se tenga todos los naipes a favor no se puede avanzar., por ello escribe, "Se disimula además la lucha de clases. Ahora la Patria es de todos, en Paz, en una paz desteñida. Pero, por un lado va el socialismo en lo social, para los pobres; y control del aparato productivo nacional, el control del mercado y de la (eterna) renta petrolera y minera, para los ricos. Y si vamos desde la paz hasta la patria todo seguirá siendo como antes de Chávez, la paz pero resignándonos a las distinciones de clases, a la hegemonía de unos pocos ricos sobre las mayorías esclavas (a sus formas y maneras burguesas) a la voluntad de los ricos propietarios oligarcas de siempre" (30).

Pues bien; en qué mundo vive el señor Baiz, no es el capitalismo heredado de Chávez, en el mundo de la transición, pues bien siendo así el disimulo de la burguesía al perder el poder político evidente, pero no puede ocultar su guerra en especial la económica, la especulación, al escasez, el contrabando, el bachaqueo, la hiperinflación, el monopolio de la producción y la distribución, todo para declarar un boicot económico a la revolución, y esto lo disimula muy bien para que el pueblo crea que es la situación es producto del rey desnudo, del "tonto y bruto de Maduro", pues los pendejos son los que "se comen este cable" como el mismo de que "el Plan de la patria está adulterado", que "El socialismo, que significa todo lo revolucionario, es hoy un discurso y nada más, un sujeto con predicado", que "la paz –significa-- resignándonos a las distinciones de clases", verdaderamente un engaño, el oficio de los ilusionistas, y lo ratifica Jaua corroborado por Baíz: "Hoy, la disputa por el horizonte no solo es con el adversario histórico, las élites oligárquicas y el imperialismo; la disputa cultural también es en el seno del proceso revolucionario. Nadie se asuste, las contradicciones de clases se dan también a lo interno, ya lo explicaba Vladimir Lenin a principios de siglo pasado, y lo hemos vivido nosotros en estos 18 años de nuestra revolución en el gobierno" (31). Las contradicciones continúan no se estanca, todo es movimiento decía el oráculo de Éfeso.

Por eso Baiz concluye en que " ….A esos "revolucionarios" solo les queda respetar la ley burguesa que se extiende más allá del referéndum, que lo gobierna todo. Así Maduro y su equipo juegue con esas mismas reglas, no importa, es un simbolismo: hay que pelear con los tuyos (o que lo fueron, no importa) a muerte, pero no invitar a los enemigos de siempre a que los cayapeen, y a que nos cayapeen también a nosotros…." (31). Ciertamente; no hay duda nadie viene a cayapear a la revolución chavista, bolivariana y marxista, de eso los chavistas críticos pueden estar muy seguro. En esto el cámara Baíz no se equivoca, pero por favor, no cayapees a Maduro, a los chavistas.

Fuentes consultadas:

1.-Chene Andrés "Toque gerencial: madurismo no es chavismo", Aporrea, 21-10-2016.

2.-Valderrama, Toby y Aponte, Antonio "El gobierno inviable y el tridente chavista", Aporrea, 20/10/2016

3.-Chene, A., Ob. Cit.

4.-Vivas Santana, Javier A., "El madurismo se debate entre suicidarse o asesinar a Venezuela", Aporrea, 22-10-2016.

5.-Idem.

6.-Idem.

7.-Idem.

8.-Evans, Nicmer "¿Qué debemos hacer ante el madurismo?", Aporrea, 29-09-2016.

9.-Chene A. Ob. Cit.

10.-Idem.

11.-Baiz, Héctor (a) "¿De dónde vendrá la verdad?", Aporrea, 09-10-2016.

12.-Idem.

13.-Idem

14.-Idem.

15.-Idem.

16.-Idem.

17.-Idem.

18.-Baíz, Héctor (b), "Toby no va le a responder a Amaranta Rojas pero yo si quiero", Aporrea, 22/10/2016

19.-Idem.

20.-Idem.

21.-Baíz, Héctor (b), "Toby no va le a responder a Amaranta Rojas pero yo si quiero", Aporrea, 22/10/2016-

22.-idem.

23.-Idem.

24.-idem.

25.-Jiménez Oscar, "Caímos en la trampa y la MUD se crece", Aporrea, 21/10/2016

26.- Baíz, Héctor, (c), "Elías Jaua, la colonia liberada y la lucha de clases", Aporrea, 17/10/2016

27.-Baiz Héctor (c), Ob. Cit.

28.-idem.

29.-Idem.

30.-Idem.

31.- Baíz, Hector (b), Ob. Cit.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1246 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a236204.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO