La contradicción principal de Néstor

En el título de su carta Néstor Francia se dirige a lo que él llama chavismo disidente; en su desarrollo se ve que se refiere a la Plataforma por la Defensa de la Constitución Bolivariana y a Marea Socialista principalmente.

Leo en su carta que la contradicción principal del país es la guerra no convencional que nos está haciendo el imperialismo norteamericano. (Realmente nadie dirá que tal guerra no convencional no existe o que efectivamente no tiene importancia fundamental.

Previendo refutaciones, argumenta acerca de la más grande calamidad que azota a nuestro mal alimentado país:

"(…) si se critica que hay corrupción, o que el burocratismo y la ineficiencia colonizan al Estado y al PSUV, o que se cometen errores económicos (en algunas se lleva razón, en otras no tanto), ninguna de esas críticas borra ni puede estar por encima de la contradicción principal, de manera que la gran tarea actual de los revolucionarios venezolanos es defender la Patria y enfrentar la agresión imperialista. Y eso pasa por rodear y apoyar al gobierno de Nicolás Maduro y a la dirigencia revolucionaria, por más críticas que tengamos, (…)"

Puede suponerse que los misteriosos funcionarios responsables del asunto del desfalco de las divisas (que tanta falta nos están haciendo) y mas de un ministro ineficaz estarán muy de acuerdo con esta estrategia para defender la Patria de Bolívar. Esto para poner dos ejemplos. Néstor Francia nos está pidiendo que olvidemos indefinidamente el gravísimo problema de corrupción, burocracia e ineficiencia que tanta y determinante influencia ha tenido en las circunstancias en las que hoy se encuentra el país y, por cuyas causas, lo que alguna vez pudo ser un proceso verdaderamente revolucionario que apuntara al socialismo, hoy ha cedido su lugar a entendimientos con la burguesía nacional y transnacional al mismísimo y cercano estilo de la IV república. La corrupción ha creado las condiciones de debilidad en la que estamos y ha servido de campo abonado a la guerra no convencional, pero estas condiciones no son obra de Bush o de Obama, son obra vernácula, criolla.

El asunto de la contradicción principal estaría claro si en este momento estuviera en camino la IV flota solicitada por la oposición o si estuviéramos confrontando una guerra contra un ejército invasor, como en Siria, por ejemplo. Pero no es este el caso, a pesar de la gravedad de la amenaza que pende sobre nuestras cabezas por el decreto del premio nobel que todavía es presidente en el país de los dueños de la MUD.

Entonces, siguiendo a Néstor Francia, ¿nos olvidamos de toda la corruptela y toda la ineficiencia y acompañamos al Gobierno sin chistar sobre esos aspectos? ¿Así se derrota la guerra no convencional cuando sabemos que esas desviaciones han sido también causa del sufrimiento que hoy padecemos casi todos? ¿Acompañamos sin chistar siquiera al Gobierno en su política de liberación neoliberal de precios versión lenta pero segura, mientras los salarios permanecen congelados en el tiempo y nuestras entrañas llenas de gases? Si cuestionamos eso no faltará un Néstor Francia que diga que estamos haciendo el juego a la derecha.

En este momento crucial en el que estamos la contradicción principal de Venezuela es la lucha del Pueblo contra la ineficacia y corrupción de hoy y la que está regresando del pasado no superado de la IV república. Ese es el camino revolucionario, el que nos lleva hacia el socialismo; la redención nacional debe comenzar con la construcción de un movimiento distinto al chavismo y a la oposición.


oscar.fmyor@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1327 veces.



Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero

Licenciado en Educación, mención Matemática y Física, Universidad del Zulia.

 oscar.fmyor@gmail.com

Visite el perfil de Oscar Henrrique Fuenmayor Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: