El gobierno y la MUD nos quieren convertir en zombis

La última declaración de alias Chúo francamente para los pelos de punta. Nada mas y nada menos que «Levantaremos al país de tal manera que nadie querrá irse de Venezuela».

Nada personal contra este dirigente que bastante aplicación ha puesto en concentrar en su inefable humanidad el descrédito de que goza la MUD entre sus propios y obligados seguidores. Y ni hablar fuera de ellos. Pero es que esta declaración –que también es una promesa electoral– en particular recuerda aquella con la que engancharon a mucha gente haciéndoles creer que se acabarían las colas si la MUD ganaba la AN. Todos sabemos que el esforzado Chúo hace y dice lo que le dictan sus jefes de la patituerta Mesa de la Unidad, así que la génesis de esta ocurrencia nada original ni brillante hay que buscarla no en sus neuronas, sino entre las iluminadas mentes de los guías espirituales de la susodicha MUD.

El problema es que, luego de haber ganado la AN con esta promesa en conjunción con la ineficacia del Gobierno en la respuesta o solución de las colas sabrosas, etc., la MUD se dedicó al saboteo constitucional, al institucional y a solicitar la invasión de los gringos -brillando por su ausencia en su agenda- el tema de las colas y el deterioro de la calidad de vida en el país. La MUD se ha dedicado a la lucha por el poder olvidando el hambre y la salud de sus seguidores y no seguidores, no sin dejar de colocar su tributo en el agravamiento de las condiciones de vida de todos. Es de suponer que esta nueva forma de prometer lo mismo, es decir, otra vez acabar con las colas, les produzca a ellos un beneficio similar en poder político para sus negocios, mientras que el resto del país debamos esperar el aumento de la pugnacidad que en nada favorece a la paz necesaria para gobernar y planificar la economía con el concurso de todos los sectores. Asusta esta nueva promesa electoral, ya que precede como un presagio al fraude, a la decepción del sector opositor y a la profundidad de la crisis que padecemos aproximadamente casi todos, quedando excluidos oligarcas y vivos de todo pelambre.

Compitiendo en originalidad con esta nueva mentira de la MUD están Menéndez y Farías, quienes insisten en que ya casi todos estamos comiendo tres veces al día y, a veces, más. Ahora que me acuerdo, el propio Presidente de la República dijo por allá por Rusia en 2015, que entre mayo, junio y julio de ese mismo año, en 90 redondos días, pondría fin a la situación que ha generado no pocas preocupaciones a la población. Algo atrás, por 2013, dijo que iba a presentar la lista de quienes que se robaron miles de millones de dólares de los cofres del gobierno.

Creo que nuestra inteligencia y nuestra hambre demandan mejores mentiras tanto del Gobierno como de la MUD. Naturalmente que tampoco vamos a creerlas pero no sentiremos que se insulta a nuestra inteligencia además de condenarnos a esta vida miserable.

Conservemos hasta donde podamos nuestro entendimiento o la MUD y el Gobierno nos convertirán en zombis.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1343 veces.



Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Licenciado en Educación, mención Matemática y Física, Universidad del Zulia.

 oscar.fmyor@gmail.com

Visite el perfil de Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: