El Arco Minero, si no tuviéramos como defenderlo mañana, debemos utilizarlo hoy

Con el proyecto del Arco Minero vuelve a la memoria la lucha que llevamos a cabo en los años 80-90/XX, contra la pretendida deforestación de la sierra de Himataca durante los últimos gobiernos adecopeyanos y sus embriones, orientadas por los intereses de las diversas trasnacionales que hoy, no debemos dudarlo, pretenden la misma riqueza y a costa de lo que sea. Es bueno acotar que en aquel entonces teníamos una inmensa razón ecopolítca y además se trataba de gobiernos en plena decadencia cuartorepublicana, lo cual abría las perspectivas para acciones populares de índoles políticas que permitirían cambiar a dichos gobiernos, y se logró.

En la situación actual, confieso no conocer, por razones obvias, la justificación chiquitica que llevó al gobierno del Presidente Maduro al plantearse la utilización de los recursos minerales preciosos y estratégicos que allí se encuentran, sin embargo, me atrevo a especular, aunque parezca contradictorio, que lo es, esgrimiré elementos objetivos en favor del Presidente.

Por una parte manifiesto que no dudo que estas mismas transnacionales también están detrás de las acciones para derrocar al Presidente Maduro, insistiendo éstas por todos los medio y con todo, para lograrlo; tampoco dudo que el Presidente Maduro no lo sepa, así como el Presidente Chávez, igual siempre supo que las transnacionales petroleras a pesar de venderles petróleo con todas las garantías comerciales, siempre conspiraron en su contra. Ahora, si tomamos como referencia para el análisis lo que viene pasando con la aparición de nuevas fuentes de energía y las bajas inducidas de los precios del petróleo y sus dificultades para lo obtención de las divisas mal acostumbradas, independientemente de lo que se dio o se ha dado, con la conducta nada ética de administradores, ante la situación estructural presente en la problemática económica y social que conocemos y fundamentalmente padecemos como proceso político junto al pueblo revolucionario, en mi sencilla consideración creo que el negocio planteado por el Presidente Nicolás Maduro, con lo del Arco Minero, se debe a una definida táctica económica combinada con un plan estratégico para permitir la entrada de recursos económicos importantes que se utilizarían en las misiones sociales, por cuanto los recursos naturales y energéticos presentes en el Amazonas apenas se están utilizando en los grandes proyectos económicos mundiales, pues, en definitiva, esto es lo que debe tomarse muy en serio y desprejuiciados como referencia para jugar partida en la cuestión del Arco Minero.

Por un lado, estas empresas mineras independientemente de que se aprovechan del negocio, asimismo, estimulan la incertidumbre entre los venezolanos, unas por naturaleza propia y otras inducidas, cuando surgen entre diversas personalidades y colectivos ante las insuficientes explicaciones teóricas dadas por el gobierno en torno al porqué del proyecto, permitiéndose con ello sembrar dudas para cosechar desconfianza sobre el Presidente, sumándole ganancias políticas a la derecha internacional. Todo esto mientras las transnacionales se frotan las manos al lograr posesionar el aislamiento del gobierno de parte importante de intelectuales y demás conocedores sensatos de la materia ecológica y en el pueblo, así, como consecuencia asume que con este aislamiento se produciría el debilitamiento y que por añadiduría, conseguirían la pretendida caída de Maduro, siendo así, igual, o mejor aún, sin ningún obstáculo constitucional o técnosocialista, pero lo más grave, sin pueblo ni fuerza que lo evite, se apoderarían de las riquezas naturales que se conocen existen y por descubrir en toda la zona minera y energética y más allá, todo como ya tienen concebido el negocio generándose ganancias y más riquezas y por concepto de pago al haber contribuido a tumbar el gobierno y colocar recursos para la reconstrucción que habrían de hacer.

Todo lo demás sería una triste y realmente utopía no solo inalcanzable, si no retrotraída en toda la América Latina, de allí la importancia histórica que debemos darle al Arco Minero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1409 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a232788.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO