Alquimia Política

La Conferencia de José Padrón en la UFT-Guanare

En cierta ocasión el escritor argentino Jorge Luis Borges dijo: "No soy lo que soy por lo que he escrito, sino por lo que he leído"; y lo mismo se puede decir con referencia a lo vivido: no se es por lo que uno es, sino por las personalidades que en el tránsito por la vida uno ha conocido. Puedo decir que he vivido de buenas noticias porque he tenido la oportunidad de interactuar, de conocer, de oír y ser oído por personas que en el ámbito en el que hago vida profesional (la academia), constituyen uno de los referentes fundamentales del pensamiento contemporáneo. Desde mi encuentro en 1991, con Umberto Eco y Camilo José Cela, en actividades especiales de la Universidad de Los Andes, Mérida-Venezuela, hasta conversaciones largas y de café con grandes de nuestra literatura como Rafael Cadenas, Renato Rodríguez, José Manuel Briceño Guerrero, Oswaldo Trejo, entre los que recuerdo en este instante. Y en el mundo de la academia tuve la oportunidad de crecer y aprender en el propio "ojo del huracán" filosófico con Ángel J, Cappelletti, Alfonso Gándara Feijoo, Miguel Martínez Miguélez, Trino Márquez, Alexis Mercado, Thais Maigón, entre otros.

De todas esas experiencias faltaba una que la veía como prioritaria en el campo de la filosofía de la ciencia, me refiero al Dr. José Padrón y se dio la oportunidad el pasado 30 de septiembre del 2016, en los espacios de la Universidad Fermín Toro, Extensión Guanare, estado Portuguesa, en un evento del Doctorado en Ciencias de la Educación (denominado I Jornada Perspectivas de la Sociedad del Conocimiento como visión generadora de Transformación Social), en donde Padrón disertó acerca del falso dualismo entre investigaciones cuantitativas y cualitativa.

Es importante destacar que la postura del Dr. Padrón es crítica y sobre todo, radical, en cuanto a que se ha dado una importancia inmerecida a la clasificación de los programas de investigación, orientándose hacia una postura esquemática, superficial, sin bases firmes, desde donde se visualiza la investigación de manera genérica y no se le permite al estudiante, al investigador, desarrollar sus capacidad heurísticas y construir desde sus ideas, y bajo el manual de la lógica y no de los libros de textos que indican cómo hacer una investigación, todo ese capital de nuevo conocimiento que se necesita en determinadas disciplinas de estudio.

Internalizando la postura de Padrón, se infiere que es importante recurrir a los enfoques, para obtener de ellos las premisas básicas que establezcan la unidad y complementariedad entre lo cualitativo y cuantitativo; se destacan como enfoques el empirista-inductivo, racionalista-deductivo y el Introspectivo-Vivencial. El enfoque empirista-inductivo se concibe como producto del conocimiento científico desde los patrones de regularidad, a partir de los cuales se explican las interdependencias entre clases distintas de eventos fácticos; el enfoque racionalista-deductivo, concibe como producto del conocimiento científico el diseño de sistemas abstractos dotados de alto grado de universalidad que imiten los procesos de generación y de comportamiento de una cierta realidad; los sistemas teóricos se basan en grandes conjeturas o suposiciones arriesgadas acerca del modo en que una cierta realidad se genera y se comporta, imitando la esquemática y abstractamente del sistema de hechos reales que pretende explicar, pero tampoco bajo la referencia de cómo son las cosas objetivamente, sino bajo la referencia de cómo una sociedad, en un cierto momento histórico, es capaz de correlacionar intersubjetivamente esa realidad con ese diseño teórico; y el enfoque Introspectivo-Vivencial, concibe como producto del conocimiento las interpretaciones de los simbolismos socioculturales, a través de los cuales los actores de un determinado grupo social abordan la realidad compulsa de los procedimientos de triangulación que permiten concluir que ésta posee ventajas metodológicas y epistemológicas, demostrándose la complementariedad existente entre investigación cuantitativa e investigación cualitativa. De este modo, el pluralismo metodológico postula tres visiones: diversificación y profundización de la información; validez metodológica para la corroboración y refutación de teorías; y garantía procedimental para la postulación de inferencias causales.

El aporte de Padrón nos lleva al centro de un nuevo debate en las ciencias sociales y ciencias de la educación, el de abandonar la percepción de la metodología a través de recetas y libros de "autoayuda", abordado por personas que no investigan ni han investigado, para develar una nueva corriente que vaya hacia una teoría de la investigación con base cognitiva, entendiendo por "base cognitiva", el estudio interdisciplinario que visualiza la información representada y transformada en la mente/cerebro, desde los fenómenos funcionales y emergentes, hasta las actividades neurofisiológicas del encéfalo y del sistema nervioso, incorporados, y que típicamente se les denomina como mente y comportamiento.

La investigación asume desde esta postura que nos indica Padrón, un comportamiento cognitivo guiado en posturas filosóficas, a partir de la lógica, la gnoseología, la epistemología y la filosofía de la ciencia, donde la praxis disciplinaria de las ciencias cognitivas modela las fronteras del conocimiento, representando una alternativa inter y multidisciplinaria, aunque son términos que no comparte Padrón, donde emergen nuevas propiedades y convergen elementos que reaniman una síntesis entre la percepción y la realidad, quiérase o no, ello significa imbuirnos en la transdisciplinariedad.

De toda la experiencia me ha quedado conocer y reconocer el pensamiento del Dr. Padrón, como uno de los alfiles principales de la teoría de la investigación, tiene, definitivamente lo debe aceptar él, que entender que su planteamiento nos lleva a un debate abierto, sincero y crítico, sin necesidad de caer en la arrogancia de las confrontaciones estériles. Hay mucho académico valiéndose de la metodología para crear condiciones "perversas" en los estudiantes e investigadores que prefieren "todo menos tesis", pero también hay académicos, como Padrón, que invitan a construir espacios creativos, a delinear un diálogo lógico en investigación y eliminar la demagogia "docta" que busca, deliberadamente, sacar del juego a criterios de profundización de la investigación racionalista deductiva, para imponer "Manuales" y testimonios de "esquematizadores", "diseñadores de recetas mágicas", cuyos pasos jamás permitirán accesar a un conocimiento objetivo y cercano a la perfectibilidad.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1626 veces.



Ramón Eduardo Azócar Añez

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: