¿Hasta cuando impunidad para la delincuencia golpista?

Una cosa es que lo vivamos y otra que nos cuenten la existencia del clima de impunidad frente a delincuentes políticos que diariamente atentan contra la estabilidad emocional de la población y de las instituciones del poder establecido en la República Bolivariana de Venezuela.

Los denominados diputados de la MUD, las 24 horas del día están en las pantallas de televisión, en radio y en medio impresos generando desasosiego en la comunidad, con sus bravuconadas de guapos de barrio, denigrando del Consejo Nacional Electoral (CNE) y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), descalificando a las magistradas, contra quienes lanzan toda su carga de misoginia, calificándolas de todo, menos de damas venezolanas, profesionales, honestas al servicio del Estado que merecen respeto por su condición de funcionarias de un poder constitucional y fundamentalmente por ser madre, mujer, ser a quienes todos debemos nuestra existencia.

La ciudadanía nos sentimos cansados del malandreo de estos señores que engañaron al pueblo que les dio su voto el 6D, con la promesa de trabajar por el país, y lo único que hacen es auspiciar el cáos y la desestabilización del estado y de manera puntual a la población, que diariamente bombardean con sus mensajes de violencia y haciendo creer que estamos en una situación de guerra civil a corto plazo si el CNE y el TSJ, no violenta la normativa legal y les complace avalando el golpe parlamentario, contra el presidente legítimamente electo Nicolás Maduro Moros.

Ya basta de calarse a estos delincuentes amparados en la inmunidad parlamentaria. Desafiando a todos los preceptos constitucionales y leyes de la república, a ex profeso, presentaron al CNE, como requisito para legitimarse como solicitantes del Referendo Revocatorio, un conjunto de nombres de ciudadanos que supuestamente habían firmado, de los cuales más del 60 por ciento resultaron ser falsos, por no existir en le registro electoral, por haber fallecido, por estar con sentencia firme por diversos delitos o por no haber cumplido la mayoría de edad, para ejercer ese derecho puntual, con lo cual de entrada incurren en un delito, un fraude contra la fe pública.

Luego emprenden una campaña de descalificación y de amenazas contra instituciones como el CNE y en contra del TSJ, porque no administra justicia a la carta, con el menú que ellos quieren imponerle. Como si esto fuese poco están recorriendo el país, convocando a una manifestación nacional denominada: "La Gran toma de Caracas", para el primero de septiembre y con una velada amenaza contra la tranquilidad pública en sus declaraciones a la prensa señalan que: será responsabilidad del CNE y del gobierno de Maduro, lo que ocurra ese día en la capital.

Es el mismo guión del 11, 12 y 13 de abril de 2002, cuando estos mismo actores a través de llamada "Coordinadora Democrática" hoy mutada en Mesa de la Unidad Democrática (MUD), convocaron una marcha, que luego desviaron hacía Miraflores, en cuya trayectoria previamente habían colocado francotiradores, que ejecutaron la denominada "Matanza de Puente Llaguno", que con la complicidad de los canales de privados de TV y demás medios, intentaron endosársela al Comandante Hugo Chávez, para el momento presidente constitucional, para justificar el criminal golpe, que activaron en su contra y que llevó al empresario Pedro Carmona Estanga al cargo de dictador por 47 horas, durante las cuales los dirigentes de Primero Justicia y de la hoy Voluntad Popular, se erigieron en Torquemada y desataron una feroz persecución contra el pueblo chavista.

Hoy quieren repetir el abril de 2002, en septiembre de 2016. Afortunadamente hoy no cuentan con el generalato traidor de aquel momento, ni con la misma fuerza armada, manipulada y con una mordaza legal. Pero seguramente cuentan con sus aliados paramilitares, para provocar un baño de sangre y endosárselo mediáticamente a Nicolás Maduro y a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Con estos antecedentes y la conducta actual de la MUD- Coordinadora Democrática, no hay que pensarlo mucho para preguntar: ¿Hasta cuando impunidad para la delincuencia golpista?


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1144 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: