¿Ganamos o perdimos en Río 2016..?

 

 

Aún quedan horas para el final de Río 2016, pero para responderle al análisis traidor de la derecha pitiyanqui, sobran los argumentos a favor de los patriotas, y aún si no contáramos con las medallas de la negra bella de Anzoátegui, del caciquito de El Vigía y de la bicicletuda Stefany…

…………………………………………………………..

Primero y Principal: llegamos allí por méritos.

Lo primero que hay que poner sobre la mesa, a la hora de ver cómo nos fue en Río 2016, es que esta delegación de 87 jóvenes venezolanos, no llegó a Brasil porque Nicolás sacó la chequera y fueron tantos como plata había para pagar pasajes y otros gastos, no, no viajó quien se nos dio la gana, nadie llegó allí porque era amigo de fulanito, ni nada de eso, todas esas muchachas y muchachos tuvieron que clasificar en competencias internacionales, dar marcas mínimas para estar adentro, todos se ganaron su boleto sudando duro y en la cancha, que es donde se ven los gallos… Más bien, como Yulimar Rojas, Robeylis Peinado, otras y otros, ellos llegaron colgando de su cuello medallas de oro, de plata y de bronce de otros torneos, porque si bien los Juegos Olímpicos son lo máximo, hay otras competencias, por situación geográfica, campeonatos mundiales por disciplina o por edad, donde a Venezuela le ha ido muy bien, teniendo en esas instancias, inmediatamente inferiores a los JJOO, una verdadera Generación de Oro.

Y no es na’más una delegación,

¡es la punta del iceberg de una política de masificación deportiva..!

Se me le ocurrió escribir estas líneas cuando vi un documental de la hermana colombiana, Caterine Ibargüen, ganadora del oro en el salto triple. Unos veedores pasaron por su escuela buscando talentos y luego de descubrirla le trajeron entrenadora de Cuba, le brindaron pues, a ella y a otros talentos descubiertos así, toda la atención del caso. En Venezuela en cambio, la escuela, el barrio, todo el país está en una de deporte, y no buscamos una aguja en un pajar, los talentos salen del montón de muchacho@s haciendo deporte, en esa inversión colosal que es Barrio Adentro Deportivo, la cual por supuesto puede y debe ser mejorada, aprovechando el entusiasmo que la Revolución Bolivariana le ha metido al asunto deportivo, porque también los colectivos puyan con su accionar a los entes oficiales, que a veces se quedan cortos, como en la Carretera Vieja Caracas-La Guaira, donde hay finales de torneos, de hombres o de mujeres, ¡con 500 o más personas de público! y esos esfuerzos merecen por supuesto más apoyo, que la gente no ande mendigando para los premios, que la dirigencia deportiva tenga aún más talento político a la hora de su contacto con la comunidad, porque no es necesario que todo lo hagan los entes oficiales, lo inteligente es que lo oficial facilite el que el Poder Popular ejercite su músculo organizativo, creativo.

Entonces, a lo hecho, pecho, a mejorar, que claro que es posible

y a investigar la lesión de Robeylis, por favor, que no me la creo…

Según nuestra dirigencia, estaríamos cumpliendo con nuestras expectativas de diplomas, lo que nos pone en varios deportes entre los primeros 10 del mundo… y si antes de la medalla de Finol, ya estábamos en el puesto 57, el resultado final no está nada mal, si vamos como de 50 en más de 200 países. Mejorando, un día, ¿para Japón 2020, por ejemplo? el mundo tendrá el gusto de ver en esa superior vitrina, el fútbol de Deyna Castellanos, la mejor juvenil del mundo, según la FIFA, la Messi de las chamas, nada menos. Porque queda mucho por hacer pero tenemos una ventaja colosal en las ganas, en la avasalladora personalidad con que nuestr@s muchach@s enfrentan el competir, con un orgullo de ser venezolanos, ante el cual deberían morirse de vergüenza algunos traidores y vendepatrias que andan por ahí.

En mi balance personal, lo más bravo fue ganarle a China, décima en el ranking, lo que pone a nuestro básquet en la puerta del club de los mejorcitos, saltando el charco, ya que aquí ya somos los campeones continentales.

Todo lo cual ha sucedido con Guerra Económica, ¡con terrorismo económico! y con todos los esclavos del imperio, criollos o extranjeros, intentando estrangular a la Revolución Bolivariana, lo que ni así conseguirán, porque aún cuando nos han causado grandes daños y molestias, eso también lo superaremos, porque es evidente que estamos comenzando a pasar a la ofensiva, y eso que Rondón no ha peleado, ¡y eso que Chávez todavía no ha peleado..!

 

 
 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4784 veces.



El Tano Yea

Poeta inurbano, diseñador gráfico. Integró el equipo de comunicaciones de La Moneda cuando el presidente Allende en Chile. En Venezuela, diseñador de los empaques de los productos Casa, que se venden en Mercal. Coordinador de Abrebrecha-UCV. Del Colo-Colo en Chile y del Zamora en Venezuela.

 abrebrechaucv@yahoo.com      @eltanoyea

Visite el perfil de El Tano Yea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: