El golpe fascista regional y Venezuela como diana

No hay duda que la República Bolivariana de Venezuela, con los inmensas recursos energéticos, minerales estratégicos y acuíferos, más la posición geoestratégica, en la región suramericana y caribeña, aunada a la decisión de su pueblo de hacer de ella una patria libre y soberana, clasifica, junto a Irán y Siria, como las zonas más codiciadas por el imperialismo y con urgencia de acabar con sus gobiernos que son obstáculos para el proyecto de la dictadura financiera global. que con apoyo de la bota militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y los servicios de inteligencia está en marcha.

El presidente Barack Hussein Obama, no quiere dejar cabos sueltos y aprieta la ofensiva definitiva en sus últimos meses de gobierno, para avanzar tanto en América, como en Europa, Asía y el Medio Oriente, sembrando intrigas y desestabilización. No es casual, la actividad discursiva de la Casa Blanca en apoyo a la oposición terroristas venezolana y las campañas de desestabilizacioón en Bolívia y Ecuador. Tampoco es casual su movilización con tanto interés en los predios del Rio de la Plata, para chequear el trabajo que realiza su operador Mauricio Macri, con sus vasallos de Paraguay y Brasil, éstos últimos herederos de las sangrientas dictaduras del cono sur, actualmente en el poder, producto de golpes de estado. El primero vestigio de los sanguinarios gobiernos militares de la patria de San Martín, capturó el poder con la consigna de "El cambio", reflejo utilizado por las mafias criminales de la politiquería en el continente para pescar incautos y arrebatarles el poder originario, que luego ponen al servicio de sus amos del norte y la vieja Europa.

La arremetida contra Venezuela, desde Estados Unidos, coreada en nuestro lar nativo, por la "Cosa Nostra" que domina en la Asamblea Nacional, producto del engaño en que cayó el pueblo el 6D con el manido cuento de"El Cambio" , la Conferencia Episcopal Venezolana, Fedecámaras, la mediática privada y demás poderes fácticos son prueba contundente del cerco contra la revolución bolivariana.

Esta ofensiva imperial ha sido reforzada por la triple alianza de la mafia política suramericana, que pretende impĺosionar a Mercosur, utilizando para ello la asunción de la presidencia protempore de esa comunidad, por parte de Venezuela y las dificultades que vive la patria de Bolívar, elaboradas, programadas y ejecutadas por la derecha fascista internacional.

Esta operación forma parte. de los planes del Complejo, Industria, Militar y Comunicacional, dirigidos a consolidar el golpe continental contra los gobiernos progresistas, surgidos al calor de la ideología bolivariana, puesta en boga en los albores del Siglo XXI, por el Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías, desde la Gran Caracas.

El imperio busca provocar en la América insurrecta contra su dominio, el efecto dominó, desde la República Bolivariana de Venezuela, fuente permanente de inspiración para los pueblos que en el mundo luchan por su liberación y, creen en esa sentencia del Comandante Chávez Frías, de que: un mundo distinto, signado por la justicia social, la igualdad, el respeto a la autodeterminación de los pueblos, libre de las guerras y cadenas imperiales, con el amor revolucionario, como paradigma es posible.

El imperialismo representado por USA y sus accesorios de la Unión Europea, no le perdonan a la República Bolivariana de Venezuela, que se haya convertido en la puerta de entrada o puente, para que las economías insurgentes de la Federación Rusa, China, India, Irán y otras, hayan entrado con éxito a realizar intercambios y negocios con los gobiernos de esta región, bajo parámetros de cooperación, respeto por la soberanía y la cultura de estos pueblos, que no representan para esas potencias una mercancía o un número más en mapamundi, sino aliados y naciones iguales, con quienes es posible avanzar en la conformación y fortalecimiento de un mundo pluripolar y multicéntrico para la preservación de la paz y vida del planeta, amenazadas por la vorágine del imperialismo.

Tampoco le perdonan a esta patria soberana que haya servido de catapulta para empoderar de manera definitiva a MERCOSUR, como bloque económica mundial, al servirle de puerta hacía el Caribe y Europa. De haber sido el resorte para impulsar foros como: ALBA, UNASUR y CELAC, modernas comunidades, que vienen a reemplazar a organismos coloniales como la Organización de Estados

Americanos (OEA), que seguramente el señor Luis Almagro, pasará a la historia, como su sepulturero oficial y con el orgullo de haber escrito el réquiem, para "este ministerio de colonias" de los Estados Unidos de Norteamérica. Igualmente esas instituciones regionales representan un contrapeso para la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que también deberá deslastrarse de la influencia y tutela del terrorista planetario, si quiere continuar como escenario válido para discutir y solucionar los conflictos en el orbe.

Este panorama nos da un idea, de lo que representa Venezuela en Suramerica y el Caribe, como región en disputa, por las fuerzas imperiales que pretenden su recolonización y las potencias emergentes, que la ven desde la óptica de una poderosa palanca para fortalecer un nuevo mundo posible, en la diversidad, la solidaridad, el respeto entre pueblos y la paz universal, libre de la hegemonía expoliadora, racista, genocida y depredadora del ambiente, que hasta hoy sobrevive en algunos países de la región, con gobiernos oligarcas, complacientes, cancerberos imperiales, que se conforman con el mendrugo diario y la lisonja de sus amos, que son los auténticos gobernantes de esas patrias sometidas.

En el Medio Oriente; Irán y Siria, son los obstáculos que USA y la UE, tienen para atacar a Rusia y a China a sus anchas. cometido que hasta ahora no han podido alcanzar, pese a tener cabezas de playa, como Israel, Turquía, Arabia Saudí, Katar y todas las testas coronadas y gobiernos lacayos, que hacen causa común actualmente con sus amos, para impulsar la anhelada derrota de Siria, que día a día se les pone más cuesta arriba y por eso los esfuerzos del tapón del sionismo, Jhon Kerry, que junto con Ángela Merkel y otros actores proponen cumbres para tratar de ganar tiempo con miras a reorganizar y armar de nuevo a los diezmados grupos terroristas dominados por el fuego de los patriotas árabes, la guerrilla kurda y la aviación rusa, que están derrotando la sucia guerra imperial.

Viendo así el panorama global, lógico es concluir que Venezuela, como Irán y Siria, están en la misma categoría para el imperio, que aúpa el golpe fascista regional, operación en la cual Venezuela es la diana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1157 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: